Urgencias dentales

Sobremordida: ¿Qué problemas produce y cómo se trata?

Aunque la sobremordida tiende a originarse en la infancia, lo cierto es que hay un gran número de personas que llegan con ella a la edad adulta. Esto se debe a que, por diferentes circunstancias, no han abordado el tratamiento necesario para corregirla.

Sin embargo, desde las clínicas del doctor Bladé nuestra recomendación es siempre la misma: la corrección de cualquier maloclusión dental es mucho más sencilla, rápida y económica en las primeras etapas de la vida.

¿Qué es la sobremordida?

La sobremordida es un tipo de maloclusión dental relativamente frecuente entre la población. Se produce cuando los dientes superiores cubren los inferiores más de lo normal. En algunas ocasiones, incluso, pueden llegar a cubrirlos por completo.

A modo de referencia, podemos decir que lo correcto es que los dientes superiores no cubran más de un tercio los inferiores. En caso de que lo hagan, estaremos hablando de sobremordida.

¿Cuál es el origen de la sobremordida?

A continuación, te vamos a presentar las principales causas de la sobremordida. Tal y como ya te hemos adelantado, todas ellas tienen lugar en las primeras etapas de la vida.

Factores genéticos

En un gran porcentaje de casos, esta maloclusión es hereditaria. Es decir, se transmite de padres a hijos.

Hábitos infantiles

El uso prolongado del chupete o la succión del pulgar más tiempo del recomendado también son causas frecuentes de la sobremordida. 

Esto se debe a que tanto el chupete como el dedo ejercen una fuerza contra los dientes que puede ocasionar alteraciones en su desarrollo. Para evitarlo, se recomienda suprimir estos hábitos antes de los tres años de edad.

Posición de la lengua

Una incorrecta posición de la lengua también puede dar origen a la sobremordida. Por ejemplo, esto se produce cuando los niños tienden a colocar, de manera habitual, su lengua en los dientes superiores. Sin embargo, lo correcto sería que la lengua descansara en el paladar.

Dado que, como ya hemos mencionado, la sobremordida se origina durante la infancia, será fundamental el papel del odontopediatra o del ortodoncista infantil

Estos profesionales podrán advertir a los padres de los primeros signos de sobremordida. Y, con ello, corregir el problema antes de que empeore.

¿Qué problemas trae la sobremordida?

La sobremordida puede ocasionar daños tanto a nivel estético como funcional. Eso sí, los problemas que produce esta maloclusión dependen, en gran medida, de su severidad.

  • Desgastes en los dientes inferiores: la sobremordida ocasiona contactos inadecuados entre las distintas piezas dentales. Es decir, si los dientes superiores cubren -total o parcialmente- los inferiores, acaban chocando con ellos. Y, por tanto, los desgasta. Esto, en los casos más graves, puede producir fracturas en los dientes.
  • Apiñamiento en los incisivos superiores: la alteración sufrida en el maxilar superior provoca que los dientes no se desarrollen correctamente y que se generen apiñamientos entre ellos.
  • Mayor incidencia de caries y enfermedades periodontales: tener los dientes apiñados dificulta el acceso con el cepillo de dientes, lo que contribuye a la formación de placa bacteriana y sarro. Una higiene oral deficiente provoca -a medio y largo plazo- caries, gingivitis o periodontitis.
  • Dolor en la articulación temporomandibular (ATM): la sobremordida hace que la fuerza que soportan el maxilar superior y la mandíbula estén descompensados, lo que se traduce en tensión y dolor en la ATM.

¿Cómo se trata la sobremordida?

En líneas generales, podemos decir que el principal tratamiento contra la sobremordida es la ortodoncia.

Sin embargo, la solución para cada caso dependerá del grado de la maloclusión (leve, moderada o severa) y de la edad del paciente. 

Tratamiento de la sobremordida en niños

Si la sobremordida se aborda entre los seis y los nueve años de edad, el tratamiento para corregirla pasará por la colocación de ortodoncia interceptiva

Dado que existen distintos tipos de aparatos interceptivos, la elección de uno u otro dependerá de si el niño tiene alguna maloclusión adicional. Por ejemplo: paladar ojival o estrecho.

Tratamiento de la sobremordida en adolescentes

A partir de los 12 años, se podrá colocar al paciente ortodoncia fija (brackets) o removible (alineadores transparentes). Dado que la inmensa mayoría de aparatos de ortodoncia pueden solucionar las mismas maloclusiones, la elección entre uno y otro dependerá de las preferencias de cada paciente.

Durante la adolescencia, es más frecuente llevar la clásica ortodoncia metálica. Sin embargo, también existen alineadores transparentes para adolescentes. Eso sí, al ser removibles, exigen un alto grado de responsabilidad por parte del paciente. Si no los lleva el tiempo diario recomendado, el tratamiento no surtirá efecto y la sobremordida no se corregirá.

Tratamiento de la sobremordida en adultos

Los adultos pueden usar los mismos tratamientos de ortodoncia que los adolescentes. Sin embargo, a la edad adulta (a partir de los 18 años) se puede recurrir a la cirugía ortognática.

Esta es una intervención a la que solo se recurre en los casos de sobremordida severa, y cuando esta cursa con otras maloclusiones dentales que comprometen seriamente la apariencia, rutinas o salud del paciente (masticación, respiración…).

Dicho esto, en un gran porcentaje de casos, los adultos pueden poner fin a la sobremordida con ortodoncia. La cirugía ortognática se reserva, solamente, para los casos más graves.

¿Cuánto tiempo se tarda en corregir la sobremordida?

Al igual que en el caso anterior, el tiempo de tratamiento dependerá de la complejidad de cada caso. Por ejemplo, hay pacientes cuya sobremordida se puede corregir en el plazo de un año. Sin embargo, hay otros tratamientos que necesitan extenderse hasta los 18 o 24 meses.

Dado que resulta muy complejo ofrecer, a través de un artículo, un tiempo aproximado de tratamiento, te invitamos a acudir a una primera visita gratuita a una de nuestras clínicas. 

Allí, los ortodoncistas podrán realizar un estudio de tu caso y decirte cuál es la solución más adecuada para ti. Y, de esta manera, podrás evitar que cualquier maloclusión dental siga ocasionando daños en la estética y salud de tu sonrisa.

Dr. Joan Bladé
[email protected]
No Comments

Post A Comment