Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)

¡Contacta con nosotros!



El miedo al dentista es una afección bastante más común de lo que cabría esperar. La odontofobia afecta a adultos y niños por igual y se define como un miedo incontrolado a acudir al dentista.

¿Cómo perder el miedo al dentista?

Según algunos estudios científicos, una de cada cuatro personas sufre miedo al dentista. En nuestras clínicas, el Doctor Joan Bladé se centra en tratar a pacientes con este tipo de fobias dentales, con el fin de evitar que ese miedo irrefrenable se apodere de sus vidas. Tras muchos años de experiencia en la materia, la experiencia nos aporta pautas para tratar de eliminar la odontofobia.

Tener miedo al dentista significa cosas diferentes en función de la persona. A veces es la simple idea de pensar que el tratamiento dental conlleva dolor, otras veces es fobia a los sonidos típicos de la consulta del odontólogo, también puede estar relacionado con ciertos olores o, incluso, con recuerdos de malas experiencias vividas en la etapa infantil.

La buena noticia es que cada vez más dentistas comprenden los temores de sus pacientes.

Saber por qué tenemos miedo al dentista puede parecer complicado, pero con los avances actuales y las técnicas con las que trabajamos, nuestros profesionales de la salud oral trabajarán con cada paciente de forma personalizada. El objetivo es perder esa odontofobia.

Maribel

Montserrat

Anna

Anna

Entrevista al Dr Joan Blade , programa Tot es posible RAC1

Escuchar Ahora

Compruebe su miedo con este cuestionario

El Miedo al dentista es una reacción a un peligro sabido mientras que la Ansiedad es una reacción a un peligro desconocido y la persona anticipa el peor de los posibles resultados.

Cualquiera de estas situaciones pueden ocasionar una pérdida de la autoestima y llegar a desencadenar cuadros de Depresión y Ansiedad, afectando de forma importante a la vida cotidiana.

Puede realizar el cuestionario haciendo click aquí

Teléfono de urgencias: 657 84 87 55
[email protected]

Remedios para evitar la odontofobia

1. Avances dentales

Hoy en día son muchos los avances en técnicas y tratamientos dentales los que nos permiten llevar a cabo procedimientos mínimamente invasivos y sin dolor. Esto quiere decir que aquellas personas que sufran fobia al dentista y hace años que no visitan una clínica dental, pueden asistir a la consulta con tranquilidad, porque estamos seguros de que perderá ese miedo.
Por norma general, el miedo al dentista de muchas personas se ocasiona por malas experiencias durante la infancia.
Los avances en tecnología han mejorado considerablemente la odontología. En la actualidad podemos realizar tratamientos dentales sin dolor. En este sentido, Wand Plus Dental es uno de los mejores avances. Se trata de un sistema computarizado de inyección que permite entregar la anestesia muy lentamente y de forma indolora. Cualquier persona con fobia a las agujas puede beneficiarse de este sistema.
Además, el gel anestésico pude utilizarse para adormecer las encías antes de usar la anestesia y que el paciente sienta la mínima incomodidad.

2. Aromaterapia contra la fobia dental

Una de las causas más conocidas del miedo al dentista son los olores tan característicos de las consultas médicas. Los desinfectantes o productos médicos activan esos recuerdos del pasado, que se asocian al dolor. En nuestras clínicas solemos recurrir a terapias aromáticas para ocultar dichos aromas.
La aromaterapia es una técnica de relajación, que empleamos en las consultas dentales para despertar una sensación de bienestar en el paciente. Consiste en la inhalación de aceites esenciales en todo el entorno odontológico, que facilitan la activación de los procesos de curación innata de cada persona.
Para lograr todo esto es importante que los aromas empleados provengan de la propia planta, evitando el uso de químicos. Así conseguimos la relajación del paciente, eliminando los cuadros de ansiedad y facilitando el tratamiento dental.
El uso de aceites esenciales se remonta a cientos de años atrás y se relaciona con la curación del cuerpo tanto a nivel físico como mental..

3. Gafas de realidad virtual

Otra propuesta para perder el miedo al dentista nos la ofrece directamente la tecnología. Las gafas de realidad virtual nos ayudan a conseguir la relajación del paciente que padece fobia dental.
El paciente verá proyectadas imágenes relajantes, así como sonidos confortables y no estará siendo testigo ni del instrumental de la consulta ni de los ruidos durante el tratamiento.

