Aparatos bucales para dejar de roncar: soluciones a la apnea del sueño

En la actualidad los aparatos bucales para dejar de roncar son mucho más eficaces que hace años. El diseño de estos retenedores permite que la persona que los lleva pueda descansar con comodidad, evitando el ronquido en gran medida.

Casi todo el mundo ronca o ha roncado en algún momento de su vida. Se trata de una afección bastante común en la población general. No obstante, cuando la apnea del sueño es constante, la patología se convierte en crónica, ocasionando serias molestias y problemas de salud.

El principal problema de los ronquidos es que merman la calidad del sueño de quien los sufre, provocando que durante el día la sensación de cansancio sea extrema. Que las vías respiratorias estén bloqueadas o parcialmente bloqueadas impide que el aire entre de forma correcta en los pulmones, generando el desagradable ronquido.

Por suerte, los aparatos bucales para dejar de roncar son una solución perfecta ante estas situaciones. Son muy parecidos a los famosos protectores bucales que utilizan algunos deportistas. Su función es impedir que la lengua se mueva durante el sueño, permitiendo que la calidad de este sea mayor y se evite el ronquido nocturno.

No obstante, en el caso de que el ronquido sea crónico siempre es recomendable visitar a un especialista del sueño, porque para acabar con el problema, primero hay que encontrar la causa que provoca el ronquido. Los aparatos bucales suelen ser perfectos para apneas del sueño leves o moderadas.

Funcionamiento de los aparatos bucales para dejar de roncar

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la causa por la que se ronca es la que establecerá el tratamiento correcto. Cuando durante la noche, el aire no puede salir sin impedimentos por nariz y boca es cuando se genera el ronquido. Esto se puede deber a muchos motivos, como las posturas incorrectas durante el sueño, anomalías en la garganta o el taponamiento de las vías respiratorias.

Causas de la apnea del sueño

  1. Posturales: dormir boca arriba puede ocasionar una obstrucción de las vías respiratorias y provocar el ronquido.
  2. Edad: la garganta cambia con el paso de los años, por ello es más común que ronquen personas de mediana o avanzada edad.
  3. Género: los hombres tienen las vías respiratorias algo más reducidas que las mujeres. Por lo tanto, suelen ser más propensos al ronquido.
  4. Peso: las personas con problemas de sobrepeso suelen roncar de forma crónica.
  5. Hábitos: los hábitos de vida poco saludables, como el consumo de alcohol o tabaco, también son un factor de riesgo elevado para la apnea del sueño.

Aparatos para dejar de roncar

Una de las soluciones más eficaces para evitar los ronquidos durante la noche es el uso de aparatos bucales para dejar de roncar. Actualmente los hay de varios tipos, por lo que es conveniente consultar con el dentista cuál es el que mejor se adaptará a cada situación. Algunos de estos protectores hacen que la mandíbula avance o modifican su posición para que el aire encuentre un paso más óptimo. Otros de los aparatos bucales retienen la lengua para que esta no impida que el aire circule correctamente.