CLÍNICA LES CORTS
93 405 29 29
CLÍNICA HOSPITALET
93 261 52 17
CLÍNICA SANT CUGAT
93 675 20 91

Caries interdental: síntomas y tratamiento

La caries interdental puede ser difícil de detectar porque no se ve a simple vista y, en algunas ocasiones, tarda en mostrar sus primeros síntomas. Por eso, es importante acudir regularmente al odontólogo para que realice una revisión del estado de la boca y tome una radiografía interproximal. Con ello, podrá diagnosticar la caries de manera temprana, lo que, a su vez, simplifica el tratamiento.

¿Qué es una caries interdental?

Una caries interdental, también llamada interproximal, es una caries que se forma entre dos dientes y que, a menudo, afecta a las dos piezas dentales entre las que se encuentra.

Dicho esto, el espacio interproximal es una zona especialmente susceptible a la acumulación de placa bacteriana -principal causante de la caries- debido a que es más difícil de limpiar durante el cepillado.

Causas de la caries interdental

La principal causa de la caries interdental es la acumulación de placa bacteriana entre los dientes, lo que suele ser fruto de una higiene oral insuficiente. La placa bacteriana es una fina película que tiende a formarse constantemente en la superficie de los dientes.

Si no se elimina adecuadamente mediante la higiene diaria (cepillo e hilo dental), las bacterias metabolizan los azúcares procedentes de los alimentos, lo que produce unos ácidos que desmineralizan el esmalte dental y lo hacen más propenso a desarrollar caries.

Adicionalmente, existen una serie de factores de riesgo que nos hacen más propensos a sufrir caries interdentales:

  • Dieta rica en azúcares y carbohidratos.
  • Apiñamiento. Los dientes que no están correctamente alineados son más propensos a sufrir caries, debido a que puede ser más difícil acceder a los espacios interdentales.
  • Defectos en la formación del esmalte, que lo hacen más fino y débil de lo habitual.
  • Flujo de saliva reducido. En este punto, hay que tener en cuenta que la saliva desempeña un papel crucial a la hora de “barrer” las bacterias presentes en la boca y neutralizar el efecto de los ácidos. El flujo salival reducido puede deberse al consumo de ciertos medicamentos o la edad.
  • Falta de flúor: aunque la falta de flúor sea una de las causas de las caries interdentales, este es un caso infrecuente en España, ya que la propia agua del grifo contiene flúor.

Síntomas de una caries interdental

Los principales síntomas de las caries interdentales son los siguientes:

  • Sensibilidad dental: el aumento de la sensibilidad es uno de los signos más claros de caries. Normalmente, esta sensibilidad se manifiesta al consumir comidas y bebidas muy frías, calientes o dulces.
  • Dolor: a medida que la caries interdental progresa, el diente afectado también puede empezar a doler. Aunque dicho dolor puede ser leve al principio, tiende a aumentar con el tiempo, a medida que la lesión se acerca al nervio del diente.

Dicho lo anterior, es importante tener en cuenta que, en sus etapas iniciales, las caries interdentales pueden pasar inadvertidas, ya que no se manifiestan con síntomas evidentes. La manera más fiable de detectar una caries interdental es mediante una radiografía interproximal, que se puede realizar en una visita al dentista.

¿Cómo se cura una caries interdental?

El tratamiento más adecuado para curar una caries interdental depende del alcance de la lesión y, por tanto, de la extensión de los daños. Al igual que en otro tipo de caries, la solución pasa por eliminar el tejido dental cariado y restaurar el diente para que recupere su anatomía y función habitual.

  • Obturación (empaste): es el tratamiento al que se recurre cuando estamos ante una caries inicial, que ha dañado únicamente el esmalte (capa superficial del diente). En estos casos, se retira el tejido cariado y se reconstruye la parte afectada con composite.
  • Endodoncia: este procedimiento se lleva a cabo cuando la caries ha alcanzado la pulpa dental, una capa interna en la que se encuentra el nervio del diente. Dado que, en estos casos, los daños son más profundos, será necesario acceder a los conductos del diente, retirar el tejido dental enfermo y volver a rellenar dichos conductos con un material biocompatible. Cuando se ha tenido que retirar una gran parte de la estructura dental resulta necesario colocar una corona, con el objetivo de reforzar el diente y evitar que se caiga.
  • Extracción: este es el último tratamiento que se contempla, ya que la prioridad siempre debe ser salvar el diente. Sin embargo, hay ocasiones en las que la estructura dental está tan dañada que ni la endodoncia ni la posterior corona ofrecen un buen pronóstico. Por tanto, la única opción viable es extraer el diente y colocar un implante.

En este punto, conviene destacar la importancia de detectar a tiempo las caries interdentales. Las caries extensas pueden progresar por debajo de la encía y hacer casi imposible su restauración. Cuando se vuelven muy profundas hay que valorar con el periodoncista una cirugía de la encía (alargamiento de corona) antes de proceder a la limpieza de la caries.

Consejos para prevenir las caries interdentales

La prevención es clave para evitar tanto la formación como la recurrencia de las caries interdentales. Los principales consejos que te podemos dar son los siguientes:

  • Cepillado dental: cepíllate los dientes después de cada comida durante, al menos, dos minutos. Asegúrate de limpiar todas las superficies de cada diente.
  • Hilo dental: te recomendamos usar seda dental después de cada comida o, al menos, una vez al día. De esa manera, podrás retirar todos los restos de alimentos que, al quedarse entre los dientes, no resultan accesibles para el cepillo.
  • Dieta: reduce el consumo de comidas y bebidas azucaradas y ácidas.
  • Hidratación: beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día ayuda a mantener un flujo salival constante, lo que evita la proliferación de bacterias y neutraliza los ácidos.
  • Chicles sin azúcar: si no tienes la posibilidad de lavarte los dientes después de comer, puedes masticar chicles sin azúcar, especialmente aquellos que contienen xilitol. Esto ayuda a aumentar el flujo salival y neutralizar los ácidos. Sin embargo, no debes utilizar los chicles como sustitutos del cepillado.
  • Limpiezas bucodentales profesionales: este tratamiento ayuda a retirar la placa bacteriana y el sarro causantes de la caries, lo que reduce las posibilidades de desarrollar una caries interdental.

Por último, no queremos olvidarnos de la importancia de acudir al dentista. Las revisiones regulares, cuando van acompañadas de radiografías interproximales, son esenciales para detectar las caries interdentales en sus etapas iniciales, cuando el tratamiento para eliminarlas es más rápido y sencillo.

Si tienes alguna molestia en tus dientes, crees que presentas una caries o, simplemente, llevas un tiempo sin acudir al odontólogo, puedes acudir a una de nuestras clínicas dentales para que te hagamos una revisión sin coste.

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.