Close
Urgencias: 657 84 87 55 (8 - 22h.)
Raspado y Alisado Radicular

Las enfermedades periodontales son infecciones del periodonto producidas por bacterias.

La acumulación de bacterias a nivel del margen gingival produce una reacción inflamatoria denominada gingivitis y cuando ésta no se trata mediante una buena técnica de cepillado y una higiene profesional puede derivar en una periodontitis.

Tanto la gingivitis como la periodontitis son enfermedades crónicas por lo tanto hemos de tratarlas durante toda la vida.

Si permitimos que la periodontitis evolucione irá progresando de manera continua hasta que finalmente los dientes se pierdan por falta de soporte. Después de los treinta y cinco años de edad se pierden más dientes por enfermedad periodontal que por caries.

Cuando se tiene inflamación en las encías y se deriva en periodontitis sin tratarla a tiempo se puede complicar con la formación de bolsas periodontales las cuales nos llevarían a una afectación del hueso y del soporte del diente creando movilidad y pérdida del mismo.

¿Para qué sirve el raspado y alisado radicular?

El raspado y alisado radicular sirve para eliminar la placa bacteriana y el cálculo llegando a las bolsas periodontales .

Los instrumentos principales que vamos a utilizar son las curetas y los aparatos ultrasónicos.

Las curetas son instrumentos cortantes con un diseño que les permite adaptarse al diente por debajo de la encía llegando así al fondo de las bolsas periodontales para poder limpiarlas en profundidad.

Con el raspado y alisado radicular se raspan las superfícies de la raiz de los dientes.

De ésta manera conseguiremos sanear las encías y reducir éstas bolsas periodontales manteniendo la enfermedad a raya y que no siga avanzando.

Tratamiento del raspado y alisado radicular

Hay veces en la que es necesario hacer el tratamiento por cuadrantes y dedicar varias sesiones y también en ocasiones se tendrá que anestesiar al paciente para evitar dolor.

Hay casos bastante graves o cuando existe una inflamación importante en los que se tendrá que recetar un antibiótico previamente para reducir ésta inflamación antes de hacer los raspados.

Con el alisado radicular y el uso de curetas se suavizan los puntos irregulares en las raíces de los dientes.

Este proceso no sólo remueve las bacterias y ayuda a reducir la placa, sino que provee una superficie suave para que las encías vuelvan a adherirse a los dientes reduciendo así las bolsas periodontales.

Se utilizan varios tipos de curetas para raspar los dientes.

Están las curetas universales o columbia las cuales tienen dos superfícies cortantes y se pueden adaptar a todos los contornos del diente y también están las curetas gracey las cuales tienen solamente una superficie cortante y sólo se adaptan a un contorno del diente , éstas pueden alcanzar zonas más profundas de las bolsas periodontales pudiéndose adaptar con mayor precisión a caras mesiales, distales , vestibulares, palatinas o linguales de los dientes.

La instrumentación con cureta es mucho más rápida y efectiva si la cureta está debidamente afilada.

Con el uso, los bordes cortantes de las curetas se convierten en superficies.

En éstas condiciones, el raspaje es más largo, y se corre el peligro de bruñir el cálculo, en lugar de desprenderlo.

El afilado de las curetas debería llevarse a cabo después de cada uso, una vez limpias y antes de ser esterilizadas.

Una vez finalizado el raspaje, es necesario llevar a cabo el alisado radicular, éste debe ser realizado siempre con curetas.

Objetivo del alisado radicular

El objetivo del alisado radicular es acabar de eliminar la placa y los restos de cálculo, eliminar el cemento contaminado dejando una superficie radicular lisa.

El raspado periodontal es una técnica que debe de ser muy precisa y en cambio se realiza a ciegas.

Para saber que profundidad tiene una bolsa periodontal es imprescindible el uso de la sonda periodontal.

El mantenimiento periodontal pretende asegurar a lo largo del tiempo los resultados conseguidos durante el tratamiento del paciente.

El mantenimiento periodontal está justificado por el hecho de que las enfermedades periodontales son de naturaleza crónica y también para controlar la higiene bucal del paciente ya que es muy difícil de llevarla a cabo tan exhaustivamente como para mantener de manera permanente una masa bacteriana compatible con un estado continuo de salud periodontal.

En consecuencia, todos los pacientes, al terminar el tratamiento han de ser invitados a iniciar un mantenimiento periódico sin el cual debe de esperarse la recidiva de la enfermedad periodontal.

657 848 755