Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)
El ingenioso truco de un padre para que su hijo se lave los dientes

La higiene dental es muy importante durante toda la vida. En el caso de los niños, sus dientes de leche también requieren de buenas rutinas de limpieza, para que sus piezas dentales definitivas crezcan con fuerza y sin problemas. Por ello, los padres deben de afrontar el reto de conseguir que los más pequeños atiendan debidamente a sus necesidades de higiene oral.

Esto, a veces, se convierte en toda una odisea para muchos padres. Generalmente es necesario estar constantemente encima de los niños para que se laven los dientes debidamente y con cierta regularidad. Lo más común es que si los padres se despistan un poco, los niños olvidarán seguir con sus rutinas de limpieza, lo que puede acabar muy mal para la salud bucodental.

Hace unas semanas, se hacía viral el truco de un padre para conseguir que su hijo de 8 años se lavara los dientes más a menudo y siguiendo buenas rutinas de higiene. Lo cierto es que el ingenio del adulto le sirvió para lograr su objetivo.

La carta viral del Hada de los dientes

El Hada de los dientes es como nuestro Ratoncito Pérez. Se trata de un ser que se encarga de recoger los dientes de leche de los más pequeños, cuando estos se han caído de forma natural. Los niños esperan con ansias su premio, que suele aparecer bajo su almohada, en el lugar en el que descansaba el diente perdido.

Henry Warren, el padre de Sam, un niño de 8 años de edad, publicó en su cuenta de Twitter una carta, que ya se ha viralizado. En la carta, era el Hada de los dientes quien se dirigía formalmente a Sam, el propietario del diente que había recogido.

En la misiva se podía leer cómo este ser misterioso ser le decía al niño que había tardado en dejarle su propina porque estaba analizando la pieza dental. Dice la carta que, tras un exhaustivo análisis, llevado a cabo en laboratorios especializados, habían detectado restos de residuos. Esta suciedad es consecuencia directa de una mala higiene dental. Obviamente, el Hada de los dientes le recriminaba a Sam que esto no podía ser así. Así que le da un ultimátum al menor, a quien le asegura que no volverá a llevarse un diente en mal estado y mucho menos le dejará una recompensa por ello.

Finalmente, el Hada de los dientes le recomienda al pequeño que cuide mucho mejor su salud bucodental. Según el padre de Sam, el objetivo fue cumplido desde el principio, ya que el niño está realizando rutinas de higiene dental mucho más seguidas y de mayor calidad. Sin duda, se trata de un ingenioso truco para favorecer la salud oral de los más pequeños.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29