CLÍNICA LES CORTS
93 405 29 29
CLÍNICA HOSPITALET
93 261 52 17
CLÍNICA SANT CUGAT
93 675 20 91

Periimplantitis: qué es, causas y tratamientos

La periimplantitis es una de las principales complicaciones asociadas con los implantes dentales. Dado que, en demasiadas ocasiones, suponen la caída del implante, es fundamental que conozcas todos los detalles sobre esta complicación, especialmente los síntomas que te pueden hacer sospechar de la existencia de la enfermedad.

¿Qué es la periimplantitis?

La periimplantitis es una enfermedad inflamatoria que afecta a los tejidos que rodean a un implante dental. Entre otras cosas, provoca la pérdida del hueso de soporte en el que se debe integrar el implante. Por ello, una periimplantitis que no se trata adecuadamente puede llevar a la caída del implante.

¿Cómo saber si tienes periimplantitis?

La periimplantitis es una afección que, en sus etapas iniciales, puede ser asintomática. Una vez que se manifiesta, sus principales síntomas son los siguientes:

  • Inflamación y/o enrojecimiento de la encía que rodea el implante.
  • Sangrado al cepillar o tocar la zona del implante.
  • Supuración de pus alrededor del implante.
  • Dolor o molestias en la zona donde se ha colocado el implante.
  • Movilidad del implante. Este es un signo que puede indicar una pérdida ósea significativa.
  • Pérdida ósea alrededor del implante. Este síntoma solo se puede constatar a través de radiografías panorámicas o periapicales.

Diagnóstico de la periimplantitis

Si, unas semanas o meses después de que te hayan colocado un implante presentas alguno de los síntomas anteriores (enrojecimiento, inflamación, sangrado…), es esencial que acudas a un dentista o periodoncista.

Una vez en la clínica dental el profesional te realizará una exploración bucodental y una serie de radiografías, que permitirán observar y cuantificar la pérdida ósea alrededor del implante.

En el caso de que padezcas la enfermedad y, en función de la fase en la que se encuentre, será posible determinar el plan de tratamiento más adecuado. Dicho esto, es necesario resaltar que el diagnóstico y el tratamiento tempranos son cruciales para evitar la progresión de la enfermedad y la pérdida del implante.

¿Qué provoca la periimplantitis?

Las principales causas de las periimplantitis son dos: la presencia continuada de bacterias en la boca y la sobrecarga oclusal.

  • Presencia continuada de bacterias en la boca: la falta de cepillado después de las comidas provoca una proliferación de placa bacteriana en la cavidad oral, la cual tiende a endurecerse y convertirse en sarro. Ante una falta continuada de higiene, el sarro podrá acumularse alrededor del implante y causar una periimplantitis.
  • Sobrecarga oclusal: una vez colocado, el implante se ve sometido a las fuerzas y cargas que genera la masticación. Si la colocación no ha sido la adecuada o el paciente padece un bruxismo que no está siendo tratado, existe el riesgo de que el excesivo estrés biomecánico provoque una periimplantitis.

Además de las causas mencionadas, existen una serie de factores de riesgo que pueden favorecer el desarrollo de una periimplantitis:

  • Escasa cantidad de hueso para colocar el implante.
  • Enfermedades periodontales previas (gingivitis y periodontitis).
  • Tabaquismo.
  • Diabetes sin controlar.
  • Débil respuesta del sistema inmunológico a las bacterias e infecciones.

¿Cómo eliminar la periimplantitis?

Antes de realizar cualquier tratamiento es esencial que un periodoncista con experiencia en esta patología realice el diagnóstico del caso. Hace algunos años, el único tratamiento disponible contra la periimplantitis era la retirada del implante. Afortunadamente, hoy en día los tratamientos son más conservadores y, entre otras cosas, persiguen el mantenimiento del implante en la boca.

