Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)

¡Contacta con nosotros!



El bruxismo es una afección dental que ya afecta a siete de cada diez personas en el mundo. Entre los síntomas más comunes del rechinamiento de dientes están el dolor en la mandíbula, dolores musculares, contracturas cervicales y el desgaste de los dientes.

el bruxismo

¿Qué es el bruxismo?

Lo cierto es que el bruxismo no es una enfermedad en sí. Realmente es la consecuencia de otras condiciones, como pueden ser el estrés o la ansiedad. Se trata básicamente de la acción involuntaria de apretar los dientes, sobre todo durante el sueño. Pese a que parezca un hábito extraño, en los últimos años ha aumentado en un 30 %.

¿Cómo tratar el bruxismo?

A nivel dental poco podemos hacer en las consultas odontológicas para eliminar el bruxismo. Esto se debe a que se trata de una acción provocada por situaciones que nada tienen que ver con los dientes. No obstante, en nuestras clínicas de Barcelona tenemos las herramientas necesarias para diagnosticar y tratar el bruxismo con eficacia.

La férula de descarga es la única solución conocida para evitar los daños que provoca el rechinamiento dental. Básicamente se trata de una especie de aparato de dientes, que se adapta a la boca del paciente y se acomoda debidamente a la dentadura.

Esta férula contra el bruxismo permite que los músculos de la mandíbula estén relajados, evitando los golpes que suelen llevarse las articulaciones por la fricción de los dientes.

Algunos estudios sobre el bruxismo aseguran que la presión que soportan los dientes de quienes lo padecen puede llegar a ser de unos 150 kilos. Sin embargo, la presión de la masticación se sitúa entre 10 y 40 kilos máximo.

Apretar los dientes de forma involuntaria, sin prevención, puede producir efectos muy negativos sobre la sonrisa. El desgaste de la dentadura es uno de los más significativos.

¿Cómo evitar el bruxismo?

Algunas recomendaciones de nuestros dentistas para evitar el bruxismo se basan en modificar ciertos hábitos:

  • Dormir boca abajo.
  • Evitar el consumo de bebidas excitantes, como el café.
  • No masticar chicle con frecuencia.
  • Practicar deporte regularmente.
  • Llevar a cabo técnicas de relajación.

Fisioterapia dental

Rechinar los dientes puede ser algo muy común, sobre todo, en épocas de estrés o ansiedad. Además, el bruxismo puede llegar a convertirse en un hábito, que conlleva cierto dolor. Para paliar los daños que ocasiona esta condición ya hay fisioterapeutas especializados en trabajar con la articulación temporomandibular.

Este servicio se puede encontrar en nuestras clínicas dentales y tiene como objetivo evitar la prolongación de este hábito insano, que puede dañar los dientes, además, de generar dolores musculares en otras zonas, como la cabeza o el cuello.

El bruxismo o disfunción de la articulación temporomandibular se considera como una variedad del trastorno muscoesqueléstico. Sus síntomas más claros son el dolor en la zona facial, el cráneo, el cuello y la cintura escapular.

Por este motivo, en Grup Doctor Bladé somos partidarios de corregir esta articulación y evitar los dolores en la musculatura general.

Los fisioterapeutas dentales ayudan al paciente a restablecer todas las funciones de las articulaciones, haciendo hincapié en el aparato masticatorio. Así se puede lograr un correcto equilibrio postural del cuerpo. La fisioterapia contra el bruxismo se basa en masajes específicos y consejos para aprender a relajar la musculatura.

Bruxismo en adultos y niños

Lo más común es sufrir bruxismo nocturno, es decir, rechinar los dientes de forma involuntaria mientras se duerme. Esta afección puede afectar tanto a niños y a adultos por igual. Como hemos dicho, está relacionada con cuadros de estrés y ansiedad. A veces, ni el propio paciente es consciente de que lo padece.

La realidad es que esta patología oral puede desarrollarse y aparecer en cualquier momento de la vida. Pero su diagnóstico efectivo se realiza a partir de los 4 años de edad. Los odontopediatras aseguran que es importante diferenciar los tipos de bruxismo infantil, teniendo en cuenta los motivos o condiciones que han posibilitado su aparición.

En el caso de los niños con dientes de leche, el bruxismo no se debe entender como una enfermedad, sino más bien se trata de un recurso muy útil en el desarrollo de los huesos y músculos de la mandíbula. Por otra parte, cuando los niños y adolescentes ya cuentan con sus piezas dentales definitivas, el rechinamiento de los dientes inconsciente puede ocasionar graves problemas, como dolores musculares en la zona y alteraciones en la masticación o la mordida. Estos niños pueden presentar complicaciones para abrir la cavidad oral debidamente.

Los estudios científicos desarrollados últimamente sobre el bruxismo en la etapa infantil revelan un aumento considerable de pacientes pediátricos que lo cursan debido a la ansiedad. Según los datos recogidos en estos estudios uno de cada cuatro niños españoles de entre 7 y 11 años de edad padecen bruxismo.

