¿Qué son los selladores dentales? ¿Para qué se utilizan?  - Grup Dr. Bladé
Urgencias dentales

¿Qué son los selladores dentales? ¿Para qué se utilizan? 

Los selladores dentales son una de las principales soluciones para evitar la aparición de caries en niños. Las caries son uno de los problemas orales más comunes. Lo que mucha gente desconoce es que el 80% de las caries suelen darse en los dientes traseros.

El motivo es que estos son los primeros dientes definitivos en salir, y con los que los niños realizan la mayor parte de la masticación. Además, por su ubicación en la boca, estas piezas dentales no son siempre accesibles para el cepillado.

Los selladores dentales son, por tanto, un tratamiento preventivo adecuado para cualquier niño. En este artículo te contaremos a qué edades es necesario recurrir a ellos, cómo se aplican y cuánto tiempo duran en la boca.

¿Qué son los selladores dentales?

Los selladores dentales son una técnica preventiva que consiste en aplicar una película delgada de resina en la superficie de masticación de los dientes posteriores. Es decir, en los molares y premolares.

Los selladores dentales tienen como objetivo prevenir la caries. Suelen aplicarse sobre todo en niños, ya que tienen más riesgo de sufrir esta enfermedad, una vez que sus molares permanentes han erupcionado. Estos dientes aparecen entre los 6 y los 12 años de edad, por lo que es cuando se debe recurrir a los selladores.

Los selladores están especialmente indicados en los niños que ya en los dientes temporales han presentado varias caries, bien por una predisposición genética o por una higiene bucal inadecuada.

Aunque es menos común, en los adultos que tienen un alto riesgo de padecer caries también se pueden utilizar los selladores.

¿Para qué se utilizan los selladores dentales?

Los selladores dentales se utilizan en los dientes traseros (molares y premolares) porque son los que tienen una anatomía más propicia al desarrollo de caries. Esto se debe a que se caracterizan por una superficie irregular, con grietas y ranuras más profundas.

Dichas características hacen que los restos de comida y las bacterias se acumulen con mayor facilidad. Y que, además, permanezcan más tiempo entre los surcos, puesto que el cepillo no llega bien a todas las zonas.

Para que todo esto no suceda, se aplica el recubrimiento que proporcionan los selladores dentales. Dicha película se adhiere a los dientes y cubre las ranuras con el fin de impedir la acumulación de placa bacteriana. Por tanto, los selladores son una barrera física contra la caries.

Tipos de selladores dentales

Existen distintos tipos de selladores, los cuales se pueden clasificar en función de su material, el tipo de polimerización que necesitan o de su composición (si incluyen flúor o no).

  • Material: los selladores pueden ser de resinas compuestas (composite) o de ionómero de vidrio.
  • Tipo de polimerización: los selladores dentales pueden clasificarse en autocurables (se polimerizan por sí mismos) o fotocurables. Estos últimos necesitan una lámpara de luz para polimerizarse, es decir, para secarse.
  • Composición con flúor: hay unos tipos de selladores dentales que, además de sellar, contienen flúor. El flúor ayuda a fortalecer el esmalte de los dientes y a hacerlo más resistente ante la caries.

 

¿Cómo se aplican los selladores dentales?

Por lo general, los selladores son aplicados por los odontopediatras (dentistas especializados en niños). Su aplicación es relativamente sencilla, además de indolora, ya que no requiere dañar la estructura del diente. Por tanto, tampoco es necesario utilizar ningún tipo de anestesia.

Para aplicar los selladores dentales, se siguen una serie de pasos:

  • Limpieza del diente: en primer lugar, se realiza una minuciosa limpieza de la pieza dental que se va a sellar mediante un agente limpiador. Dado que el recubrimiento se aplica en la superficie de masticación, la limpieza incide especialmente en esta zona.
  • Gel acondicionador: a continuación, se aplica un gel ácido acondicionador en la cara superior del diente. Tras unos segundos, dicho gel vuelve áspera la superficie dental.
  • Enjuague y secado: posteriormente, se realiza una segunda limpieza y secado del diente.
  • Aplicación del sellador: se extiende el sellador con un pincel en los surcos del diente.
  • Secado final: por último, se seca y endurece el sellador. En la mayoría de los casos, se hace uso de una lámpara de polimerización durante unos 20-30 segundos. Dicha lámpara seca y endurece el recubrimiento mediante una luz especial. Una vez hecho todo esto, el sellador se convierte en una capa de barniz duro, pero muy fino, por lo que permite desarrollar el proceso de masticación con total normalidad.

 

¿Cuánto tiempo duran los selladores dentales?

Como norma general, los selladores dentales se diseñan para soportar con normalidad las fuerzas masticatorias, por lo que suelen durar entre 5 y 10 años.

Sin embargo, es necesario realizar visitas periódicas al odontólogo (cada seis o doce meses) para que revise el estado del sellador y determine si es necesario sustituirlo, en caso de que se haya deteriorado.

Como has podido leer, el tratamiento de los selladores dentales es relativamente sencillo y adecuado para cualquier niño. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta técnica no sustituye, en ningún caso, otros métodos de prevención.

Y es que, para evitar las caries es fundamental enseñar a los niños la importancia de cepillarse los dientes después de cada comida. Los selladores serán eficaces en la prevención de caries siempre y cuando se combinen con una buena higiene dental y visitas regulares al dentista.

Bibliografía

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.

No Comments

Post A Comment