Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)
Motivos por los que los dientes amarillean con el paso del tiempo

Eso de lucir unos dientes blancos e impolutos de forma natural es una pequeña utopía. Cada persona tiene un color de dientes diferente y en muy pocos casos el color es ultra blanco. Generalmente, cuando vemos sonrisas blanquísimas es debido al uso de técnicas de estética dental, como las carillas dentales o los blanqueamientos profesionales.

Pese a esto, el color de los dientes tiende a variar a lo largo de la vida de las personas. Esto es debido a numerosos factores, entre los que destacan la genética y los hábitos de vida nocivos. Además, la edad y el paso del tiempo hace que los dientes pierdan su blancura en pro de un tono más amarillento u oscuro.

Causas de los dientes amarillos

  1. Motivos genéticos

Como hemos dicho, no todo el mundo tiene la suerte de tener unos dientes ultra blancos de forma natural. Cada persona goza de un color diferente de dentadura, que puede variar muchísimo.

Además, existen algunas enfermedades congénitas que provocan ciertos defectos en la dentina o el esmalte dental, permitiendo que el color de los dientes sea algo más oscuro de lo que cabría esperar.

En muchos casos, estas enfermedades son hereditarias, por lo que la genética juega un papel importante en el color de los dientes.

Tener unos dientes más blancos en estas situaciones pasa por acudir al dentista para que se puedan programar tratamientos de estética dental, que permitan al paciente disponer de una sonrisa mucho más bonita y estética.

  1. Fármacos y medicinas

El consumo de algunos medicamentos también es clave a la hora de oscurecer la dentadura. En la actualidad, ciertos tratamientos con antibióticos pueden provocar que los nuevos dientes de los niños nazcan con tonos más oscuros.

  1. Hábitos de vida

Los hábitos nocivos, como fumar o beber alcohol, son causantes directos de los dientes amarillos en la edad adulta. Además, los hábitos de vida convencionales también pueden provocar manchas en los dientes y cambios de color.

Bebidas como el café, el té, el vino tinto o los refrescos carbonatados pueden provocar modificaciones en el color de los dientes. En muchos casos estos cambios aparecen en forma de manchas amarillas y en otros casos lo que se produce es un oscurecimiento del esmalte general de las piezas dentales.

Por otra parte, algunos alimentos ricos en carotenos, como el tomate o la zanahoria, también son causantes de la pigmentación de la sonrisa. Los carotenos son antioxidantes naturales súper potentes, que tienen pigmentos que pueden manchar los dientes.

  1. Paso del tiempo

Por último, los dientes tienden a amarillear por el simple paso del tiempo. La edad hace que las dentaduras se vuelvan más amarillas. En este sentido, la higiene dental es la clave para tener una sonrisa saludable a lo largo de la vida.

Lavarse los dientes entre dos y tres veces al día, así como visitar al dentista de forma periódica es primordial para evitar las manchas en los dientes.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29