CLÍNICA LES CORTS
93 405 29 29
CLÍNICA HOSPITALET
93 261 52 17
CLÍNICA SANT CUGAT
93 675 20 91

Dientes amarillos: causas y soluciones

Los dientes amarillos empeoran la apariencia de la persona ya que dan a la sonrisa un aspecto envejecido, descuidado o poco saludable. Afortunadamente, este problema tiene solución y, hoy en día, son muchos los pacientes que acuden a nuestras clínicas dentales para que les ayudemos a blanquear sus dientes.

¿Por qué los dientes se ponen amarillos?

Las causas más habituales de los dientes amarillos son las siguientes:

Herencia genética

En gran medida, el color de los dientes viene determinado por la genética de cada persona. Por tanto, hay personas que, de base, tienen unos dientes más blancos que otras. Principalmente, el color de los dientes de cada persona viene determinado por el esmalte y la dentina.

Cuanto más gruesa sea la capa de esmalte, más blancos se verán los dientes. Esto se debe a que debajo del esmalte se encuentra la dentina, la cual presenta un color amarillento que puede variar ligeramente de una persona a otra.

Envejecimiento

El envejecimiento es una de las principales causas naturales de los dientes amarillos. En líneas generales, el esmalte de una persona joven se caracteriza por ser grueso, luminoso y escasamente traslúcido. Sin embargo, el paso del tiempo hace que el esmalte pierda estas propiedades. Cuando el esmalte se desgasta y se vuelve más fino, puede llegar a advertirse la dentina (que presenta el color amarillento).

Higiene oral insuficiente

La falta de cepillado después de las comidas provoca que la placa bacteriana y el sarro se acumulen alrededor de los dientes, lo que hace que adquieran una apariencia amarillenta.

Comidas y bebidas

La alimentación es una de las principales causas de los dientes amarillos. Hay comidas y bebidas que contienen pigmentos de color intenso, los cuales se adhieren a la superficie de los dientes y causan manchas amarillas. Los principales ejemplos de estos alimentos y bebidas son el café, el té, el vino tinto, los refrescos de cola, las salsas de tomate o soja, las espinacas y los frutos rojos (frambuesa, arándanos…).

Tabaquismo

Los cigarrillos contienen, entre otras sustancias, nicotina y alquitrán, las cuales manchan y oscurecen los dientes.

Medicamentos

Hay determinados fármacos que pueden causar manchas amarillas en los dientes. Por ejemplo: algunos antibióticos (como las tetraciclinas), antihistamínicos o antihipertensivos. La clorhexidina, un antiséptico oral muy utilizado, también puede hacer que los dientes se amarilleen si no se usa correctamente.

Enfermedades

Existen determinadas patologías que afectan al esmalte y la dentina y que, por tanto, pueden causar dientes amarillos, como la amelogénesis imperfecta o la dentinogénesis.

¿Cómo blanquear los dientes amarillos?

Los dientes amarillos se pueden blanquear mediante distintos tratamientos. A continuación, te hablamos de los más comunes:

Limpieza dental profesional

Es el tratamiento más sencillo para eliminar las manchas amarillas de los dientes. Precisamente, su sencillez también hace que solo sirva para solucionar las manchas más superficiales, causadas por el consumo de alimentos y bebidas con mucha coloración. Asimismo, la limpieza dental profesional también resulta de utilidad para eliminar las decoloraciones causadas por la clorhexidina.

Sin embargo, la limpieza no resulta suficiente para blanquear unos dientes amarillos debidos a un alto consumo de tabaco.

Blanqueamiento dental

En general, el blanqueamiento dental es el tratamiento más adecuado para aclarar el color de los dientes. Este se lleva a cabo después de la limpieza, la cual sirve para preparar el diente y eliminar las manchas superficiales.

Posteriormente, se lleva a cabo un tratamiento de blanqueamiento, el cual está basado en productos como el peróxido de hidrógeno o el peróxido de carbamida, que penetran en capas más profundas del diente y permiten eliminar o disimular cualquier tipo de mancha.

En el caso del blanqueamiento dental, podemos distinguir dos tipos de tratamientos: el que se lleva a cabo en la clínica (mediante una lámpara de luz fría o LED) y el que se realiza en casa del paciente (mediante el uso de unas férulas).

Además, está el blanqueamiento dental combinado, el cual aúna ambos procedimientos para conseguir unos resultados más eficaces y duraderos. En general, este es el blanqueamiento más adecuado contra los dientes amarillos y el que solemos recomendar a la mayoría de nuestros pacientes.

Carillas dentales

También puede darse la circunstancia de que los dientes amarillos no se puedan tratar, únicamente, con una limpieza y un blanqueamiento. Este es el caso de las manchas muy severas, como las provocadas por el uso de tetraciclinas.

Con estos pacientes resulta necesario recurrir, además, a las carillas dentales. Las carillas son unas finas láminas de porcelana o composite que se adhieren a la superficie frontal de los dientes. Con ello, adquieren un aspecto blanco y uniforme.

¿Cómo evitar que los dientes se pongan amarillos?

Los principales consejos para prevenir la decoloración de los dientes y mantenerlos blancos durante el mayor tiempo posible son los siguientes:

  • Mantén una buena higiene oral: esta es la manera más sencilla de prevenir los dientes amarillos. El cepillado después de cada comida y el uso de hilo dental una vez al día contribuyen a prevenir la acumulación de placa bacteriana y sarro, que es una de las principales causas de los dientes amarillos.
  • Evita ciertos alimentos y bebidas que manchan los dientes: hay determinadas comidas y bebidas que, además de no ser saludables, oscurecen los dientes. En estos casos, considera disminuir o eliminar su consumo. Un ejemplo de ello serían los refrescos de cola.
  • Enjuágate la boca con agua después de comer: por el contrario, hay otros alimentos y bebidas que, aunque provocan manchas amarillas en los dientes, son saludables. Algunos ejemplos son los frutos rojos o las espinacas. En estos casos, no debes reducir ni eliminar su ingesta, sino tan solo enjuagarte la boca nada más terminar de comer (aunque te vayas a cepillar los dientes un poco más tarde).
  • No abuses de alimentos ácidos: los alimentos ácidos, como los cítricos (limón, naranja, pomelo…) resultan abrasivos para el esmalte y tienden a erosionarlo. Por tanto, no se debe abusar de ellos. Para evitar que los dientes se pongan amarillos también hay que restringir los refrescos, que suelen tener un gran componente ácido.
  • Bebe agua frecuentemente: el consumo regular de agua a lo largo del día ayuda a mantener el flujo de saliva de la boca, lo cual es muy útil para barrer las bacterias presentes en la cavidad oral.
  • No fumes: el consumo prolongado de tabaco provoca manchas amarillas muy severas y profundas, las cuales pueden llegar a ser difíciles de eliminar.
  • Acude al dentista entre una y dos veces al año: para evitar que los dientes se pongan amarillos también es fundamental visitar al odontólogo entre una y dos veces al año. De esta manera, podrá programar cada cuánto tiempo debes hacerte una limpieza profesional y supervisar tu estado de salud bucodental.

Si te preocupa el color de tus dientes, te invitamos a acudir a una primera consulta gratuita a una de nuestras clínicas dentales situadas en Barcelona. De esta manera, los especialistas podrán identificar correctamente las causas de los dientes amarillos y determinar cuál es el tratamiento más adecuado para solucionar este problema estético.

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.