Lesiones orales: cómo tratarlas y prevenirlas

Las lesiones orales son afecciones bucodentales bastante comunes en la actualidad. Este tipo de lesiones suelen desaparecer con facilidad y sin provocar demasiados problemas, pero en algunos casos son indicativas de algún problema de mayor gravedad. Si las llagas en la boca no se curan en unos días es conveniente visitar al dentista para que se pueda establecer un tratamiento rápido y el diagnóstico de cualquier patología adyacente.

Prevención de las lesiones orales

La prevención de las lesiones orales pasa por la correcta higiene bucodental. Seguir unos hábitos de limpieza oral óptimos es algo muy importante para gozar de una buena salud dental. Además, no hay que olvidar que la cavidad oral está conectada con otros sistemas del organismo, por lo que la prevención de enfermedades en esta zona del cuerpo nos ayudará a contar con una salud general mejor.

En este sentido, los buenos hábitos de vida juegan un papel fundamental. Por lo tanto, además de cepillarse los dientes entre dos y tres veces cada día, es importante evitar malos hábitos como el tabaco o el consumo de alimentos que colaboren en la corrosión de las piezas dentales. Una dieta saludable y variada es esencial para garantizar una sonrisa espectacular.

Lesiones bucales más frecuentes

  • Aftas bucales: las aftas bucales son las típicas llagas blanquecinas que aparecen en cualquier zona de la cavidad bucal. Normalmente se ubican en los labios, la lengua, la cara interna de las mejillas o en las encías. En ocasiones estas llagas se deben a simples mordeduras durante la masticación, pero también pueden estar relacionadas con una higiene dental deficiente o con otras situaciones como los periodos de ansiedad y estrés. Por norma general, las aftas bucales son lesiones orales comunes que suelen desaparecer en pocos días. Pero, si esto no fuera así es importante acudir al odontólogo para que valore el estado de la salud bucodental.

  • Herpes: el herpes es una afección muy común que suele parecer en la zona externa de la boca, generalmente alrededor de los labios. La lesión se presenta a modo de pequeñas ampollas y hay que tener en cuenta que son muy contagiosas. Acudir al médico o al dentista es importante para que prescriba un tratamiento adecuado.

  • Candidiasis: otra de las lesiones orales más comunes es la candidiasis bucal. Se trata de una infección ocasionada por el hongo cándida. Estas lesiones se presentan en forma de manchas, generalmente blancas, en la zona bucodental. Su origen puede deberse a varios factores, como el uso de algunos antibióticos, las prótesis dentales o patologías bucales como la xerostomía. El tratamiento para la candidiasis oral requiere de la participación del dentista, para detectar la causa que la origina y proponer un tratamiento efectivo.

  • Leucoplasia: la leucoplasia es otra de las lesiones orales que pueden provocar daños en dientes y encías. Se presenta como manchas blanquecinas en las mucosas bucales. El origen de esta afección es variado, aunque puede deberse a los malos hábitos, como el tabaquismo. No obstante, el odontólogo analizará la situación con el objetivo de evitar la presencia de estas lesiones.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29