Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)

¡Contacta con nosotros!



Los problemas bucales son el día a día de nuestras clínicas dentales. En la actualidad, nos enfrentamos a multitud de afecciones bucodentales, que podrían verse reducidas si se previnieran a partir de pequeños gestos, como la higiene oral y los hábitos de vida saludables.

los problemas bucales

Problemas bucales más comunes

Entre los problemas bucales más comunes podemos destacar todos los que afectan negativamente a la sonrisa y a la cavidad bucodental. Los más frecuentes suelen estar relacionados con enfermedades dentales muy conocidas, como las caries, el mal aliento o las patologías de las encías.

¿Cómo evitar y prevenir los problemas bucales?

Aprender a evitar los problemas bucales actuales es muy sencillo. Desde Grup Doctor Bladé trabajamos a diario en la prevención, formando a nuestros pacientes sobre las necesidades diarias de la boca y los riesgos que conlleva no seguir una buena rutina de vida. Además, la salud general está completamente relacionada con los dientes.

Consejos para evitar problemas bucales

Higiene dental

Gran parte de los problemas bucales actuales se pueden prevenir. Y una de las acciones más importantes para ello es la higiene bucodental. No se trata de cepillarse los dientes una vez al día y ya está, la idea es realizar rutinas de limpieza dental apropiadas y completas.

  • Hay que cepillarse los dientes entre dos y tres veces cada día. Nuestro consejo es utilizar cepillos de dientes de cerdas suaves, para evitar dañar el esmalte. La pasta dental debe contener flúor, para atacar a las bacterias de la boca y prevenir que se peguen a las piezas dentales.
  • La regla de los dos minutos es perfecta para un buen cepillado. Consiste en cepillar los dientes durante dos minutos en total. Lo correcto es separar la boca en cuatro cuadrantes y dedicar 30 segundos a cada uno de ellos.
  • Una vez al día es importante utilizar los cepillos interproximales y la seda dental. Con estas herramientas es fácil eliminar las bacterias que se alojan en los espacios interdentales o en zonas a las que el cepillo de dientes no es capaz de llegar, como bajo la línea de las encías.
  • Utilizar enjuagues bucales de calidad y antisépticos aumentará la protección, además de generar mucho frescor en la boca.

Hábitos de vida

El día a día tiene mucho que ver en los problemas bucales. A veces, los alimentos que se consumen, así como algunos hábitos insalubres, provocan la aparición de enfermedades orales, con las que posteriormente tenemos que lidiar en la clínica dental.

  • Evitar el tabaco y el consumo exagerado de alcohol es primordial para tener una sonrisa sana.
  • La ingesta de bebidas muy ácidas no es una buena idea para el esmalte dental. Nuestro consejo es limitar este tipo de ingredientes.
  • El azúcar es el gran enemigo de la salud bucodental. Por ello, hay que limitar el consumo de azúcares añadidos, teniendo en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Aumentar la ingesta de frutas y verduras es perfecto para contar con una salud general mucho más adecuada, lo que repercutirá en la salud de los dientes.

Visita al dentista

Las visitas rutinarias al odontólogo son muy importantes para que los problemas bucales no se conviertan en un problema. En estas consultas el dentista podrá tener una valoración general de la salud oral de cada paciente. Además, una vez al año es conveniente realizarse una limpieza dental profesional que garantice el correcto estado de la sonrisa.

Problemas bucales en niños

Los problemas bucales en niños también son muy importantes. Prevenirlos es fácil si se siguen todas las recomendaciones mencionadas en el apartado anterior. A ello hay que sumar la necesidad de que el menor acuda de forma regular al odontopediatra.

La infancia es la etapa perfecta para que el niño se acostumbre a la figura del dentista pediátrico, evitando así el miedo al dentista desde el inicio. En la época infantil son muchos los problemas bucodentales los que comienzan a aflorar. Plantear tratamientos dentales preventivos, desde que los niños son pequeños, nos ahorra tener que realizar procedimientos más complicados en el futuro.

93 405 29 29