4. Sedación consciente (Sedentist)

En el caso de personas con un elevado miedo al dentista, los tratamientos dentales mediante sedación consciente (sistema Sedentist) son la mejor solución. Todo el procedimiento se lleva a cabo bajo la supervisión de un anestesista y el paciente permanece sedado, aunque consciente.
Si la odontofobia provoca temblores, dificultad para respirar, sudores repentinos o cuadros de ansiedad graves, la sedación consciente nos ayuda a eliminar el miedo al dentista y a realizar el tratamiento sin dolor.
Recomendamos la sedación consciente a pacientes que sufran ansiedad, fobia dental o a aquellos que necesitan varias intervenciones en una única sesión. A veces, también es recomendable para personas que sufren alguna enfermedad y en niños con mucho miedo al dentista.

¿Cómo quitar el miedo al dentista en niños?

Quitar el miedo al dentista en los niños está más relacionado con la prevención. Por norma general, estas fobias suelen estar relacionadas con experiencias traumáticas vividas durante la infancia o la adolescencia. Por ello, hay que insistir a los menores de la importancia que tiene la salud oral.

Nuestros odontopediatras están sensibilizados con la odontofobia y saben detectar estos cuadros en las primeras visitas al dentista. Para evitar esto, apuestan por crear climas de confianza con el niño y un entorno agradable para el paciente.

Los padres, en casa, también pueden trabajar sobre todo esto. Lo más importante es evitar un lenguaje de castigo cuando los niños tengan que visitar la clínica dental. Los más pequeños deben familiarizarse con la salud oral, entendiendo la necesidad de la higiene dental para evitar caries o afecciones dentales graves.

Miedo al dentista en niños

Los niños pueden mostrar miedo al dentista desde bien pequeños. Todo nuestro equipo está sensibilizado con la odontofobia y optamos por contar la verdad a los pacientes infantiles, pero evitando exageraciones.

Es muy importante la función del odontopediatra para que el menor pueda controlar su ansiedad ante un procedimiento dental. Usamos la técnica “diga, muestre, haga”, así como la explicación de los instrumentos dentales a cada niño. El refuerzo positivo es clave cuando el pequeño coopera con el profesional.

Hay que eliminar los elementos que puedan aumentar el estrés y la ansiedad del niño, como son los abrebocas y otras herramientas orales.

Hay que eliminar los elementos que puedan aumentar el estrés y la ansiedad del niño, como son los abrebocas y otras herramientas orales.

En la etapa preescolar las visitas al odontopediatra deben de ser cortas (menos de 30 minutos). También es mejor que los niños vengan a la consulta por la mañana, ya que a esa hora los pequeños están menos cansados y el dentista está más fresco.

Nuestra recomendación es que los padres no estén presentes dentro de la consulta a partir de los 3 años y medio de edad. El simple hecho de que los progenitores estén acompañando al niño puede provocar distracción o el deseo de llamar la atención, generando un sentimiento de compasión en los padres, que no satisface la eliminación del miedo al dentista en el niño.

El lenguaje usado con los pacientes pediátricos es muy importante. Por ello, hay que evitar expresiones como “¿Te ha hecho daño?”

Técnicas para evitar el miedo al dentista en niños

1. Técnica de relajación y distracción

La audioanalgesia es nuestra opción favorita para utilizar con niños que sufren miedo dental. Es suficiente con la aplicación de música o audiolibros durante unos 10 minutos antes de comenzar el tratamiento. Para ello usamos auriculares de reducido tamaño y en función de la edad del niño, escuchará un tipo de música u otro.

Estas técnicas son eficaces para eliminar tensiones y minimizar el temor, facilitando la labor del odontopediatra.

2. Psicofármacos

El uso de medicamentos de este tipo es necesario cuando la conducta del niño nos impide controlarlo y llevar a cabo un tratamiento con seguridad. Normalmente, los pequeños suelen presentar los siguientes síntomas:

  • Miedo irrefrenable a los instrumentos dentales.
  • Tensión en las piernas.
  • Lloros desconsolados.
  • No habla ni establece comunicación con el odontopediatra.

3. Sedación consciente

Solemos recurrir a la sedación consciente en niños cuando los fármacos no son la solución o cuando el tratamiento dental es algo más agresivo o duradero.

Prevención del miedo al dentista en niños

La prevención es la mejor forma de evitar el miedo al dentista u odontofobia infantil. Los padres deben enseñar a sus hijos los métodos de higiene dental apropiados desde que son muy pequeños. Además, los padres deben predicar con el ejemplo.

Es importante que los niños sigan una dieta equilibrada, evitando el abuso de azúcares añadidos y alimentos de baja calidad, que no favorecen la salud infantil.

Además, hay que programar visitas periódicas al odontopediatra, con el fin de evitar que el menor sienta miedo a los tratamientos dentales o a acudir a la consulta del dentista.

93 405 29 29