Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)
La relación entre las bebidas isotónicas y las caries en los niños

Las bebidas isotónicas o deportivas han alcanzado una gran fama a nivel mundial. Este tipo de refrescos están especialmente pensados para la rehidratación de deportistas tras un ejercicio físico intenso. Esto es así, porque además de un elevado contenido en azúcar, incluyen sales minerales, perfectas para restablecer el organismo después de haber practicado deporte de alto rendimiento.

El principal problema de estas bebidas isotónicas, que gran parte de la población desconoce, es su relación con las caries dentales en la infancia. Estos refrescos son ricos en azúcares añadidos, ácidos y tienen un mínimo nivel de pH. Lo que posibilita que la aparición de caries sea mucho más elevada.

Diferentes estudios han demostrado que la población infantil ingiere estas bebidas deportivas sin control. Suelen tomarlas por su agradable sabor dulzón y porque son bastante más económicas que otros refrescos muy conocidos. Además, como los padres no conocen debidamente los problemas que pueden ocasionar a nivel bucodental, suelen permitir a los niños tomarlas. No ocurre nada por tomar una bebida isotónica de vez en cuando, pero cuando la ingesta es continuada se presenta un grave problema para la salud oral de los menores.

El problema de las bebidas isotónicas

El principal problema de estas bebidas isotónicas radica en su consumo recreativo y en que no existe la suficiente información para concienciar a la población adulta de los peligros que corren los menores al incluirlas en la dieta.

Cabe destacar que las bebidas rehidratantes tan solo son óptimas y solo están indicadas para deportistas de élite. Es decir, simplemente aquellos que hayan sometido sus cuerpos a un gran desgaste físico y de elevado impacto serán quienes deban hidratarse con este tipo de bebidas. Además, según informan especialistas en medicina deportiva, las bebidas para deportistas se relacionan con gran parte de las caries de los atletas del mundo. Por este motivo, consideran que la ingesta de las mismas debe estar siempre supervisada por profesionales de la salud oral.

Otro factor que influye en el aumento de menores que toman bebidas isotónicas es el fácil acceso que tienen a las mismas. Desde las organizaciones internacionales advierten que los gobiernos deberían restringir la venta de estos productos para que solo tengan acceso a ellos los adultos que lo necesitan, evitando así que los menores puedan tomar bebidas para deportistas sin control ni supervisión.

Para evitar las caries en la infancia es muy importante concienciar a los padres de los peligros que corre la salud oral infantil cuando los hábitos cotidianos no son saludables. Además, es esencial enseñar a los niños a llevar rutinas de higiene bucodental óptimas y a cuidar su salud dental de la mejor manera posible.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29