Close
Urgencias: 657 84 87 55 (8 - 22h.)
Solicita tu Cita Ahora Solicita tu Cita Ahora
Cepillos dentales eléctricos: todo lo que debes saber

Las nuevas tecnologías han entrado por completo en todos los aspectos de la vida cotidiana y la higiene dental no podía ser menos.

En la actualidad podemos encontrar en el mercado cepillos dentales eléctricos, que son capaces de cumplir funciones muy avanzadas.

No obstante, hay que tener claro que lo más importante para garantizar una salud oral adecuada es la correcta técnica de cepillado.

Es cierto que con un cepillo de dientes eléctrico la limpieza dental se hace mucho más fácil, pero también es posible conseguir excelentes resultados con un cepillo manual, siempre que los movimientos se efectúen correctamente y se sigan las recomendaciones del dentista.

En la Clínica Dental Grup Dr. Bladé te vamos a explicar cómo elegir un buen cepillo eléctrico, pero si te gusta más utilizar la herramienta convencional, te ayudaremos a lograr resultados excelentes con tu cepillo manual.

Además, en pacientes que sufren problemas orales como gingivitis o enfermedad de las encías es muy probable que el odontólogo recomiende el uso de un cepillo de dientes manual, ya que es más fácil controlar la presión que se realiza durante el cepillado.

Sin embargo, los cepillos dentales eléctricos son ideales para eliminar la placa bacteriana con éxito y facilidad.

Lo que debes saber de los cepillos dentales eléctricos 

Los cepillos dentales eléctricos te facilitan una buena higiene oral y tienen la ventaja de que su cabezal es más pequeño y hace posible mejor el acceso a las zonas más difíciles de la cavidad oral. 

El movimiento en el cepillo eléctrico es automático, por lo que es más efectivo y más fácil de usar para los que no dominan la técnica del cepillado manual. 

Generalmente, este tipo de herramientas de higiene bucodental realizan movimientos rotatorios y/u oscilantes, que permiten remover todas las bacterias orales con efectividad.

En el caso de portadores de ortodoncia es más recomendable ya que se puede acceder a los espacios más pequeños; de la misma manera lo será para personas con alguna discapacidad motora. 

No obstante, si llevas aparato dental de ortodoncia puedes recurrir a herramientas de higiene más específicas, como el irrigador bucal. Se trata de un aparato muy fácil de utilizar, que te permitirá eliminar la placa bacteriana que se aloja en espacios interdentales y alrededor de los brackets.

Uso correcto del cepillo eléctrico 

Para llevar a cabo un buen cepillado de dientes con los cepillos dentales eléctricos debes dividir la boca en cuatro cuadrantes. Coloca una pequeña cantidad de dentífrico en el cepillo y comienza cepillando tus dientes con orden. Lo ideal es dedicar 30 segundos a cada cuadrante. Empieza por las caras externas, pasando el cepillo sobre cada uno de los dientes ejerciendo una ligera presión y dejando que el cepillo actúe durante unos segundos antes de pasar al siguiente diente.

Debemos dividir la boca en cuatro cuadrantes, colocamos una pequeña cantidad de dentífrico y seguimos un orden pasando por cada uno de los cuadrantes. empezamos por las caras externas manejando el cepillo sobre cada una de los dientes ejerciendo una ligera presión y dejando que el cepillo actúe durante unos segundos antes de pasar al siguiente diente.

Posteriormente se pasa a las caras internas, empleando la misma técnica y, finalmente a las caras triturates.

Como ves, seguir un buen cepillado dental no es nada complicado. Si te surgen dudas al respecto, consulta con nuestros dentistas en Barcelona.

Por último se debe cepillar la lengua y también es muy importante el uso del cepillo interproximal o de la seda dental. 

Ten en cuenta que en la lengua y entre los dientes también habitan bacterias orales. Por lo tanto, una buena higiene interdental es clave para optimizar tu salud bucal.

El cepillo eléctrico exige menos esfuerzo que uno manual ya que con menos tiempo se elimina más cantidad de placa bacteriana. Son muy recomendables sobre todo en las bocas más sépticas. 

Para hacer un buen cepillado lo ideal sería estar dos minutos de reloj cepillandose y la mayoría de gente emplea menos tiempo y por eso el eléctrico es la mejor opción.

Sin embargo, para las personas que tienen una buena higiene el cepillo de dientes manual es igual de recomendable. Si prefieres el uso del cepillo convencional tendrás que seguir nuestros consejos sobre la técnica de cepillado. Los movimientos los realizas tú, a diferencia de lo que ocurre con los cepillos dentales eléctricos. Recuerda que debes de llevar a cabo movimientos verticales o circulares, nunca horizontales.

