¿Brackets o aparatos removibles? ¿Qué escoger?

La alineación de nuestras piezas dentales se consigue mediante un tratamiento de ortodoncia, que se encarga principalmente de corregir los problemas de posición de las piezas de nuestra boca. Para ello, los dentistas disponen de varios tipos de aparatos dentales, que sobre todo se suelen dividir en dos modelos diferentes: por un lado los aparatos dentales fijos, de los que los brackets forman parte, y por otro lado los aparatos dentales removibles. De ahí que muchas personas nos pregunten: ¿qué debo escoger? ¿Brackets o aparatos removibles?

Diferencias entre brackets y aparatos removibles

Veamos las principales cualidades de cada uno de ellos.

Brackets:
Los conocidos y populares brackets son sumamente habituales entre toda la población, ya que recolocan y alinean de forma efectiva nuestras piezas dentales, aunque la parte negativa es que se deben llevar puestos durante unos meses determinados. Recuerda que dentro de este modelo puedes encontrar los brackets metálicos, que son muy comunes aunque poco estéticos, y los brackets estéticos, que son mucho menos visibles, por lo que puede ser que los escojas por motivos sociales o prácticos.

Aparatos removibles:
Los aparatos dentales removibles se utilizan en casos en los que el problema es menos grave, de forma que la oclusión no sea tan pronunciada. El dentista sabrá aconsejarte en qué casos es mejor usar este tipo de aparatos. Su mayor virtud es que tú mismo puedes extraerlo de tu boca, lo cual facilita la limpieza de tus dientes. Este tipo de aparato dental está teniendo un gran éxito, gracias sobre todo al invisaling, que es un aparato dental que no se ve. Descubre más sobre este tipo de aparato aquí.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que dependiendo siempre de cada paciente y del diagnóstico que el dentista haga de cada problema específico, será más recomendable un tipo de aparato dental u otro. Nunca se puede afirmar al cien por cien que un sistema sea mejor que otro o más recomendable, porque cada caso hay que estudiarlo de manera individual.

Por ejemplo, en el caso de necesitar tratamiento de ortodoncia durante la etapa infantil lo más normal es que se aconseje usar aparatos dentales removibles. ¿Por qué? Porque son dientes temporales. Además para un niño puede ser molesto tener siempre un aparato dental fijo.

Es cierto que en ocasiones el odontólogo puede dar a elegir, de manera que puedes ver los pros y los contras de cada uno de los modelos de aparatos dentales. Muchas veces incluso se pueden combinar ambas técnicas, comenzando una primera fase con aparatos removibles para luego pasarse a los brackets. Lo importante es que el tratamiento sea lo más efectivo posible, lo más eficaz y que no se tenga que prolongar durante un tiempo que puede ser innecesario del todo.