Close
Urgencias: 657 84 87 55 (8 - 22h.)
Solicita tu Cita Ahora Solicita tu Cita Ahora
Radiografía periapical como herramienta de diagnóstico

Para llevar a cabo un buen diagnóstico y realizar una buena elección de plan de tratamiento, a parte del examen clínico, se deben de usar diferentes técnicas radiológicas. Entre ellas está el TAC, la ortopantomografía, entre otras, y también existen las radiografías periapicales.

¿Qué es una radiografía periapical?

Las radiografías periapicales, a pesar de presentar limitaciones propias de la técnica, representando bidimensionalmente estructuras tridimensionales, y al verse afectada la interpretación de las lesiones debido a las variaciones anatómicas de la región periapical, densidad de hueso, la angulación de rayos X, de contraste radiográfico, y la ubicación real de la lesión periapical, nos permite ver los ápices dentales, la punta de las raíces, las coronas de los dientes, y la zona alrededor de ellos: tejido óseo y espacio periodontal, de aquí su nombre peri (alrededor) y apical (de ápice).

Las radiografías periapicales son radiografías intraorales que se realizan mediante pequeñas placas radiológicas colocadas en el interior de la boca y se impresionan mediante el aparato de rayos X que se encuentra localizado en la parte externa.

¿Cómo hacer una radiografía periapical?

Va a depender de cómo se coloca la placa y el ángulo de incidencia sobre ella del haz de rayos para utilizar la técnica de la bisección o la del paralelismo.

En cualquiera de las dos técnicas hay que evitar que se mueva la placa para que la imagen no salga borrosa.

Nos podemos ayudar mediante posicionadores para facilitar la realización de esta técnica radiográfica. Estos posicionan a la radiografía para que se distingan bien todos los tejidos.

Aún así, muchas veces, el profesional pide al paciente que sea él mismo el que nos ayude a sujetar mediante sus dedos la placa en boca.

Antiguamente, este tipo de radiografías se revelaban manualmente para obtener la imagen.

Hoy en día, el procedimiento es más rápido, existen unos dispositivos intraorales que presentan unos sensores los cuales generan la imagen de forma digital viéndose en la pantalla del ordenador.

La radiación de este tipo de radiografías es mínima.

Usos de la radiografía periodontal

Como conclusión, este tipo de radiografías se lleva a cabo para:

  • Observar si existen afectaciones periodontales. Se aprecia si hay o no pérdida ósea, bolsas periodontales o cálculo entre los dientes y bajo las encías.Con esta información se puede pautar un tratamiento periodontal.
  • Verificar el proceso del tratamiento endodóntico, antes, durante y después de llevarlo a cabo.
  • Detectar lesiones periapicales que puedan existir alrededor del diente.
  • Diagnosticar caries dentales, y observar si afecta a la capa más superficial del diente, el esmalte, o es más profunda y ha llegado a dentina, o incluso está afectando a la pulpa, llegando al nervio del diente.

Mediante este tipo de radiografías también se pueden detectar, de forma preventiva, las caries interproximales entre los dientes, que no se ven en una simple inspección clínica.

Por lo tanto, como conclusión, debemos saber que la radiografía periapical es una muy buena técnica radiográfica en el ámbito bucodental.

Dr. Joan Bladé
Últimas entradas de Dr. Joan Bladé (ver todo)
657 848 755