Urgencias dentales

Tartrectomía: ¿Qué es y cómo se hace?

La tartrectomía -comúnmente llamada limpieza dental– es uno de los procedimientos más importantes para disfrutar de una sonrisa saludable, bonita y brillante.

Esto se debe a que en nuestra boca habitan infinidad de bacterias orales, que si no se eliminan correctamente a través del cepillado se calcifican, dando paso al sarro. Una vez que el sarro -también conocido como cálculo o tártaro dental- se ha instalado en nuestra boca, la única manera de eliminarlo será mediante una tartrectomía.

¿Qué es una tartrectomía?

La tartrectomía es el nombre técnico que utilizamos los dentistas para referirnos a una limpieza dental profesional. Este tratamiento, que casi todas las personas se han realizado alguna vez en su vida, sirve para retirar la placa bacteriana y el sarro de los dientes.

Pero, además, la tartrectomía puede eliminar las manchas superficiales del esmalte. Es decir, aquellas que han salido a consecuencia del consumo de tabaco, café, vino tinto o té.

La tartrectomía -que también puede recibir el nombre de detartraje dental– es un procedimiento al que deberían recurrir todas las personas, a pesar de que mantengan una higiene exhaustiva en su casa. Esto se debe a que, aunque nos lavemos los dientes después de cada comida, nuestra dentadura presenta recovecos a los que es difícil llegar con las cerdas del cepillo.

¿Cada cuánto tiempo hay que hacerse una tartrectomía?

En general, los dentistas recomendamos realizar una o dos tartrectomías al año. No obstante, en Grup Dr. Bladé preferimos no generalizar cuando hablamos de salud oral, ya que la frecuencia más adecuada dependerá del caso de cada paciente.

Lo que sí tenemos claro es que la tartrectomía será mucho más rápida y sencilla para las personas que se realizan este tratamiento con la periodicidad mencionada (una o dos veces al año).  En el siguiente apartado te contamos el porqué.

¿Cuántos tipos de tartrectomía hay?

En función de donde se encuentre alojado el sarro, podemos distinguir entre dos tipos de tartrectomía: tartrectomía supragingival (para el sarro superficial) y tartrectomía subgingival (para el sarro que ya se encuentra en el interior de la encía).

1- Tartrectomía supragingival

La tartrectomía supragingival es el tratamiento que realizamos a las personas que presentan cálculo en la superficie de los dientes. Es decir, por encima de la línea de las encías.

Este es, generalmente, el tipo de tartrectomía que llevamos a cabo en los pacientes que se hacen limpiezas entre una y dos veces al año. Y que, por tanto, cuentan con una buena higiene.

En estos casos, utilizamos distintos instrumentos y aparatología dental, como el ultrasonido. En Grup Dr. Bladé recurrimos a herramientas de ultrasonidos muy eficaces y vanguardistas, que emplean ondas de alta frecuencia para romper los depósitos de sarro. Tras eliminar las bacterias calcificadas, pulimos los dientes para aportarles brillo.

Este tipo de limpiezas son las más sencillas y suelen ser indoloras, así es que no requieren el uso de anestesia local. Por todo ello, la tartrectomía supragingival es llevada a cabo por un higienista dental.

2- Tartrectomía subgingival

La tartrectomía subgingival es el procedimiento que llevamos  a cabo en las personas que tienen sarro por debajo de la línea de las encías. Es decir, en su interior.

Este es, generalmente, el tipo de tartrectomía que realizamos en los pacientes que cuentan con una higiene oral insuficiente y presentan algún tipo de patología periodontal (gingivitis o periodontitis).

Por ello, en estos casos realizamos un raspado y alisado radicular -comúnmente conocido como curetaje-. Normalmente, el raspado y alisado radicular se realiza en dos sesiones.

Esto se debe a que se suele dividir la boca en cuatro cuadrantes, y en cada sesión se realizan dos cuadrantes (del mismo lado de la boca). De esta manera, el paciente tardará menos horas en recuperarse completamente y podrá hacer antes sus actividades cotidianas (comer, cepillarse los dientes, etc.).

En este tipo de tartrectomía también se hace uso de la herramienta de ultrasonido. Pero, además, para eliminar el tártaro que se encuentra debajo de la línea de las encías se utilizan unos instrumentos denominados curetas.

Dado que la tartrectomía subgingival es mucho más profunda que la convencional, siempre se realiza con anestesia local. Y, además, es llevada a cabo por un periodoncista. Es decir, por un dentista especializado en el cuidado de las encías.

¿Cuánto dura una tartrectomía?

La duración de la tartrectomía depende de si esta es supragingival o subgingival. La  tartrectomía supragingival es la más sencilla y dura unos 40 minutos.

Por su parte, la tartrectomía subgingival se suele realizar en dos sesiones. Cada una de estas sesiones tiene una duración aproximada de unos 50-60 minutos.

Ventajas de la tartrectomía

Las principales ventajas que ofrece la tartrectomía son las siguientes:

  • Previene las caries: esto se debe a que permite acceder a todos los rincones de los dientes, especialmente a los que el cepillo no llega.
  • Previene las enfermedades de las encías (gingivitis y periodontitis): si se realizan una o dos limpiezas bucodentales convencionales al año, el sarro no progresará hasta el interior de la encía.
  • Mejora la apariencia de la sonrisa: la tartrectomía también sirve para eliminar las manchas superficiales de los dientes, las cuales afean y envejecen la sonrisa.
  • Es económica: en muchos casos, es un tratamiento de tipo preventivo, por lo que evita males mayores en la boca (como la caída de dientes). La solución a esto sería la colocación de un implante dental, que es un tratamiento más costoso, además de más complejo.

 

¿La tartrectomía duele?

En general, podemos decir que la tartrectomía no duele. La tartrectomía supragingival es prácticamente indolora y no requiere anestesia. En cambio, la tartrectomía subgingival es más profunda y se realiza bajo anestesia local, para que tampoco duele.

En cualquier caso, las personas tenemos diferentes niveles de sensibilidad. Por tanto, si el paciente no desea sentir ningún tipo de molestia podrá solicitarnos el uso de anestesia. Aunque la tartrectomía sea muy sencilla, la prioridad será siempre el bienestar del paciente, por lo que no hay ningún inconveniente en usar anestesia local.

¿Cuándo está contraindicado realizar una tartrectomía?

Hemos de tener en cuenta que hay situaciones en las que la tartrectomía está contraindicada o, al menos, necesita ser realizada con mayores precauciones:

  • El uso del cavitrón (un aparato de ultrasonidos) está totalmente contraindicado en personas que lleven marcapasos, ya que puede producir interferencias con este. Por tanto, en estos pacientes solamente se podrá realizar la tartrectomía de manera manual.
  • En personas hemofílicas, con problemas hemorrágicos o que toman anticoagulantes hay que realizar una interconsulta previa con el hematólogo para saber si se puede realizar la tartrectomía, y, si fuera así, el protocolo a seguir.
  • En personas con problemas de corazón también se debería realizar una interconsulta con el cardiólogo para ver si es necesaria una profilaxis antibiótica antes de realizar la tartrectomía.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender qué es una tartrectomía y cómo se realiza. Pero, sobre todo, nos gustaría haberle transmitido la importancia de recurrir a este tratamiento entre una y dos veces al año, con el objetivo de mantener la salud de tu boca y evitar problemas que requerirían tratamientos mucho más complejos.

Dr. Joan Bladé
[email protected]
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.