Una de las formas más habituales de tratar una periimplantitis es mediante un desbridamiento subgingival. Esta alternativa consiste en separar -a través de medios manuales o mecánicos- el tejido gingival (encía) que se encuentra alrededor del implante. De esta manera, se raspa la superficie para limpiar los tejidos, retirar las bacterias y alisar la superficie del implante que está afectada. Con ello, se disminuye el acúmulo de placa bacteriana en esa zona.

Una terapia complementaria y previa a la cirugía que tiene muy buenos resultados es el suministro de probióticos (tanto a nivel local como en comprimidos). Aplicada junto a la terapia fotodinámica disminuye mucho la inflamación de los tejidos y descontamina la superficie de los implantes. Este procedimiento permite repoblar la boca de una flora bacteriana que resulta beneficiosa para mantener una buena salud bucal.

Adicionalmente al desbridamiento subgingival, se suele pautar tratamiento antibiótico para completar la eliminación de todas las bacterias, así como enjuagues con clorhexidina, un antiséptico muy eficaz para combatir las infecciones.

En algunos casos, cuando la periimplantitis ha progresado y causado daños en el hueso, puede ser necesario recurrir a un tratamiento quirúrgico para regenerar el soporte óseo perdido.

Para la regeneración ósea en nuestras clínicas dentales utilizamos un compuesto de proteínas derivadas de la matriz del esmalte llamado Emdogain, el cual está muy indicado cuando la periimplantitis ha producido un defecto de hueso alrededor del implante.

Dado que el tratamiento más adecuado para la periimplantitis depende de la fase en la que se encuentre la enfermedad y de los daños que haya causado, en este punto volvemos a resaltar la importancia de la detección temprana para poder retener el implante en la boca.

Sea cual sea el caso, también se debe tener en cuenta que, una vez controlada la enfermedad, resulta esencial establecer revisiones y limpiezas bucodentales profesionales periódicas.

¿Cómo prevenir la periimplantitis?

Prevenir la periimplantitis es fundamental para garantizar la longevidad y funcionalidad de los implantes dentales. Las principales medidas para evitar esta complicación son las siguientes:

  • Elige un buen implantólogo: dado que la colocación del implante también puede contribuir a la aparición de la periimplantitis, es de suma importancia ponerse en manos de un profesional bien formado y experimentado, que utilice buenos medios técnicos y materiales.
  • Mantén una excelente higiene oral: cepilla tus dientes después de cada comida y usa hilo dental a diario.
  • Sigue una dieta equilibrada: una alimentación rica en vitaminas y minerales ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y los tejidos orales.
  • Evita el tabaco: fumar incrementa el riesgo de sufrir periimplantitis debido al impacto negativo del tabaco en la respuesta inmunológica del organismo y la curación de los tejidos.
  • Usa una férula de descarga: en caso de que padezcas bruxismo, será fundamental que utilices una férula de descarga por las noches. Esto se debe a que la sobrecarga oclusal incrementa el riesgo de periimplantitis.
  • Acude a revisiones dentales regulares: cuando se llevan implantes es recomendable acudir al dentista cada seis meses. Durante estas visitas, el profesional podrá detectar de manera precoz los signos de inflamación o infección alrededor de los implantes.
  • Controla las enfermedades sistémicas: si tienes diabetes o cualquier otra patología que pueda afectar a la salud oral, es crucial que te esfuerces por mantenerla bajo control.

Ante la sospecha de periimplantitis es fundamental acudir cuanto antes al odontólogo, para que realice las pruebas clínicas y radiográficas necesarias para confirmar o descartar la enfermedad.

En la misma línea, ante la confirmación del diagnóstico resulta esencial tratar la periimplantitis cuanto antes para evitar que siga agravando.

Si estás ante cualquiera de los dos casos anteriores necesitas ser revisado por un dentista. Para ello, puedes acudir a una primera consulta gratuita en una de nuestras clínicas dentales situadas en Barcelona.

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.