¿Qué es la sialorrea y cómo se cura? - Grup Dr. Bladé
Urgencias dentales

¿Qué es la sialorrea y cómo se cura?

La sialorrea es una condición que puede presentarse de forma leve o severa. Además, cabe la posibilidad de que sea tanto crónica como pasajera. Por estos motivos, no acarrea los mismos problemas para todas las personas que la padecen. En consecuencia, los tratamientos para frenar la sialorrea no son los mismos para todos los pacientes.

Si te preocupa la sialorrea, ya sea propia o de alguien cercano, sigue leyendo este artículo. Vamos a profundizar en sus síntomas y causas pero, sobre todo, en los tratamientos que existen actualmente para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen la afección.

¿Qué es la sialorrea?

La sialorrea, también conocida como hipersalivación, es una afección que se caracteriza por el exceso de saliva. Puede ser temporal o crónica, en función de cuál sea su causa.

Normalmente, la sialorrea tiene su origen en una enfermedad neurológica o en trastornos de la cavidad oral. Sin embargo, también es relativamente frecuente durante el embarazo.

La sialorrea se puede clasificar en dos tipos: sialorrea anterior y sialorrea posterior:

  • Sialorrea anterior: se da cuando se produce un exceso de saliva que la persona no puede retener en la boca. Por ello, la saliva tiende a desbordarse por las comisuras de los labios.
  • Sialorrea posterior: se produce cuando el flujo de saliva, originado en las glándulas salivales, se va hacia la faringe y los pulmones. Este tipo de sialorrea es menos visible. Sin embargo, puede ocasionar problemas en la respiración.

 

Síntomas de la sialorrea

Los principales síntomas que suelen acompañar a la sialorrea son los siguientes:

  • Babeo continuo que se acrecenta durante el sueño o al comer.
  • Descamación e irritación en los labios.
  • Dermatitis en la zona del mentón (barbilla).
  • Mal aliento (halitosis).
  • Dificultad para hablar (disartria).
  • Cambios en el sentido del gusto.
  • Problemas de autoestima, ansiedad o vergüenza debido a la dificultad para controlar la saliva.
  • Fatiga muscular en la mandíbula.
  • Tos y náuseas, en los casos de sialorrea posterior.

 

¿Por qué se produce la sialorrea?

La sialorrea está provocada por dos grandes causas: la producción excesiva de saliva o la incapacidad para tragar la saliva generada.

1- Producción excesiva de saliva

En este caso, las glándulas salivales producen un exceso de saliva. Normalmente, esta causa tiene relación con el consumo de determinados medicamentos.

Algunos de los fármacos que pueden provocar hipersalivación como efecto secundario son los antipsicóticos, los usados para tratar el cáncer, los opiáceos o los que se administran para tratar el Alzheimer o el Parkinson.

2- Incapacidad para tragar la saliva

En este caso, la persona produce una cantidad de saliva normal. Por ello, la acumulación de saliva en la boca suele estar causada por una enfermedad neurológica, que afecta a los músculos y los nervios encargados de percibir y tragar la saliva.

Algunos de los trastornos neurológicos que impiden a la persona ser consciente de la hipersalivación son los siguientes:

  • Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).
  • Parkinson.
  • Parálisis cerebral.
  • Parálisis del nervio facial.
  • Síndrome de Riley-Day.
  • Secuelas de un infarto.
  • Secuelas de un traumatismo cerebral grave.

Fuera de estas dos grandes causas, hay casos en los que la hipersalivación se caracteriza por ser temporal y leve:

  • Bebés: en las primeras etapas de la vida, el exceso y el desbordamiento de la saliva son normales, ya que los bebés aún no tienen control sobre los músculos de la mandíbula.
  • Colocación de una ortodoncia o prótesis dental: durante el periodo de adaptación (los primeros días tras la colocación) es habitual que el paciente sienta incomodidad y realice movimientos de ajuste con su mandíbula, lo que estimula la producción de saliva.
  • Infecciones en la boca y la garganta: ambas pueden aumentar la producción de saliva, como respuesta del organismo para combatir la infección.
  • Embarazo: durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre, algunas mujeres pueden experimentar sialorrea. Esto se debe, sobre todo, a los cambios hormonales.

 

Tratamientos para curar la sialorrea

El tratamiento de la hipersalivación depende de la causa y puede variar mucho de un caso a otro, ya que no todas las personas tienen el mismo grado de sialorrea ni la experimentan de manera crónica. Dicho esto, las principales opciones de tratamiento son las siguientes:

Entrenamiento oral

Generalmente, esta es una opción de tratamiento indicada para los casos más leves y dirigida a personas con problemas en el control de los músculos faciales o en los reflejos neuromusculares. Un ejemplo de ello podrían ser los pacientes que presentan secuelas tras un infarto.

El entrenamiento oral suele englobar ejercicios de logopedia y fisioterapia facial encaminados a mejorar el control de la mandíbula. Por ello, requiere el trabajo conjunto de un logopeda y un fisioterapeuta.

Tratamiento farmacológico

Dado que, en muchas ocasiones, la sialorrea está causada por el uso de un medicamento, hay casos en los que la solución de la hipersalivación pasa por suspender el fármaco, disminuir su dosis o pautar un medicamento alternativo.

Dicho esto, también existen ciertos fármacos que ayudan a reducir la producción de saliva. Sin embargo, estos medicamentos pueden provocar efectos secundarios, por lo que debe ser un médico quien determine si son adecuados para el paciente.

Inyecciones de toxina botulínica

Las inyecciones de toxina botulínica (botox) sobre las glándulas salivales se usan cuando la sialorrea está causada por una excesiva producción de saliva. En este caso, la toxina botulínica sirve para taponar parcialmente las glándulas salivales, lo que reduce su actividad y hace que produzcan menores niveles de saliva.

Cirugía

En los casos severos, se pueden considerar dos tratamientos quirúrgicos. La primera opción consiste en ligar los conductos liberadores de la saliva. La segunda opción pasa por extirpar algunas glándulas salivales, lo que provoca una reducción en la cantidad de saliva que producen.

Dado que la cirugía es el procedimiento más invasivo, se reserva para los pacientes que no responden a otros tratamientos y cuya hipersalivación les impide llevar una vida normal.

Como ves, existen distintos tratamientos para curar la sialorrea. Sin embargo, es imprescindible una evaluación personalizada de cada caso antes de determinar cuál es el tratamiento más adecuado.

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.

No Comments

Post A Comment