¿La endodoncia duele? - Grup Dr. Bladé
Urgencias dentales
endodoncia duele

¿La endodoncia duele?

La endodoncia tiene fama de ser un tratamiento doloroso. Es por ello que muchos pacientes expresan miedo o nerviosismo cuando les decimos que debemos recurrir a este procedimiento para eliminar una caries extensa que padecen desde hace tiempo.

En nuestro artículo de hoy, vamos a aclarar una de las principales dudas que nos plantean nuestros pacientes: ¿la endodoncia duele? A continuación, examinaremos las fases del tratamiento en las que se puede experimentar dolor: antes, durante y después de la endodoncia.

Dolor antes de la endodoncia

En la mayoría de los casos, la endodoncia es un tratamiento que se realiza porque el paciente tiene una infección o lesión en la pulpa del diente. Por ejemplo, una caries o una fractura. La pulpa conforma la parte más interna de la pieza dental y contiene las terminaciones nerviosas. Por tanto, cualquier daño o infección en ella puede cursar con dolor.

De hecho, los peores dolores o molestias que siente el paciente se producen antes de la endodoncia, cuando se experimentan los síntomas de la lesión en la pulpa. En cambio, el propio tratamiento y su recuperación posterior suelen ser muy llevaderos.

Por eso, si te tienen que realizar una endodoncia y te asusta la posibilidad de que duela, puedes estar tranquilo. Lo normal es que ya hayas sufrido los peores dolores.

En cualquier caso, cuando estamos ante pacientes que han tenido una experiencia traumática anteriormente y, además, presentan una inflamación aguda del nervio, valoramos realizar el tratamiento bajo sedación. De esta forma, la persona no sentirá ni notará nada antes y durante la endodoncia.

Dolor durante la endodoncia

Durante el propio procedimiento en sí, es muy difícil que puedas experimentar dolor. Esto se debe a que, antes de comenzar con la endodoncia, el dentista administra anestesia local para adormecer el diente y los tejidos circundantes. Por tanto, la anestesia tiene como objetivo bloquear cualquier sensación de dolor durante la endodoncia.

Esta anestesia es similar a la que se suministra antes de un empaste dental. Por tanto, si este tratamiento no duele, la endodoncia tampoco tiene por qué doler.

Una vez que el diente está anestesiado, sí es posible que notes una sensación de presión, así como las vibraciones y los movimientos propios del instrumental utilizado para llevar a cabo el tratamiento. Además, resulta habitual sentir cierta incomodidad por el hecho de estar en el sillón dental con la boca abierta. Sin embargo, esto no quiere decir que la endodoncia duela.

Pero, por ir más allá, te decimos cuáles son las dos principales circunstancias por las que puede aparecer dolor durante la endodoncia:

  • Anestesia insuficiente: en el caso de que la endodoncia te duela, avisa inmediatamente al dentista. Puede que no haya administrado anestesia suficiente y tenga que ajustar la dosis.
  • Existencia de infección: la infección que provoca la necesidad de realizar una endodoncia debe tratarse previamente con antibióticos. Esto se debe a que las infecciones activas pueden afectar a la eficacia de la anestesia local.

La buena noticia es que, en la inmensa mayoría de los casos, estas situaciones se pueden prevenir al ponerse en manos de un odontólogo formado y experimentado, que haya realizado un gran número de endodoncias antes.

Dolor después de la endodoncia

Es relativamente habitual experimentar cierto grado de dolor o molestias después de una endodoncia. Estas sensaciones varían en función de cada persona, por lo que pueden ir desde una leve sensibilidad hasta un dolor más intenso.

Sin embargo, en la inmensa mayoría de los casos, esta incomodidad es llevadera con el uso de medicación analgésica y antiinflamatoria. Además, tiende a disminuir con el paso de los días.

