CLÍNICA LES CORTS
93 405 29 29
CLÍNICA HOSPITALET
93 261 52 17
CLÍNICA SANT CUGAT
93 675 20 91
cáncer de boca

Cáncer de boca: primeros síntomas y prevención

El dentista es uno de los profesionales que más casos detecta de cáncer de boca. Además, en muchas ocasiones, esta detección se produce de manera temprana, en una revisión rutinaria, lo que mejora notablemente el pronóstico de la enfermedad. En este punto, no se debe olvidar que el cáncer de boca es uno de los cánceres más agresivos que hay, por lo que es muy importante la detección precoz.

Hoy hemos elaborado un artículo para hablarte del cáncer oral. Entre otras cosas, de sus síntomas, sus causas y los consejos de prevención.

Pero, sobre todo, queremos enfatizar la importancia de acudir al dentista entre una y dos veces al año, así como ante cualquier cambio en la boca que persista más de dos semanas (bultos, manchas, llagas…).

¿Qué es el cáncer de boca?

El cáncer de boca es un tipo de cáncer que puede desarrollarse en cualquier parte de la cavidad oral. Esto incluye labios, encías, lengua, interior de las mejillas, paladar y base de la boca (debajo de la lengua). Esta enfermedad es un subtipo del cáncer de cabeza y cuello.

Aunque el cáncer bucal puede aparecer en cualquier persona, es más común en hombres que en mujeres. Además, el riesgo aumenta superados los 50 años de edad.

Síntomas del cáncer de boca

Los síntomas más habituales del cáncer de boca son los siguientes:

  • Úlceras o llagas: el síntoma principal del cáncer oral es una úlcera que no cura y no responde a los tratamientos habituales. Este tipo de lesiones son relativamente habituales en la boca, sobre todo en labios y lengua. Cuando no están relacionadas con el cáncer, se curan por sí solas en el plazo de una semana o diez días. Si no es así, se debe acudir cuanto antes al dentista para que revise las úlceras o llagas.
  • Manchas blancas o rojas: pueden aparecer en cualquier lugar de la cavidad oral (encías, lengua, interior de las mejillas…).
  • Bultos: también pueden desarrollarse en cualquier zona de la cavidad oral (encías, garganta, cuello…).
  • Dificultad, dolor o molestias al tragar.
  • Sensación de cuerpo extraño atrapado en la garganta.
  • Cambios en la voz.
  • Problemas para abrir la boca.
  • Movilidad en los dientes.
  • Pérdida de peso inexplicada.

Dicho lo anterior, se debe tener en cuenta que muchos de los síntomas anteriores también pueden ser causados por enfermedades menos graves, como infecciones localizadas en los dientes y las encías.

Sin embargo, si presentas alguno de estos síntomas durante más de dos semanas, es fundamental que acudas cuanto antes al dentista para que realice una exploración de tu boca y pueda determinar si el cambio experimentado puede ser un indicio de cáncer de boca.

Causas del cáncer de boca

La causa del cáncer de boca está en una mutación en el ADN de las células presentes en la cavidad oral. Aunque no se conocen con exactitud los motivos concretos por los que se producen estas mutaciones, se sabe que hay una serie de factores de riesgo que aumentan el riesgo de sufrir cáncer de boca:

  • Genética: las personas con antecedentes familiares de cáncer oral tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.
  • Tabaquismo: el tabaco contiene múltiples sustancias químicas que son cancerígenas.
  • Alcohol: el consumo frecuente y excesivo de alcohol daña las células de la boca y hace que estas sean más vulnerables al cáncer de boca. En este caso, el riesgo aumenta cuando se combinan tabaco y alcohol.
  • Exceso de grasas en la dieta: una alimentación alta en grasas saturadas es otro de los factores de riesgo del cáncer de boca.
  • Infección por Virus del Papiloma Humano (VPH): algunos tipos del VPH, un virus de transmisión sexual, se relacionan con un mayor riesgo de padecer cáncer de garganta y lengua.
  • Exposición al sol: puede aumentar el riesgo de sufrir cáncer de labio.
  • Higiene bucal deficiente: la inflamación es un importante factor de riesgo en el desarrollo del cáncer. En la boca, la inflamación puede producirse debido a la acumulación de placa bacteriana y sarro, provocados por una mala higiene oral.
  • Irritación crónica: las principales causas de irritación crónica en la boca son las dentaduras postizas mal ajustadas y los dientes rotos o astillados.
  • Sistema inmunológico debilitado: las personas con un sistema inmunológico debilitado, ya sea debido a una enfermedad o al consumo de medicamentos, son más propensas a padecer cáncer oral.

