CLÍNICA LES CORTS
93 405 29 29
CLÍNICA HOSPITALET
93 261 52 17
CLÍNICA SANT CUGAT
93 675 20 91

¿Por qué salen abscesos en las encías? ¿Cómo se curan?

Los abscesos en las encías son relativamente habituales. Sin embargo, este hecho no debe confundirnos, ya que un absceso en la encía puede ser potencialmente peligroso si la infección se disemina a otras partes del organismo.

Por tanto, los abscesos en las encías requieren una visita urgente al dentista. En este artículo te contaremos en qué consiste el tratamiento para curar el absceso y te diremos a qué complicaciones te puedes enfrentar por no acudir a tiempo al odontólogo.

¿Qué es un absceso en la encía?

Un absceso en la encía es una acumulación de pus causada por una infección bacteriana en la zona de las encías. Normalmente, los abscesos se deben a una falta de higiene oral, que provoca una proliferación de placa bacteriana y sarro en la boca. Como consecuencia, aparece el proceso infeccioso que da lugar al pus.

Tipos de abscesos en las encías

Existen dos tipos de abscesos en las encías: gingivales y periodontales.

  • Absceso gingival: se desarrolla únicamente en el tejido blando de las encías.
  • Absceso periodontal: ocurre en el espacio que hay entre el diente y la encía.

Síntomas del absceso en la encía

Un absceso en la encía puede dar lugar a distintos síntomas, los cuales varían en gravedad. Los más comunes son los siguientes:

  • Dolor intenso y persistente en la boca: el dolor puede ser agudo, punzante y localizado. Sin embargo, en otras ocasiones se irradia al oído, la mandíbula o el cuello. También es frecuente que las molestias empeoren al masticar o al presionar la zona afectada.
  • Inflamación y enrojecimiento en las encías: la zona que presenta la infección suele estar hinchada y enrojecida. El propio bulto en la encía es consecuencia de la acumulación de pus.
  • Mal aliento y/o mal sabor en la boca: tanto la infección como el pus causan un olor y sabor desagradable.
  • Sensibilidad a cambios de temperatura: otro de los síntomas del absceso en la encía es la sensibilidad al consumir comidas o bebidas muy calientes o frías.

Si la infección no es tratada por un dentista, avanzará, lo que empeorará los síntomas del paciente:

  • Dificultad para abrir la boca o tragar.
  • Fiebre.
  • Ganglios linfáticos inflamados: dichos ganglios son los que se encuentran debajo de la mandíbula y en el cuello. Además de producir hinchazón en dicha zona, los ganglios pueden ser sensibles al tacto.

¿Por qué salen abscesos en las encías?

Un absceso en la encía está provocado por la acumulación de bacterias en dicha zona de la boca. Las causas por las que se acumulan las bacterias son las siguientes:

  • Periodontitis: la enfermedad periodontal es la principal causa de los abscesos en las encías. Dicha afección surge como consecuencia de una falta de higiene oral persistente en el tiempo. Ante la falta de cepillado, las bacterias tienden a acumularse en la línea de las encías e infiltrarse en ellas. Si las bacterias se siguen sin retirar, puede formarse un absceso.
  • Traumatismo: un golpe fuerte puede provocar una lesión en la encía. A través de esta herida, los agentes patógenos del exterior pueden acceder al organismo, provocando una infección y el posterior absceso en la encía.
  • Fractura dental: los abscesos también suelen aparecer en piezas dentales desvitalizadas y en pacientes con bruxismo, que aprietan mucho los dientes.
  • Gran caries: una caries extensa que provoca una necrosis de algún conducto de la pieza dental también puede ocasionar un absceso. Para saber qué conducto es el causante se puede hacer una fistulografía, que consiste en introducir una punta de gutapercha a través del absceso (previa anestesia) y ver en la radiografía hacia dónde se dirige la gutapercha.
  • Otras infecciones bucodentales: una infección que se encuentra en otra zona de la boca puede propagarse y causar un absceso en la encía. Por ejemplo, esto puede suceder con las infecciones causadas por caries.
  • Restos de alimentos o cuerpos extraños: los restos de comida o cualquier otro objeto punzante que se quede alojado en la encía puede causar una pequeña herida que permita la entrada de bacterias.
  • Sistema inmunitario débil: una persona con un sistema inmunitario comprometido es más propensa a sufrir abscesos en las encías, ya que su organismo tiene dificultad para combatir las infecciones provocadas por bacterias. Algunas de las enfermedades que debilitan el sistema inmunitario son el VIH y el cáncer.