Las principales razones por las que puede aparecer el dolor después de una endodoncia son las siguientes:

  • Irritación causada por el uso de instrumental: durante el procedimiento, es necesario acceder a los canales radiculares del diente para poder alcanzar la pulpa dañada y extraerla. Cabe la posibilidad de que, en el proceso de limpieza, los tejidos circundantes se irriten, lo que puede causar molestias.
  • Inflamación y sensibilidad en la encía: la inflamación es una reacción normal del cuerpo al tratamiento. Los tejidos que se encuentran alrededor del diente también cuentan con unas pequeñas terminaciones nerviosas. Por tanto, es habitual que necesiten unos días para recomponerse por completo.
  • Oclusión alta: tras realizar una endodoncia es necesario aplicar un relleno temporal en el diente, que unos días después se sustituirá por la restauración definitiva. Este relleno tiene el objetivo de tapar la apertura que ha realizado el dentista para acceder a los canales y recuperar la anatomía de la pieza dental. Sin embargo, si este relleno queda alto y el diente endodonciado sobresale respecto al resto, puede aparecer dolor a la hora de morder. Afortunadamente, este problema se puede solucionar rápidamente en la propia consulta. Por ello, si no estás cómodo con el ajuste oclusal realizado por el dentista, no tienes más que decírselo.

¿Cómo evitar el dolor tras una endodoncia?

Una vez que hemos hablado de las molestias que pueden aparecer en cada fase del tratamiento, y de sus causas, vamos a contarte cómo se puede evitar o reducir el dolor después de una endodoncia:

  • Toma la medicación analgésica y antiinflamatoria siguiendo las indicaciones del odontólogo: asegúrate de respetar las dosis diarias y el tiempo de administración. No aumentes o reduzcas la medicación sin consultarlo con el profesional. Hay algunas ocasiones en las que el dolor es muy intenso debido a que el paciente presenta una pulpitis aguda o una infección importante en alguno de los nervios del diente. Cuando esto sucede, el odontólogo puede prescribir un corticoide de baja dosis para ayudar a disminuir el dolor y la inflamación del nervio.
  • Aplica frío: el frío ayuda a disminuir las molestias propias tras una endodoncia (dolor e inflamación). Por tanto, es una buena idea que coloques una compresa fría en la cara, cerca del área tratada. Haz esto en intervalos de 15-20 minutos y luego descansa.
  • Evita masticar con el diente afectado: mientras duran las molestias, es preferible no masticar con la zona en la que se ha realizado el tratamiento. Esto aliviará la presión sobre los tejidos y ayudará a que se recuperen con mayor rapidez.
  • Evita alimentos muy calientes o fríos: en general, los cambios bruscos de temperatura provocan sensibilidad en los dientes. Para evitar molestias adicionales, evita las comidas y bebidas muy calientes o frías durante los dos o tres primeros días.
  • Mantén una buena higiene oral: ninguna intervención en la boca justifica la interrupción del cepillado. La falta de higiene oral puede dar lugar a infecciones que ralenticen la recuperación y causen más dolor. Cepíllate los dientes con normalidad, pero hazlo con mayor suavidad en la zona del diente endodonciado.
  • Evita el alcohol: el alcohol irrita las encías y ralentiza la recuperación de los tejidos. Además, interfiere negativamente en la mediación analgésica y antiinflamatoria que se toma después de una endodoncia. Restringe el consumo de alcohol durante la primera semana.
  • No fumes: las sustancias nocivas del tabaco ralentizan el proceso de curación y multiplican el riesgo de infección, por lo que es recomendable que evites fumar durante la primera semana.

En resumen, el tratamiento de endodoncia no duele gracias al uso de anestesia local. Sin embargo, puede aparecer alguna molestia después del procedimiento, la cual suele ser manejable con el uso de medicación analgésica o antiinflamatoria.

En cualquier caso, si experimentas dolor intenso o persistente después de una endodoncia, es esencial que te pongas en contacto con tu dentista para que evalúe la situación.

Esperamos haber resuelto tus dudas sobre si la endodoncia duele. Si tienes alguna pregunta más respecto al dolor, o cualquier otro aspecto del tratamiento, puedes contactar con nuestros profesionales.

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.

No Comments

Post A Comment