Caninos incluidos: causas y tratamiento | Grup Dr. Bladé
Urgencias dentales
Ortodoncia para corregir los caninos incluidos

Caninos incluidos: causas, prevención y tratamiento

Los colmillos son de las piezas dentales más importantes de las personas. Sin embargo, por diferentes causas puede darse lo que se conoce como caninos incluidos, cuando estos dientes no erupcionan como corresponde. Veamos todos los aspectos claves sobre este tema, en el siguiente blog.

¿Qué es un canino incluido?

Como destacamos antes, los caninos son los también llamados colmillos. Teniendo esto claro, podemos hablar de un canino incluido cuando esta pieza dental, pese a estar completamente formado, no erupciona en tiempo correspondiente. En este contexto, el diente se queda alojado en la encía y dentro del hueso.

Por lo general, los colmillos inferiores aparecen entre los nueve y once años de edad, mientras que los superiores deberían erupcionar en el rango de los once y trece años.

Si bien es cierto que hay otros dientes que pueden quedarse incluidos, los colmillos retenidos son los más comunes, después de las muelas cordales, y afectan a gran parte de la población.

Los casos de caninos retenidos son más frecuentes en los colmillos superiores, pero esto no quiere decir que no haya situaciones de retención de caninos inferiores. Todo esto, dependerá de las causas y la condición del paciente.

Causas de los caninos incluidos

Los colmillos incluidos pueden darse por múltiples causas y algunas de las más importantes son estas:

  • Poco espacio: este es un motivo recurrente. En palabras simples, ocurre cuando la arcada no tiene el espacio suficiente, de modo que el diente no puede erupcionar correctamente.
  • Falta de incisivos laterales: los dientes incisivos laterales son piezas dentales claves que guían la salida de los caninos. Cuando estos dientes no están presentes, es mucho más probable que ocurra un caso de caninos incluidos.
  • Caída tardía de los caninos temporales: si un colmillo no se cae en el momento indicado, puede interferir con el proceso de aparición de los nuevos caninos, ocasionando un caso de caninos incluidos.
  • Pérdida prematura de los colmillos: Si un canino se cae antes de tiempo y no se emplea un retenedor para esta zona, es posible que el resto de los dientes se desplacen ocupando el lugar del nuevo colmillo, lo que deriva en la inclusión del diente.
  • Piezas dentarias supernumerarias: la existencia de dientes adicionales impide la correcta erupción de los caninos y evita que ocupe la posición que le corresponde en la arcada.
  • Odontomas: se tratan de tumores bastante comunes en odontología. Si bien es cierto que son benignos, pueden tener dimensiones de hasta cuatro centímetros e interferir con la erupción de los caninos.
  • Genética: el factor genético también repercute en la existencia de caninos incluidos. De hecho, esta predisposición es una de las principales causas. Cuando los padres presentan colmillos retenidos, existe un algo porcentaje de probabilidad de que los hijos tengan el mismo problema.
  • Anquilosis dental: esta condición ocasiona que el diente y el hueso que lo rodea se unan. Es usual en los dientes temporales impidiendo su caída a tiempo.

Diagnóstico de los caninos incluidos

El diagnóstico de los caninos incluidos requiere de una exploración al paciente, así como una radiografía.

Cuando el odontólogo realiza la revisión, el signo más claro de esta condición es que el colmillo no ha erupcionado en la boca en el tiempo correspondiente. Esto, como destacamos antes, en un rango entre los 9 y 11 años para caninos inferiores y entre los 11 y 13 años para caninos superiores.

Además de esto, el especialista puede identificar otras señales importantes, como la presencia de caninos temporales en la boca del paciente, pese a haber pasado el tiempo para su caída.

De igual modo, el canino incluido se puede sentir al tacto. En muchos casos, a pesar de que la pieza dental está retenida, es posible percibirla ligeramente en la encía.

Con relación a la radiografía, es importante llevar a cabo una panorámica y un TAC dental. Ambos métodos de exploración permiten descubrir la posición del diente en la boca y su nexo con el resto de piezas dentales. Toda esta información es de vital importancia al momento de establecer un tratamiento.

Tratamiento de los caninos incluidos

Si bien es cierto que la mayoría de personas no acude a un especialista para tratar el problema de caninos incluidos, es necesario hacerlo para prevenir las complicaciones asociadas.

De acuerdo con esto, cabe precisar que el tratamiento para colmillos retenidos dependerá de las condiciones del paciente y demás particularidades del caso, como la edad y la posición en que se ubica la pieza dental.

Principalmente, se realiza un tratamiento de ortodoncia para proporcionar el espacio necesario en la encía, que permita el alojamiento del canino.

Seguidamente, se lleva a cabo una fenestración dental que consiste en un procedimiento quirúrgico simple en que se hace una incisión en la encía. En el proceso, el especialista extrae el hueso y los tejidos blandos que impiden la salida del colmillo y expone la corona de la pieza dental.

Tras algunos días desde la operación, el ortodoncista aplica un botón en el colmillo. Mediante dicho botón, es posible dar continuidad al tratamiento, pues esta pieza genera fuerza de tracción permitiendo que el diente erupcione en su totalidad.

Como mencionamos antes, el tratamiento para este problema dental, puede variar, por lo que es necesario que cada caso sea evaluado por un experto en la materia lo antes posible.

¿Se pueden prevenir los caninos incluidos?

La prevención de los caninos incluidos es bastante compleja debido a la cantidad de factores que pueden causar este problema dental. No obstante, hay ciertos consejos que pueden ayudar a tener una mejor salud bucal, reducir el riesgo de padecer esta condición y detectar señales tempranas:

  • Acudir al odontólogo con regularidad: es esencial que un especialista haga una revisión periódica de la salud bucodental para prevenir cualquier anomalía. Desde el primer brote dental, es necesario asistir al dentista.
  • Usar mantenedores de espacios: si un canino se cae antes de tiempo, es indispensable usar un mantenedor de espacio para evitar que el resto de piezas dentales se mueva al lugar en que debe erupcionar el canino.
  • Radiografías constantes: hay múltiples radiografías que el paciente debe realizarse en las visitas regulares al odontólogo.

 

 

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.

No Comments

Post A Comment