Beneficios de la sonrisa. Fisiológicos, psicológicos y sociales

Sonreír es un acto involuntario que nos puede aportar infinidad de beneficios. Para que sonriamos muy a gusto y con ganas es necesario disponer de una sonrisa bonita que, en ningún caso, nos avergüence. Esto es muy importante porque sonreír nos va a ayudar muy positivamente a sobrellevar gran parte de las situaciones cotidianas a través de la elaboración de emociones buenas y positivas.

La sonrisa aporta felicidad a cualquier individuo, o sea, surte un efecto positivo sobre uno mismo. Si estamos contentos, el cerebro manda señales a nuestros músculos faciales. Estas señales se convierten rápidamente en sonrisas sinceras. No obstante, esta vía es de doble sentido. Esto quiere decir que podemos hacerlo al contrario. Sonreír forzadamente para que nuestro cerebro reciba la información de la sonrisa y, a partir de entonces, libere sustancias que contribuirán en mantenernos alegres y felices.

Esto demuestra que la sonrisa es muy importante a nivel fisiológico, social y psicológico. Curvar la comisura de nuestros labios hacia arriba nos puede aportar grandes beneficios que conseguirán que dispongamos de un estado de ánimo excelente. Así que tendremos que practicar el arte de la sonrisa mucho más a menudo.

Algunos beneficios de la sonrisa

1. La sonrisa es ideal para crear vínculos entre las personas. Sonreír a la gente nos hará ganarnos su confianza rápidamente. Por el contrario, un gesto de seriedad o disgusto hará que las personas se mantengan alerta ante nosotros.

2. El cerebro se encuentra muy bien cuando sonreímos, por lo que es algo muy beneficioso para nuestro estado de ánimo. Sonría para ser feliz.

3. La sonrisa es apta para conseguir una relajación positiva del cuerpo.

4. Si tú sonríes a alguien, aunque sea un extraño, le contagiarás tu sonrisa. Esto hará que esa persona descargue tensiones y sea un poquito más feliz. Si te fijas, cuando lanzas una sonrisa, la tendencia es a devolverla siempre.

5. La sonrisa es necesaria para potenciar el sentido del humor, tanto el propio como el ajeno.

6. La positividad es fundamental. Dicen que los pensamientos positivos y la actitud positiva produce la sucesión de cosas buenas. Se trata de un imán de la buena energía que podemos llevar a cabo siempre para conseguir que nuestras vidas vayan por los mejores derroteros.

7. La producción de serotonina y endorfinas del cerebro está directamente relacionada con la sonrisa. Estas sustancias son necesarias para garantizar la felicidad de la persona. Por lo tanto hay que aprender a sonreír mucho más de forma natural, a ser posible.

8. Por norma general, las personas que suelen sonreír bastante adquieren una capacidad mucho más desarrollada de empatía. Esto es fundamental para tratar positivamente con otras personas.

Como vemos, la sonrisa nos aporta infinidad de cosas positivas que no podemos dejar pasar. Por lo tanto es fundamental que aprendamos a sonreír más y, así, estaremos llevando una actitud positiva frente a la vida. Conseguir una sonrisa perfecta será cosa tuya. Las visitas periódicas al dentista y su fiel consejo podrán convertir tu sonrisa en una deslumbrante fuente de alegría.