Prótesis dentales temporales en los niños

Algo que dificulta muchísimo la estética de la sonrisa en adolescentes y niños es la pérdida de dientes fijos. Estas pérdidas dentales normalmente están ocasionadas por algún tipo de golpe o impacto fuerte en la zona. A la hora de reparar estos daños en pacientes odontopediátricos, es decir, jóvenes y niños, hay que tener en cuenta que sus maxilares todavía están en proceso de desarrollo, por lo que no suele estar indicado colocar prótesis fijas. La mejor solución ante la carencia de alguna pieza dental en estas edades es la colocación de prótesis dentales temporales que puedan reparar, de la mejor forma posible, el daño ocasionado en la cavidad oral del paciente.

Los implantes dentales convencionales conllevan un proceso de oseointegración que los une por completo a los huesos de la mandíbula. Pero en el caso de niños y adolescentes, las mandíbulas siguen su desarrollo normal y es muy complicado saber de ante mano cómo se comportarán ante la colocación de las prótesis fijas sobre implantes. Por lo tanto, los odontopediatras suelen aconsejar la colocación de una prótesis temporal que sustituya los dientes definitivos, que han sido perdidos de manera involuntaria. Para ello existen varias opciones.

Tipos de prótesis dentales temporales

Son dos las posibilidades que existen para colocar prótesis removibles en las bocas de los pacientes más jóvenes. Cada una de estas opciones será valorada por el dentista teniendo en cuenta una serie de parámetros concretos que harán que se escoja una u otra opción.

La dentadura parcial removible está basada en un diente artificial fijado en una base muy similar, en color y apariencia, a las encías. Es algo muy parecido a las dentaduras postizas que se colocan en Odontogeriatría, pero en estos casos suelen incluir una única pieza dental. Obviamente, se trata de una medida temporal que puede colocarse en la boca del adolescente a través de unos ganchos metálicos que fijen esta prótesis en su lugar.

Por su parte, los puentes fijos, son la segunda opción existente para reparar una pérdida dental en niños y jóvenes. Se trata de una solución muy parecida a los puentes convencionales. Con este método se elimina la necesidad de colocar el puente soportado entre coronas.

Elegir una u otra opción será cosa del odontopediatra que tendrá que valorar las características específicas de cada paciente. La mordida, los hábitos bucales del menor y las características dentales del paciente son los principales valores que se tendrán en cuenta antes de elegir un tratamiento concreto. Además, es fundamental que el paciente adolescente preste especial atención a su higiene dental para evitar la formación de placa y el riesgo a padecer caries en la zona tratada, sobre todo.

Si es necesario colocar una prótesis dental temporal en pacientes de esta franja de edad, el odontólogo instruirá al paciente y a sus padres sobre los cuidados que esta prótesis va a requerir para evitar daños orales. De esta forma, la pérdida prematura de dientes fijos puede evitar convertirse en un problema estético y funcional para los pacientes más jóvenes.

¿Por qué colocar una prótesis temporal removible?

  • Evitar el desplazamiento de los dientes cercanos tras la pérdida de la pieza dental. De esta forma, cuando el paciente adquiera una edad adulta se podrá colocar un implante dental tradicional.
  • Garantizar la masticación y funcionalidad de la boca del paciente.
  • Lograr una estética perfecta y garantizar la sonrisa del adolescente, evitando los problemas psicológicos que puede conllevar la falta de un diente a esas edades.