¿Es peligroso un absceso en la encía?

Sí, un absceso en las encías puede ser peligroso si no se trata. La presencia de un absceso implica la existencia de una infección activa que puede propagarse a través del torrente sanguíneo a otras partes del cuerpo, lo cual puede ser muy grave.

Aunque ocurren en un pequeño porcentaje de casos, las principales complicaciones graves del absceso en la encía son dos: que la infección se disemine al cuello o la cabeza o que provoque una sepsis (infección generalizada en el cuerpo). Ambas circunstancias son potencialmente mortales.

Afortunadamente, el tratamiento temprano ayuda a prevenir las complicaciones más graves. Por ello, ante la existencia de un absceso en la encía es fundamental acudir al dentista cuanto antes para que trate la infección.

¿Cómo se cura un absceso en la encía?

Para curar un absceso en la encía es necesario que el dentista lleve a cabo un procedimiento compuesto de varias fases: drenaje del absceso, toma de antibióticos y tratamiento de la causa del absceso.

Drenaje del absceso

El primer paso en el tratamiento de un absceso en la encía consiste en drenar el pus. Para ello, el dentista realiza una pequeña incisión en la encía, que servirá para retirar el pus acumulado.

Toma de antibióticos

Tras drenar el absceso, el odontólogo recetará medicación antibiótica para eliminar la infección. En este paso es esencial tomar el antibiótico durante todos los días recetados, aunque los síntomas mejoren, para asegurarse de que la infección se elimina por completo.

Tratamiento de la causa del absceso

Una vez que el absceso ha sido drenado y la infección está controlada es necesario tratar la causa que ha provocado el absceso en la encía. Por ejemplo:

  • Si el origen de la infección estaba en una periodontitis, será necesario que el periodoncista realice un raspado y alisado radicular y que el paciente mejore su rutina de higiene bucodental en casa.
  • Si el absceso se debe a una caries, habrá que recurrir a un empaste o a una endodoncia para eliminar la infección.
  • Cuando el absceso está causado por una fractura habría que retirar la parte fracturada y ver si es posible hacer una reconstrucción o se necesita extraer la pieza dental.
  • En pacientes con bruxismo hay que valorar la indicación de hacer una férula de descarga.

Sea cual sea la causa del absceso en la encía, es fundamental que el paciente mantenga una buena higiene oral en su casa, para prevenir la futura aparición de infecciones. Una buena rutina de higiene oral debe incluir el cepillado después de cada comida y el uso de seda dental una vez al día.

¿Cuánto tiempo dura un absceso en la encía?

La duración de un absceso en la encía varía en función de distintos factores, como la gravedad de la infección y la rapidez con la que se trata.

Un absceso que se trata adecuadamente -entre otros, mediante el drenaje y la toma de antibióticos- mejora en unos pocos días. Sin embargo, la curación completa -que incluye el tratamiento de la causa subyacente- puede llevar varias semanas.

Si no se trata, un absceso en la encía puede persistir durante semanas o incluso meses. Esto empeora y agrava los síntomas (dolor, inflamación, fiebre…) y pone en peligro la salud de la persona. Por tanto, este es un escenario que no te recomendamos en absoluto.

Si tienes un absceso o cualquier otra infección en la boca te aconsejamos acudir a una de nuestras clínicas dentales en Barcelona. En una primera visita gratuita valoraremos el estado de tu boca y te diremos si necesitas algún tratamiento.

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.