Para tratar debidamente a los niños que sufren esta patología hay que detectar cuáles son las causas que la provocan. Es posible que esté relacionado con alguna alteración neurológica o psicológica. Por ello, es importante tratar el origen para evitar que la ansiedad permita que los más pequeños rechinen los dientes durante la noche. Por otra parte, es probable que factores físicos como comer mucho chicle o morderse las uñas sean los causantes de este bruxismo infantil. El odontopediatra estudiará el caso para ofrecer un tratamiento acorde a las necesidades propias de cada niño. Las férulas dentales suelen estar contraindicadas en los más pequeños, porque aún tienen su dentición en etapa de crecimiento.

Síntomas del bruxismo

Los síntomas son variables, aunque sí que existen algunos signos de alarma, que pueden indicar que algo no está funcionando correctamente:

  • Ansiedad y estrés importante.
  • Dolor intermitente o constante alrededor del oído.
  • Sensación de tensión alrededor de la articulación temporomandibular.
  • Desgaste de los dientes.
  • Fracturas dentales sin explicación.
  • Dolores de cabeza recurrentes.
  • Dolor en la zona cervical.
  • Dolor dental.

Consecuencias del bruxismo

Son muchas las consecuencias del bruxismo para la salud oral. Los efectos de esta patología pueden afectar tanto a dientes, como a encías, como a la zona de la mandíbula. Los efectos más negativos del bruxismo se los lleva la dentadura, pero también hay que prestar atención a lo que ocurre en el cuello y la cara.

El desgaste del esmalte dental es una de las consecuencias del bruxismo más importantes. Al apretar los dientes constantemente el esmalte se debilita, permitiendo que puedan aparecer otras enfermedades bucales de mayor o menor gravedad. Una consecuencia del desgaste en los dientes pueden ser las fisuras o fracturas dentales.

Debido al desgaste del esmalte, la sensibilidad dental puede convertirse en algo muy molesto. Quienes sufren hipersensibilidad dentinaria suelen notar ciertos calambres o molestias al ingerir alimentos fríos o calientes.

Los dolores musculares son otra de las consecuencias del bruxismo. Las personas que tienden a rechinar los dientes de forma involuntaria pueden sufrir dolores en los músculos faciales, así como cefaleas más o menos constantes. De hecho, este tipo de dolores al despertar son una de las señales de alarma para averiguar que se padece bruxismo.

Principales causas del bruxismo

El estrés psíquico es la causa más importante del bruxismo. Lo habitual es que pacientes que padecen graves cuadros de ansiedad o estrés, desarrollen esta patología en los momentos en los que el cuerpo logra una relajación absoluta, como la fase REM del sueño. En estos casos, el dentista podrá ayudar a eliminar el dolor y a otorgar tratamientos que impidan el desgaste de las piezas dentales, pero será fundamental tratar el problema de raíz que está causando el rechinamiento involuntario de los dientes. A veces es necesario acudir al psicólogo para que trate el estrés psíquico. En este sentido, las técnicas de relajación diarias se convierten en una buena opción.

Los problemas ortopédicos que provocan una incorrecta oclusión de los dientes también pueden ocasionar bruxismo. Además, una alineación incorrecta de las piezas dentales puede desencadenar esta condición.

Por último, existen algunas enfermedades crónicas que ocasionan el bruxismo. Es el caso de las personas afectas de esclerosis múltiple, que suelen padecerlo como consecuencia de la patología inicial.

En la clínica dental se podrán proponer tratamientos efectivos para eliminar el dolor que ocasiona el bruxismo, pero también será posible colocar férulas o protectores dentales capaces de proteger las piezas dentales durante la noche. Esta es una buena forma de evitar el desgaste que se forma en los dientes mientras se rechinan de forma involuntaria. Además, existe una opción que se basa en el tallado selectivo de los dientes que están ocasionando el bruxismo.

Pese a haber diversas opciones de tratamiento es fundamental acudir al dentista para que se pueda valorar debidamente cuál es el tratamiento más óptimo en cada caso.

Patología de la articulación temporomandibular

La patología de la articulación temporomandibular (ATM) es la suma de síntomas en la articulación de la mandíbula. Estos signos están relacionados con la musculatura, las articulaciones y los tejidos que la componen.

Exactamente igual que ocurre con otras articulaciones, la ATM se puede lesionar causando dolor en reposo o al masticar, además de dolores en la cara, zumbidos en los oídos, dolores en los dientes, ruidos al abrir o cerrar la boca, etc.

Debido a que cada paciente sufre el bruxismo de forma distinta, es conveniente llevar a cabo exámenes minuciosos y personalizados, que nos ayuden a hallar el origen del problema. Eso es importante, ya que, al no tratarse de una enfermedad en sí, sino de una consecuencia, hay que encontrar el inicio del problema para ponerle solución inmediatamente.

En nuestras clínicas dentales diseñamos tratamientos a medida para abordar la patología de la articulación temporomandibular con éxito.

93 405 29 29