Tengo que decir que las personas que tienen una buena higiene el cepillo manual es igual de recomendable. 

Debes lavarte los dientes dos veces al día y los cepillos se deben renovar cada tres meses, tanto si son los cabezales de los eléctricos como si son los manuales. Esto es muy importante, ya que en las cerdas del cepillo de dientes se alojan bacterias.

Los cepillos eléctricos también estarían indicados para las personas que aprietan demasiado al utilizarlos y se provocan lesiones cervicales y como consecuencia produce una sensibilidad dental.

Normalmente son gente bruxista que también aprietan al dormir. Para evitar los daños dentales en quienes sufren bruxismo, puedes elegir unos cepillos dentales eléctricos que se iluminan para avisar de que se está haciendo demasiado presión y así poder dejar de hacerla, ya que éste es un hábito que es muy difícil de cambiar e incluso de ser consciente de que se está apretando demasiado.

Ventajas de los cepillos dentales eléctricos

  • Cabezales más pequeños

Los cabezales de estas herramientas suelen ser mucho más pequeños que los de los cepillos dentales convencionales.

Esto permite que durante el cepillado se tenga acceso a zonas más complicadas y difíciles de cepillar con los manuales. Por lo tanto, son más efectivos para eliminar la placa bacteriana de todas las superficies orales. Se trata de una buena alternativa para optimizar la higiene bucodental.

  • Movimiento y vibración

Por lo general los cepillos dentales eléctricos suelen realizar movimientos rotatorios u oscilantes a la misma vez que vibran.

Esto permite que la precisión y efectividad del cepillado sea mucho más potente.

No es necesario realizar los movimientos de forma manual, ya que simplemente pasando el cepillo por las zonas a limpiar él solo hará el trabajo.

  • Tiempo de cepillado

Una de las ventajas del cepillo eléctrico actual es que cuentan con novedades tecnológicas muy llamativas.

Hay herramientas que disponen de temporizadores, que ayudan al usuario a lavarse los dientes durante los dos minutos recomendados.

Esto, difícilmente se lleva a cabo con el cepillo convencional.

  • Presión sobre el diente

Algunos cepillos eléctricos también cuentan con sensores de presión, que avisan en el caso de que se esté realizando demasiada.

Esto está muy bien para no dañar las piezas dentales a través del cepillado de dientes.

El sensor de presión de los cepillos dentales eléctricos es ideal para evitar la sensibilidad dental.

  • Opciones variadas

Otra de las ventajas de recurrir a los cepillos dentales eléctricos es que muchos ya ofrecen varios modos o formas de cepillado, en función de las necesidades del paciente.

Es decir, si un usuario tiene sensibilidad dental podrá activar un cepillado acorde a su afección y así no dañar el esmalte o las piezas dentales.

Algunos aparatos incluyen el irrigador dental, que mejora la higiene interdental y de las encías.

Son muchas las ventajas que aportan los cepillos dentales eléctricos en la higiene oral diaria.

Pero, como hemos comentado antes, si se recurre a una buena técnica de cepillado, el cepillo manual también puede ser una herramienta fabulosa.

Y, como consejo, no hay que olvidar que los cabezales del cepillo eléctrico también deben de ser cambiados cada dos o tres meses, para evitar que pierdan funcionalidad por el desgaste de sus cerdas o la acumulación de bacterias.

La importancia de una buena higiene bucodental

La higiene oral juega un papel muy importante en nuestra salud en general.  En el esmalte y la encía se depositan bacterias, responsables de la producción de placa bacteriana. Son microorganismos que producen los azúcares contenidos en los alimentos y que destruyen los dientes a través de las caries dentales provocadas por los ácidos.

Las bacterias son responsables de la inflamación de las encías por acumulación de alimentos y pueden generar desde molestias leves, hasta sangrados o enfermedades más graves como la periodontitis que implica la pérdida de hueso dental.

Además de seguir buenas rutinas de limpieza de dientes en casa, no debes olvidarte de visitar la clínica dental periódicamente. En nuestras revisiones te realizaremos limpiezas dentales profesionales, que nos permiten eliminar los acúmulos de sarro de dientes y encías. Gracias a esto, podrás disfrutar de una sonrisa perfecta, libre de patologías orales.

Pide cita en las clínicas dentales Grup Dr. Bladé y nuestro equipo médico especializado te ayudará a mantener unos dientes envidiables. Si tienes dudas sobre el uso de los cepillos dentales eléctricos, nosotros te las resolveremos.

657 848 755