Actores de cine y las carillas dentales

Es bastante habitual preguntarse cómo es posible que los actores de cine tengan esas sonrisas tan perfectas y blancas. Lo más probable es que eso se deba a sus frecuentes visitas al odontólogo para garantizar la mejor estética dental. En este sentido, existe un tratamiento dental estético estrella. Se trata de las carillas dentales, que funcionan perfectamente para restaurar las sonrisas consiguiendo funcionalidad además de una dentadura perfecta.

En las revistas o las películas aparecen las celebrities con unos dientes perfectos que, a priori, pueden parecer complicados de conseguir. Obviamente, a no ser que cuenten con una dentadura fabulosa de antemano, que consigan cuidar siguiendo las indicaciones precisas de sus dentistas, lo más habitual es que estas estrellas del celuloide o de la música hayan optado por arreglar sus bocas siguiendo diversas técnicas de estética dental. Entre todas las posibilidades en este sentido, lo más habitual es recurrir al uso de carillas dentales de porcelana.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son pequeñas y finas láminas, de porcelana o composite, que se colocan en la cara delantera de las piezas dentales originales. Estas láminas tienen un espesor de entre 0,3 y 1 milímetros de grosor, por lo que resultan extremadamente funcionales. Lo más característico de las carillas es que se colocan en pocas sesiones con el odontólogo y se trata de un tratamiento totalmente indoloro.

Además, las carillas pueden arreglar diversos tipos de problemas dentales. Pese a tratarse de una solución estética, también garantiza una funcionalidad mayor. Es decir, son ideales para solventar problemas graves de manchas o coloración dental, pero, además, también son perfectas para corregir algunos problemas de alineación o separación entre dientes. Por este motivo, las carillas son más socorridas que los tratamientos de blanqueamiento dental profesional.

Tipos de carillas

Por norma general, las carillas dentales pueden ser de porcelana o de composite. Pese a que la función de cada uno de estos tipos es exactamente la misma, hay algunas diferencias que dependen del material seleccionado.

Las carillas dentales de porcelana son las más demandadas y, obviamente, las más utilizadas por los actores de cine. Estas carillas se fabrican en laboratorios protésicos, teniendo en cuenta el color y la forma de las piezas dentales originales de cada paciente. Es decir, se hacen exclusivamente para la persona que las va a recibir. Por este motivo, se requieren dos visitas a la clínica dental para su colocación. Las carillas de porcelana son las más duraderas y de mejor calidad. Además, el material y el color hacen que sean piezas realmente similares a los dientes.

Por otra parte, las carillas dentales de composite se colocan en una única sesión con el dentista, ya que no es necesario al laboratorio protésico para su fabricación. No obstante, existe una amplísima gama de color para elegir el más idóneo y adecuado en función de las necesidades de cada paciente. Para evitar deterioros es primordial cuidarlas debidamente, ya que el composite no es un material tan resistente como la porcelana. No obstante, si se siguen las instrucciones del odontólogo, en cuanto a cuidados, su durabilidad también será muy alta.