Close
Urgencias: 657 84 87 55 (8 - 22h.)
Pulpectomía: definición y significado

La pulpotomía y la pulpectomía son tratamientos de extirpación del nervio que anticipan la muerte o necrosis del mismo en las piezas dentales, como solución previa a la extracción dental.

Las afectaciones del nervio son ocasionadas generalmente por la caries dental y/o trauma.

Estos tratamientos se realizan cuando la caries ha llegado tan profunda que afecta al nervio o pulpa del diente, una fractura o golpe muy fuerte, y existe posibilidad de conservar el diente.

Para llevar a cabo este tipo de tratamiento es necesario una serie de pruebas diagnósticas previas, exploración y radiografías, para determinar el alcance de la lesión y seleccionar el mejor tratamiento.

¿Qué diferencia hay entre ambos tratamientos?

La pulpotomía es un tratamiento cuyo objetivo es extraer una parte del nervio que ha resultado dañada y conservar parte del mismo no afectada.

De este modo, evitamos síntomas como dolor, sensibilidad, inflamación y que se produzca una reabsorción radicular.

También permitimos conservar parte de las estructuras nerviosas para que realicen sus funciones vitales, ya sean reabsorción normal en dientes temporales (infantiles) o la vitalidad y nutrición de dientes permanentes (adultos).

¿Dónde se realiza la pulpotomía?

La pulpectomía, en cambio, se realiza en dientes con caries importantes o necróticos.

Consiste en la eliminación total del nervio, incluyendo el interior de la corona (parte visible del diente) y las raíces, para luego sellar y reconstruir el diente.

La diferencia fundamental con la pulpotomía es que en esta última solamente se elimina el tejido de la corona y no de la raíz del diente.

En resumen, en la pulpotomía hay eliminación parcial de la parte dañada de la pulpa debido a una pulpitis y en la pulpectomía hay eliminación total de la pulpa dental debido a una infección crónica e irreversible.

Existe la costumbre de igualar la pulpectomía y la endodoncia, sin embargo, la primera es una parte de la segunda.

La técnica de la Pulpectomía

La pulpectomía es una técnica que se utiliza cuando el daño del tejido pulpar es irreversible y la única solución para poder salvar la pieza es la eliminación completa de la pulpa dental.

El procedimiento es muy similar tanto en dientes permanentes (adultos) como en temporales (infantil).

Sin embargo, el material utilizado para los dientes permanentes es diferentes, se obtura con una cementación permanente que no irrite los tejidos adyacentes y proteja el diente.

Principal objetivo es conservar la pieza dental, sin necesidad de extracción de la misma.

Uno de los principales síntomas de una infección pulpar es el dolor persistente o espontáneo.

El dolor es un signo de que el diente no se encuentra bien, para poder contener la infección y evitar el dolor el odontólogo recetará una serie de fármacos calmantes y/o antiinflamatorios hasta poder llevar a cabo el tratamiento.

Para llevar a cabo una pulpectomía es necesario aplicar anestesia local debido a que se tratará la cavidad dental retirando todo el tejido pulpar.

Posteriormente se realizará la restauración definitiva con un empaste de composite o con una corona dental de porcelana, dependiendo del grado de destrucción del diente.

657 848 755