CLÍNICA LES CORTS
93 405 29 29
CLÍNICA HOSPITALET
93 261 52 17
CLÍNICA SANT CUGAT
93 675 20 91

Gingivitis: síntomas y tratamiento

Generalmente, la gingivitis se manifiesta con un ligero sangrado de encías que parece inofensivo. Sin embargo, debemos erradicar la idea de que la gingivitis es inocua, ya que puede acarrear complicaciones muy serias.

Por ello, en este artículo te vamos a contar cuáles son los principales síntomas de la gingivitis. De esa manera, podrás detectarla y aplicar el tratamiento adecuado lo antes posible.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es una enfermedad periodontal leve y relativamente común entre la población. Afecta, por tanto, a las encías y, aunque sea leve y habitual, es fundamental tomarla en serio y tratarla de inmediato.

En caso contrario, la gingivitis puede derivar en una periodontitis, una enfermedad más grave que si no se trata puede derivar en la pérdida de dientes.

Síntomas de la gingivitis

Los síntomas de la gingivitis pueden variar de una persona a otra y no presentarse con la misma intensidad en todos los casos. Sin embargo, las señales más comunes de gingivitis son las siguientes:

  • Encías rojas: este es uno de los principales signos de la gingivitis. Las encías de una persona con gingivitis se caracterizan por tener un aspecto brillante y un color rojo intenso u oscuro, incluso violáceo. En cambio, las encías sanas presentan un tono rosado más pálido.
  • Sangrado de encías: cuando una persona padece gingivitis sus encías suelen sangrar fácilmente. Dicho sangrado puede ser espontáneo o producirse al comer, cepillar los dientes o pasar el hilo dental.
  • Encías inflamadas: otro de los síntomas de la gingivitis es la inflamación de las encías.
  • Dolor o sensibilidad en las encías: las molestias pueden producirse al tocar las encías con el dedo, cepillar los dientes o comer determinados alimentos (duros, fríos o calientes).
  • Mal aliento: la halitosis propia de la gingivitis se caracteriza por ser persistente y no mejorar con el cepillado ni con el uso de hilo dental o enjuague bucal.

Si presentas alguno de estos síntomas te recomendamos que acudas cuanto antes al dentista. En una fase inicial, la gingivitis se puede revertir de manera rápida y sencilla. En caso contrario, puedes sufrir las diversas complicaciones asociadas a la periodontitis.

Causas de la gingivitis

La principal causa de la gingivitis es la acumulación de placa bacteriana alrededor de los dientes y las encías, como consecuencia de una mala higiene dental.

La placa bacteriana es una fina capa pegajosa y transparente que, si no se elimina con el cepillado y el hilo dental, se endurece y se convierte en sarro.

Por tanto, la gingivitis está causada por la falta de cepillado después de cada comida o por el uso de una técnica de cepillado incorrecta. Es decir, también puede deberse a que, aunque la persona se cepille los dientes, no lo hace de manera adecuada, por lo que no consigue eliminar la placa bacteriana.

Factores de riesgo de la gingivitis

Más allá de las causas, existen una serie de factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar gingivitis:

