Close
Urgencias: 657 84 87 55 (8 - 22h.)
Solicita tu Cita Ahora Solicita tu Cita Ahora
La importancia de guardar los dientes de leche de tus hijos

Los dientes de leche forman parte de la dentición provisional de los niños. Se trata de piezas dentales que se caen solas, generalmente, para dar paso a los dientes definitivos. Cuidarlos debidamente es esencial para garantizar la mejor salud bucodental del niño a lo largo de su vida. Pero, además, estos pequeños dientecitos juegan un papel fundamental en el tratamiento de distintas enfermedades.

Pero, además, estos pequeños dientecitos juegan un papel fundamental en el tratamiento de distintas enfermedades.

En las clínicas dentales Grup Dr. Bladé, prestamos suma atención a la dentición provisional de los peques. Por ello, contamos con un departamento de odontopediatría, especializado en el tratamiento personalizado para niños. Nuestros pacientes más pequeños son atendidos en un entorno amigable y agradable para ellos, que nos permite estrechar lazos con los peques, evitando que sufran miedo al dentista.

¿Qué son los dientes de leche?

Los dientes de leche son piezas dentales provisionales, que comienzan a erupcionar en las bocas de los niños a partir de las 4-5 meses de edad. Lo habitual es que primero salgan los dientes incisivos inferiores y posteriormente los superiores.

Si tus hijos todavía no han mostrado síntomas de erupción dental infantil no debes de preocuparte, ya que no en todos los casos salen los dientes de bebé a la misma edad. Hay niños que comienzan con la erupción dental provisional a partir de los 7 meses de vida o, incluso, más tarde.

Cuando los dientes infantiles salen completamente, lo óptimo es que las arcadas dentales de los niños alberguen un total de 20 dientes.

Son estas las piezas dentales que, posteriormente, marcarán el camino de los dientes definitivos. Por ello, es importante que los niños pequeños mantengan buenas rutinas de higiene bucodental, además de visitar periódicamente al odontopediatra.

En estas consultas de rutina, el dentista pediátrico obtendrá una historia clínica dental muy completa del niño.

Esto nos permite predecir posibles alteraciones bucodentales y planificar tratamientos orales de alta calidad, como la ortodoncia infantil.

Diseñar una ortodoncia interceptiva o funcional es una buena alternativa para lograr mejorar la sonrisa con todas las garantías, ya que las estructuras dentales infantiles son moldeables.

Síntomas de la dentición infantil

  • Inflamación de las encías de los bebés.
  • Babeo constante.
  • Dificultad para dormir.
  • Pérdida del apetito.
  • Irritabilidad y mal humor.

La presencia de estos síntomas a edades tempranas podría ser indicativa de la erupción de los primeros dientes de leche.

Desde nuestra clínica dental en Barcelona te recomendamos que traigas a tus hijos al odontopediatra si ha comenzado con esta fase de dentición.

Puedes calmar las molestias en la boca del bebé realizando ligeros masajes en la encía con una gasa estéril y ligeramente humedecida en agua fría. Un mordedor dental también aliviará el dolor asociado a la salida de dientes en los niños.

Cuidados de los dientes de bebé

Con el objetivo de evitar problemas dentales en los niños, es importante que lleves a cabo cuidados de calidad en los dientes de leche de tus hijos. De esta manera estarás previniendo la aparición de patologías orales, como las caries del biberón, que pueden comprometer muy seriamente la salud dental.

  • Es importante que los bebés no se duerman con el biberón en la boca.
  • Evita mojar el chupete del niño en miel, azúcar u otros alimentos dulces.
  • Higieniza la boca del bebé después de cada toma. Para ello puedes usar una gasa estéril y agua templada o utilizar limpiadores infantiles, que puedes encontrar en la farmacia.
  • Cuando ya hayan aparecido los dientes de leche puedes utilizar un cepillo dental infantil. Usa una pasta de dientes pediátrica, que contiene menos flúor y es más segura para los niños.
  • Visita el servicio de odontopediatría regularmente.

Dientes de leche y células madre

Diversas investigaciones científicas, que se han llevado a cabo en los últimos años, han demostrado la importancia de los dientes de leche. Esto se debe a que la pulpa dental de los mismos contiene cantidades ingentes de células madre.

Las células madre, una vez aisladas, se pueden reproducir a través de diversas técnicas de laboratorio.

Y las propiedades regenerativas de las mismas son excelentes. El futuro de la ciencia pasa por estudiar las aplicaciones que se les puede dar a las células madre de cualquier persona.

Cabe destacar que son las encargadas de formar los tejidos y órganos, como el cerebro, el corazón o, incluso, la piel, entre otros.

Por lo tanto, contar con un pequeño diente plagado de estas células madre puede solventar muchísimas afecciones en el futuro. De hecho, ya se están estudiando sus implicaciones en tratamientos de enfermedades neuronales, de corazón, etc.

También podrían ayudar a resolver problemas dentales, que requieren la regeneración de los tejidos de la zona.

Conservación de los dientes de leche

Por todos estos motivos es importante conservar debidamente los dientes de leche de los más pequeños. Un médico del National Institute of Health de Estados Unidos, comprobó cómo los dientes de leche de su hija de 6 años contenían multitud de células madre que, una vez aisladas, podían ayudar en el tratamiento de enfermedades de corazón.

Pero no es este el único estudio que lo demuestra, ya que la literatura científica cada vez cuenta con más pruebas de la importancia de almacenar estas de la primera dentición infantil.

Además, ya hay algunos laboratorios que se encargan de preservar las células madre de los dientes de leche infantiles, en condiciones perfectas, para su posterior uso, si fuera necesario.

Algo perfecto de las células que hay en la pulpa dental es que suelen conservarse bastante bien, en una zona estéril, por lo que el simple hecho de guardarlos en casa a buen recaudo es suficiente para prevenir.

Por otra parte, las células madre que hay en el cordón umbilical, son muy parecidas a las de la dentadura infantil, pero su uso es bien distinto, ya que suelen ser aptas para la regeneración de la sangre.

Es decir, son perfectas para tratamientos de anemias o leucemias, entre otras patologías.

Para cuidar los dientes de leche de tus hijos y mejorar su salud oral es importante que visites a nuestros odontopediatras.

Pide cita en Grup Dr. Bladé y mejora la sonrisa de los más peques de la casa.

657 848 755