Urgencias dentales
Cómo limpiar una prótesis dental removible

¿Cómo limpiar una prótesis dental?

Mantener una adecuada higiene oral es fundamental para preservar la salud de todas las estructuras que conforman la boca, especialmente si somos portadores de prótesis fijas o removibles, ya que los restos de comida pueden quedar atrapados entre la prótesis y la encía y/o los dientes.

A continuación compartimos contigo una serie de consejos que puedes poner en práctica para limpiar tu prótesis dental y así mantenerla en perfecto estado, para que pueda cumplir sus funciones adecuadamente.

¿Por qué es importante limpiar una prótesis dental?

Las prótesis dentales deben ser limpiadas diariamente con el fin de prevenir el desarrollo de microorganismos en su superficie, lo que puede llevar a infecciones bacterianas o fúngicas que comprometan la integridad de las estructuras bucales. Una de estas afecciones es la estomatitis protésica, la cual cursa con dolor y enrojecimiento de las mucosas.

La higiene de las prótesis también es fundamental para evitar la irritación e inflamación de las encías. Como te mencionamos, estos aparatos pueden favorecer la acumulación de restos de alimentos y sarro (sobre todo si están mal ajustados), lo que a su vez aumenta el riesgo de desarrollar caries, enfermedad periodontal y tener mal aliento.

Y, por último, pero no menos importante, el hecho de limpiar una prótesis dental adecuadamente ayuda a que esta tenga una vida útil más larga y a que puedas sacarle todo el provecho posible a tu inversión.

Consejos para limpiar una prótesis dental fija

A continuación, vamos a ofrecerte una serie de recomendaciones para limpiar una prótesis dental fija, ya sea una prótesis sobre dientes o sobre implantes. En lo que respecta a la higiene que debes mantener, en este punto no existen diferencias: es igual a la que se tiene que llevar a cabo con los dientes naturales.

  • Ante todo, cepíllate los dientes: el cuidado de tu prótesis fija está estrechamente relacionado con tu higiene dental, por lo que debes cepillarte durante al menos dos minutos: al levantarte, antes de acostarte y especialmente después de comer. No importa si solo te quedan unos pocos dientes naturales en la boca, es imprescindible que mantengas una correcta rutina de cepillado.
  • No olvides el hilo dental: el hilo dental es fundamental para mantener los dientes y las prótesis libres de alimentos, lo que a su vez promueve la salud de los tejidos blandos y previene que se inflamen. Ten presente que en este tejido blando (encías) se asientan las prótesis y puede irritarse.

 

¿Cómo limpiar una prótesis dental removible?

En este punto, te vamos a dar una serie de consejos para limpiar una prótesis dental removible. Es decir, lo que comúnmente se conoce con el nombre de dentadura postiza.

Un aspecto positivo respecto a su higiene es que, al ser dentaduras de “quita y pon”, son fáciles de limpiar. Lo más adecuado siempre es retirarlas antes de limpiarlas, en vez de hacerlo teniéndolas puestas. Al retirarla, llegarás a espacios de difícil acceso para las cerdas del cepillo.

  • Antes de colocarte la prótesis cepilla bien tus dientes y encías con un dentífrico con flúor.
  • Limpia la prótesis inmediatamente: lo ideal es limpiarlas justo después de retirarlas para así evitar que se endurezcan los residuos de comida.
  • Usa un cepillo adecuado y jabón neutro: te recomendamos que uses un cepillo especial para prótesis con cerdas suaves y aplicando una presión controlada para no dañar la superficie ni el pulido. No olvides abarcar toda su extensión, tanto la que corresponde a los dientes como la que hace las veces de encía o paladar.
  • Emplea pastillas de limpieza: esta es una excelente opción para limpiar tu dentadura postiza diariamente o por lo menos dos veces a la semana. Sólo debes disolver la pastilla en agua tibia y sumergir la prótesis durante el tiempo indicado en las instrucciones. Por ejemplo, algunas marcas también ofrecen la opción de dejarla durante toda la noche para que así la limpieza y desinfección sea más profunda.
  • Recuerda aclarar la prótesis removible con abundante agua antes de llevarla a boca: las pastillas de limpieza no son para uso intrabucal. Pueden contener productos químicos que no son compatibles con los tejidos blandos bucales.
  • Si notas que en tu dentadura postiza hay residuos duros que no se desprenden, debes llevarla al odontólogo para que los elimine. En este punto, te pedimos que no intentes hacerlo en casa con la ayuda de alguna pinza u otro instrumento ya que sin querer podrías estropear la dentadura.
  • En caso que uses adhesivo para prótesis removibles debes limpiar bien la zona donde lo aplicas para retirar todos los restos de pegamento. De no hacerlo, este se puede acumular, lo que podría comprometer el ajuste del aparato.
  • Si optas por guardar la prótesis en un estuche te recordamos que también es necesario que lo limpies muy bien con agua y jabón, y que guardes el dispositivo cuando ambos estén completamente secos. Si lo haces cuando aún mantienen la humedad se pueden desarrollar mal olor y bacterias.

 

¿Qué no debes usar para limpiar tu prótesis dental?

Quizás te hayas visto tentado a usar limpiadores hechos de forma casera con ingredientes al alcance de tus manos, y aunque hay quienes afirman que son soluciones efectivas, la verdad es que pueden comprometer el buen funcionamiento de tu dispositivo protésico. Por todo ello, te recomendamos lo siguiente:

  • No uses pasta de dientes para limpiar la prótesis, ya que puede hacer que pierda el pulido de superficie, haciéndola rugosa. El uso de dentífrico contribuye a a que se deteriore más rápido y se creen filtraciones.
  • Tampoco utilices agua oxigenada, vinagre o una pasta de agua con bicarbonato de sodio, ya que cualquiera de estos elementos resultan muy abrasivos.
  • No sumerjas las dentaduras en cloro o lejía. Este remedio casero no contribuye a su limpieza o desinfección. El uso de los productos mencionados daña el acrílico (hace que pierda el color) y las partes metálicas de la prótesis.
  • No sumerjas la prótesis en agua hirviendo, ya que corres el riesgo de que se deforme.
  • No emplees cepillos con cerdas duras.

Para finalizar, nos gustaría enfatizar que si tu prótesis no tiene un buen ajuste y retención es muy probable que sirva como reservorio para restos de alimentos y bacterias, es por esto que es sumamente importante que acudas a tu odontólogo para una revisión si notas que se desajusta o queda floja.

Dr. Joan Bladé
[email protected]
No Comments

Post A Comment