  • Apiñamiento dental: los dientes apiñados predisponen a padecer gingivitis, ya que resulta más difícil cepillar todas sus caras.
  • Genética: si los progenitores han sufrido enfermedades periodontales, será más fácil que sus hijos padezcan gingivitis.
  • Fumar o mascar tabaco: las sustancias tóxicas del tabaco interfieren negativamente con la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones provocadas por bacterias.
  • Edad: la incidencia de la gingivitis aumenta a medida que se cumplen años.
  • Cambios hormonales: otro de los factores de riesgo de la gingivitis está relacionado con los cambios hormonales que experimentan las mujeres durante el embarazo, la pubertad, la menstruación y la menopausia.
  • Boca seca: el flujo de saliva ayuda a barrer los restos de alimentos. Por ello, la sequedad bucal es un factor de riesgo de la gingivitis.
  • Medicamentos: los principales medicamentos que pueden predisponer a una enfermedad de las encías son los que contienen fenitoína, que se recetan para prevenir las convulsiones epilépticas. Igualmente, otros de los fármacos que pueden aumentar el riesgo de padecer gingivitis son aquellos que producen xerostomía (boca seca).
  • Diabetes: las personas con diabetes mal controlada tienen un riesgo mayor de desarrollar infecciones.
  • Determinadas enfermedades: las patologías que afectan al sistema inmunitario y a su capacidad para combatir las infecciones también aumentan el riesgo de gingivitis. Por ejemplo, el VIH (SIDA) o el cáncer.
  • Falta de vitaminas: una dieta baja en vitaminas B y C también es un factor de riesgo de la gingivitis.

 

Complicaciones de la gingivitis

Si la gingivitis no se trata, puede avanzar a una forma más grave de enfermedad periodontal: la periodontitis. La periodontitis puede provocar diversas complicaciones irreversibles en la boca, como la caída de dientes o la retracción de encías.

Además, diversos estudios han asociado la periodontitis con un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes. Pero no solo eso, ya que la periodontitis también complica el manejo de ambas patologías y tiende a agravarlas.

¿Cómo curar la gingivitis?

El tratamiento para curar la gingivitis se puede dividir en dos partes: una se desarrolla en casa del paciente y la otra en la clínica dental:

  • Tratamiento de la gingivitis en casa: consiste en mejorar la higiene bucodental. Esto pasa por cepillarse los dientes después de cada comida y usar hilo dental al menos una vez al día. Además, es importante emplear la técnica de cepillado correcta (durante dos minutos, cepillando todas las caras de los dientes, etc.).
  • Tratamiento de la gingivitis en la clínica dental: para curar la gingivitis también hay que someterse a una higiene bucodental profesional en la clínica dental. Además, es importante que el paciente acuda a revisión entre una y dos veces al año, para que el dentista pueda evaluar su estado de salud bucodental.

Por último, para tratar y revertir la gingivitis también hay que prestar atención a los factores de riesgo que pueden estar intercediendo en la enfermedad (alimentación, tabaco, medicamentos, diabetes mal controlada, etc.).

Prevención de la gingivitis

A continuación, te damos una serie de consejos para prevenir la gingivitis:

  • Buena higiene oral: cepíllate los dientes después de cada comida durante, al menos, dos minutos. Además, utiliza seda dental en el último cepillado del día. Cuando te cepilles, divide la boca en cuatro cuadrantes y sigue siempre el mismo orden para no olvidarte de ninguno. Asegúrate también de cepillar todas las caras de los dientes.
  • Dieta saludable: aumenta el consumo de alimentos ricos en vitaminas B y C (cereales integrales, legumbres, pimientos, coliflor, kiwi, naranja…).
  • Tabaco: si eres fumador, evita el tabaco o, al menos, reduce el número de cigarros que fumas al día.
  • Diabetes: si eres diabético, es esencial que mantengas controlados tus niveles de azúcar en sangre. Para ello, apóyate en la alimentación y el ejercicio.
  • Visitas al dentista: las visitas al odontólogo ayudan a detectar las enfermedades orales en una fase temprana, lo que simplifica el tratamiento. Además, en las revisiones, el dentista puede pautar la frecuencia idónea con la que necesitas someterte a una higiene bucodental profesional para eliminar el sarro acumulado.

Esperamos que este artículo te haya servido para conocer cuáles son los principales síntomas de la gingivitis. Si aprecias alguno de ellos, te recomendamos acudir a una de nuestras clínicas dentales de Barcelona.

En una primera visita gratuita, te haremos una exploración bucodental y te diremos si necesitas tratamiento o si, por el contrario, el síntoma que presentas es una falsa alarma.

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.