Normalmente, la causa más frecuente es la combinación de alcohol y tabaco. Aunque ahora no se da tanto esta circunstancia, hace unos años el cáncer de boca tenía especial incidencia en fumadores de pipa.

Estas personas se enfrentan a un riesgo mayor si son portadores de prótesis removibles o tienen unos dientes muy desgastados que, por su forma afilada, pueden ir erosionando progresivamente la parte lateral de la lengua o el interior de la mejilla. Esto puede llegar a provocar pequeñas úlceras que pueden ser el origen del cáncer de boca.

Dicho esto, es importante tener en cuenta que presentar uno o varios factores de riesgo no implica necesariamente que la persona vaya a sufrir la enfermedad. Sin embargo, sí indica una mayor probabilidad que la que tienen quienes no cuentan con ningún factor de riesgo.

Diagnóstico y tratamiento del cáncer de boca

El cáncer oral puede ser detectado de manera temprana por el dentista, ya sea en una revisión rutinaria o cuando el paciente acude a la consulta por un cambio significativo que ha aparecido en su boca (llagas, bultos, manchas…).

Sin embargo, el diagnóstico definitivo se realiza en un entorno hospitalario. Por eso, cuando el odontólogo detecta signos de cáncer, deriva al paciente a un médico para que le prescriba una biopsia.

Una vez confirmado el cáncer, el tratamiento suele pasar por una cirugía para retirar el tumor. Adicionalmente, el oncólogo determinará si es necesario recurrir a tratamientos de radioterapia y quimioterapia.

Prevención del cáncer de boca

El cáncer de boca no se puede prevenir. Sin embargo, adoptar un estilo de vida saludable y eliminar los factores de riesgo reduce las probabilidades de sufrir la enfermedad:

  • Seguir una dieta equilibrada: se deben priorizar las frutas, las verduras, las proteínas magras y los granos integrales. Además, la dieta debe incluir un alto contenido de alimentos ricos en antioxidantes (naranjas, zanahorias, espinacas, lentejas, frutos secos…).
  • Abandonar el tabaco, ya sea mascado o fumado.
  • Moderar el consumo de alcohol.
  • Protegerse del sol: para minimizar el riesgo de sufrir cáncer de labio conviene utilizar un protector solar para labios, así como gorras o sombreros. Además, siempre que sea posible, es preferible mantenerse a la sombra.
  • Vacunarse contra el VPH.
  • Mantener una buena higiene oral: hay que cepillarse los dientes después de cada comida y utilizar hilo dental al menos una vez al día.
  • Eliminar los factores de irritación crónica: ante prótesis removibles que se mueven y no están correctamente ajustadas hay que acudir al dentista. El odontólogo puede ayudar a ajustar la prótesis o pulir sus aristas y alisarlas para que no rocen con la lengua o la parte interna de la mejilla.
  • Informarse sobre los factores de riesgo: un mayor conocimiento sobre la enfermedad hace que las personas puedan tomar mejores decisiones sobre su estilo de vida.

Además de todo lo anterior, otra buena medida de prevención es la de acudir al dentista regularmente, entre una y dos veces al año (o cuando se detecte algún signo sospechoso). Por un lado, el odontólogo puede realizar una labor fundamental a la hora de ofrecer consejos para prevenir el cáncer oral y detectar signos precancerígenos.

En otros casos, las visitas al dentista no servirán para prevenir el cáncer de boca, pero sí para detectarlo de manera temprana, lo que ya sabemos que mejora notablemente el pronóstico de la enfermedad.

Si hace más de seis meses que no acudes al odontólogo o has detectado algún síntoma sospechoso como los mencionados en este artículo, te recomendamos acudir a una revisión gratuita en nuestras clínicas dentales de Barcelona.

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.