Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)

¡Contacta con nosotros!



La inflamación de las encías es un problema bastante común, que puede estar ocasionado por diversas causas. Las encías hinchadas suelen ser una consecuencia de la gingivitis y la enfermedad periodontal. Ambas patologías dentales deben de ser tratadas a la mayor brevedad por el odontólogo, con el fin de evitar problemas más graves que pueden derivar en la pérdida de dientes.

las encias hinchadas

Causas de las encías hinchadas

Las encías hinchadas suelen estar precedidas de una incorrecta higiene bucodental. La hinchazón es una consecuencia de la acumulación de placa bacteriana bajo la línea de las encías. Las bacterias que ahí se alojan infectan al diente, provocando una inflamación descontrolada de la encía.

Además, si la placa bacteriana no se elimina de forma efectiva, terminará por convertirse en sarro. El sarro actúa de forma muy potente, destruyendo tejidos. Si este sarro llega a afectar al hueso puede ocasionar su pérdida, lo que conllevaría la desaparición de la pieza dental dañada. Por lo tanto, no hay que tomarse a la ligera las encías hinchadas.

Las dos causas de inflamación de las encías más comunes son la gingivitis y la periodontitis:

1. Gingivitis

La gingivitis es la primera fase de la infección bucodental provocada por las bacterias orales. Cuando la enfermedad está en esta primera fase de formación es mucho más sencillo revertirla y conseguir salvar el diente, eliminando debidamente la placa bacteriana acumulada.
Ante el más mínimo síntoma de encías hinchadas hay que acudir al dentista, para que este pueda valorar el caso concreto y comenzar con los tratamientos oportunos, evitando así que la infección se propague y evolucione en una periodontitis. Los síntomas de la gingivitis son muy fáciles de detectar:
• Encías hinchadas.
• Encías sangrantes.
• Encías enrojecidas.
• Posible mal aliento.

2. Periodontitis

La periodontitis es la segunda fase de la infección de las encías. Se produce cuando la enfermedad ha ido evolucionando, sin ser debidamente tratada en su fase más inicial y reversible. La enfermedad periodontal requiere un tratamiento bastante más complicado y duradero. El dentista debe valorar la situación de las piezas dentales para elaborar un plan de actuación.
Si ya se han formado bolsas periodontales, los dientes estarán en serio peligro. Por este motivo, acudir a la clínica dental de inmediato es la única forma de tratar estos problemas bucodentales con seriedad y rapidez.
.

Prevención y tratamiento de las encías inflamadas

Cuando las encías están inflamadas a causa de una enfermedad dental, siempre se debe a una incorrecta higiene dental o a una falta de esta. Si la placa bacteriana no se elimina bien de las piezas dentales y las encías, es muy posible que comience a generarse una gingivitis, que puede derivar en periodontitis, si no se recibe el tratamiento dental óptimo.

Por lo tanto, para prevenir las encías hinchadas hay que seguir los consejos de higiene del dentista. Llevar a cabo una rutina de higiene dental apropiada es la mejor forma de prevenir la aparición de enfermedades orales.

Además, acudir de forma periódica a la consulta del dentista y someterse a limpiezas dentales profesionales, es importante para eliminar de forma efectiva la placa bacteriana y el sarro que se acumula en el interior de las encías.

No obstante, las encías inflamadas también pueden ser una consecuencia de otras causas que no tienen su origen en la cavidad bucodental, como una infección vírica o una nutrición poco correcta, en la que la carencia de nutrientes esenciales estará creando una alerta en el cuerpo.

Por otra parte, los cambios hormonales durante el embarazo también pueden ser una causa de las encías hinchadas. Los efectos secundarios de algunos fármacos y la sensibilidad a algunos tipos de pasta de dientes también pueden ocasionar esta afección.

Por todo ello, la prevención es lo más importante. Apostar por una correcta higiene dental en casa y profesional, además de seguir una alimentación sana puede ayudarnos a evitar estos problemas de inflamación en las encías.

Siempre que exista alguna alteración notable en la boca es importante visitar la clínica dental, para que el odontólogo pueda elaborar un diagnóstico serio, evitando las enfermedades dentales más graves.

Encías inflamadas en bebés

Las encías inflamadas en bebés, sin embargo, suelen estar relacionadas con la aparición de los primeros dientes de leche de los niños. La hinchazón de las encías en los bebés, además, suele conllevar cierto dolor dental en los más pequeños.

Durante la salida de los dientes de leche el bebé tendrá mayor flujo de saliva y al no poder tragarla debidamente comenzará a babear. En estos casos no hay que alarmarse, ya que es algo completamente normal. Pero realizar una primera visita al odontopediatra es una buena idea para comenzar a tener una historia clínica dental del bebé.

El dentista pediátrico, informará a los padres de los cuidados dentales que necesita el niño durante la aparición de sus dientes.

93 405 29 29