Conoce las 10 enfermedades dentales más frecuentes y cómo prevenirlas

Son muchas las enfermedades dentales que pueden ocasionar problemas más o menos graves en la salud bucodental. La prevención de todas y cada una de las patologías orales que vamos a ver a continuación pasa por seguir una correcta higiene dental y unos hábitos de vida saludables. Llevar a cabo rutinas de limpieza dental exhaustivas hará que sea mucho más complicado que cualquier afección afecte a las piezas dentales.

Además, visitar al dentista de forma periódica y preventiva también puede ser una gran idea para evitar enfermedades orales de carácter grave. En estas visitas periódicas es posible que el profesional observe problemas incipientes que se solucionarán de forma rápida y óptima. Y, por otra parte, recurrir a las limpiezas dentales profesionales, llevadas a cabo por los higienistas de la clínica dental, es necesario para aumentar la salud de la cavidad oral.

10 enfermedad es dentales comunes

  1. Caries: las caries dentales son seguramente una de las patologías orales más comunes. Gran parte de la población adulta e infantil tiene o ha tenido a lo largo de su vida alguna caries en los dientes. Se trata de daños en las piezas orales que se originan por la mala higiene dental. La placa bacteriana y el ácido que hay en la cavidad oral dañan a los dientes, creando caries. Cuanto antes se trata una caries más posibilidades de solventar el problema habrá. Siempre hay que acudir al dentista para evitar que el daño afecte al nervio.
  2. Alineación incorrecta: uno de los principales problemas dentales, que afecta a cerca del 90 % de la población general, es la incorrecta alineación de las piezas dentales. La maloclusión o el apiñamiento dental forman parte de estas condiciones. Para solucionar dicho problema, la ortodoncia es una de las opciones a tener en cuenta. Hoy en día, como alternativa a los clásicos brackets metálicos está la ortodoncia invisible, que corrige la posición dental de forma totalmente estética.
  3. Halitosis: el mal aliento es una de las enfermedades dentales más comunes históricamente. Suele estar provocado por la incorrecta higiene bucodental, aunque detrás de esta patología puede haber otras causas más serias. Por lo tanto, es importante visitar al dentista para que averigüe que está ocasionando la halitosis y poder tratar la enfermedad.
  4. Sensibilidad dental: la sensibilidad dental puede aparecer por numerosos factores. Evitar alimentos ácidos y excesivamente azucarados es importante para prevenir estas molestias en las piezas dentales. También hay algunos tratamientos dentales que pueden ocasionar sensibilidad pasajera en los dientes.
  5. Gingivitis: la gingivitis se presenta como un enrojecimiento, inflamación e infección de las encías. Habitualmente, se detecta esta patología porque las encías suelen sangrar al cepillar los dientes y están hinchadas. La mala higiene dental es la causa de esta afección, que debe de tratarse cuanto antes para no derivar en problemas mayores.
  6. Periodontitis: se trata de la evolución negativa de la gingivitis no tratada. En esta ocasión, la enfermedad periodontal puede llegar a afectar al hueso alveolar, provocando pérdida o debilitamiento de las piezas dentales.
  7. Quistes dentales: los quistes odontogénicos son una especie de bultos que se ocasionan en el interior de la cavidad oral y, por norma general, son benignos. El odontólogo revisará debidamente el quiste para extirparlo a través de una sencilla cirugía y eliminar el problema de raíz.
  8. Cáncer oral: el cáncer bucal puede afectar a diversas partes del área oral y es bastante más común de lo que podría pensarse a priori. Ante cualquier úlcera bucal que no desaparece es importante visitar la clínica dental para descartar esta enfermedad o para tratarla, en el caso de que se confirme. La buena higiene dental y los hábitos de vida correctos son la mejor prevención para estas patologías dentales.
  9. Aftas y herpes: los herpes labiales son virus que se originan en los labios. Suelen desaparecer tras una semana, aproximadamente, desde que se han explotado y son muy contagiosos por contacto. Sin embargo, las aftas no se contagian y aparecen en el interior de la cavidad oral.
  10. Pulpitis: una caries puede llevar a la aparición de pulpitis. Se trata de la inflamación de la pulpa dental, donde están los nervios y vasos sanguíneos.