CLÍNICA LES CORTS
93 405 29 29
CLÍNICA HOSPITALET
93 261 52 17
CLÍNICA SANT CUGAT
93 675 20 91
Extracción dental en pacientes con bifosfonatos

Extracción dental en pacientes con bifosfonatos: ¿cuánto tiempo interrumpirlos antes y después de la cirugía?

¿Se puede realizar una extracción dental en pacientes con bifosfonatos? Por lo general, los bifosfonatos son medicamentos bien tolerados si se administran de manera adecuada. Sin embargo, su consumo también se ha asociado a diferentes efectos adversos, entre los que destacan la osteonecrosis de mandíbula (ONJ).

Dado que algunos estudios científicos han concluido que las extracciones dentales (también llamadas exodoncias) pueden ser uno de los principales desencadenantes de esta complicación, en este artículo vamos a abordar la toma de bifosfonatos a la hora de realizar una extracción dental.

¿Para qué se utilizan los bifosfonatos?

Los bifosfonatos son fármacos que se utilizan principalmente para prevenir o tratar enfermedades óseas que se caracterizan por la debilidad y fragilidad de los huesos. Su principal función es fortalecer los huesos y prevenir las fracturas. Por ello, suelen utilizarse para tratar condiciones como las siguientes:

  • Osteoporosis: con frecuencia, los bifosfonatos son recetados para tratar la osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos y los hace más propensos a fracturas. En estos casos, los bifosfonatos ayudan a prevenir la pérdida de masa ósea, así como a aumentar la densidad ósea en personas con osteoporosis o en riesgo de desarrollarla.
  • Osteopenia: es una afección que provoca una densidad ósea más baja de lo normal. Sin embargo, los niveles de masa ósea no son lo suficientemente bajos como para hablar de osteoporosis.
  • Metástasis óseas: en pacientes con cáncer, los bifosfonatos pueden ser utilizados para tratar o prevenir metástasis óseas (cáncer que se ha diseminado a los huesos). En estos casos, el uso de bifosfonatos también ayuda a reducir el riesgo de fracturas y el dolor óseo.
  • Enfermedad ósea de Paget: es una enfermedad crónica que provoca la descomposición y la posterior regeneración de los huesos. Ante este trastorno, los bifosfonatos pueden ser utilizados para ayudar a controlar los niveles de calcio en la sangre y aliviar los síntomas de la enfermedad de Paget, como el dolor.
  • Hipercalcemia de malignidad: es una condición caracterizada por los niveles elevados de calcio en la sangre, a menudo debido a un tumor maligno. En estos casos, los bifosfonatos pueden ayudar a reducir los niveles de calcio en la sangre.

Efectos secundarios de los bifosfonatos

Aunque los bifosfonatos son muy eficaces para tratar determinadas condiciones de salud también pueden provocar diversos efectos secundarios, por lo que no son adecuados para todos los pacientes. Su consumo siempre debe ser pautado y supervisado por un médico.

La severidad y la frecuencia de los efectos secundarios pueden variar dependiendo de si los bifosfonatos se administran por vía oral o por vía intravenosa y de las características individuales del paciente.

En lo que respecta a la cavidad oral, el principal efecto secundario de los bifosfonatos es la osteonecrosis de mandíbula. Aunque resulte infrecuente, esta es una de las complicaciones más graves, especialmente en pacientes que reciben tratamientos intravenosos para tratar el cáncer. La ONJ provoca la necrosis (muerte) del hueso de la mandíbula. Cuando esto sucede, los fragmentos necrosados quedan expuestos en la boca, ya que se asoman a través de las encías, y pueden tener la apariencia de dientes rotos.

Dado que realizar una extracción dental en pacientes que toman bifosfonatos puede ser uno de los principales desencadenantes de la osteonecrosis de mandíbula es importante que los pacientes que toman bifosfonatos y necesitan someterse a una exodoncia sean estudiados cuidadosamente por su médico y cirujano oral.

Extracción dental en pacientes con bifosfonatos

La extracción dental en pacientes que están siendo tratados con bifosfonatos requiere una valoración cuidadosa debido al riesgo de sufrir osteonecrosis de mandíbula. Aunque dicho estudio debe ser personalizado para cada paciente, a continuación describimos las principales pautas y consideraciones para realizar una extracción dental en pacientes que toman bifosfonatos:

Evaluación y planificación previa

  • Evaluación del riesgo: los dentistas deben evaluar el riesgo de ONJ antes de realizar una extracción dental. Para ello, deben considerar la duración del tratamiento con bifosfonatos, la vía de administración (oral o intravenosa) y otros factores de riesgo del paciente (diabetes, tabaquismo, higiene oral…).
  • Interconsulta con el especialista: es conveniente que el cirujano oral consulte la idoneidad de realizar la extracción dental con el médico que ha pautado la toma de bifosfonatos. En algunos casos, los profesionales acuerdan realizar una «pausa terapéutica» en el tratamiento con bifosfonatos.

Manejo perioperatorio

  • Técnicas quirúrgicas conservadoras: en general, a la hora de realizar una extracción dental en pacientes con bifosfonatos se opta por recurrir a incisiones mínimas y técnicas que disminuyan el trauma al hueso y los tejidos blandos (encías).
  • Antibióticos: el uso profiláctico de antibióticos antes y después de la extracción dental puede ser conveniente para reducir el riesgo de infección.

Cuidados postoperatorios

  • Instrucciones de cuidado oral: una vez realizada la extracción dental en pacientes con bifosfonatos resulta necesario ofrecer instrucciones detalladas sobre el cuidado oral postoperatorio. Esto suele incluir la limpieza suave de la zona afectada y el uso de enjuagues antisépticos orales, como la clorhexidina.
  • Seguimiento cercano: programar seguimientos periódicos después de la extracción dental resulta esencial para hacer un seguimiento de la cicatrización y detectar de manera temprana cualquier síntoma de ONJ.

Extracción dental en pacientes con bifosfonatos: ¿cuánto tiempo hay que interrumpirlos?

La decisión de interrumpir los bifosfonatos antes de una extracción dental y la duración de dicha interrupción dependen de varios factores, como el tipo de bifosfonato (oral o intravenoso), la duración del tratamiento, la condición de salud que se está tratando y el riesgo individual de ONJ.

Por ello, es importante destacar que las recomendaciones pueden variar de un paciente a otro, lo que hace imprescindible consultar al médico que prescribió los bifosfonatos y al cirujano oral que va a llevar a cabo la extracción dental. No obstante, las recomendaciones generales sobre cuánto tiempo hay que interrumpir los bifosfonatos para una extracción dental son las siguientes:

Bifosfonatos orales

Para pacientes que toman bifosfonatos orales (normalmente para tratar la osteoporosis) suele recomendarse una «pausa terapéutica» antes y después de cualquier cirugía oral. De esta manera, se reduce el riesgo de osteonecrosis de mandíbula. Por lo general, en estos casos se interrumpe temporalmente el tratamiento con bifosfonatos desde los tres meses anteriores a la extracción dental hasta los tres meses posteriores al procedimiento.

Bifosfonatos intravenosos

Los pacientes que reciben bifosfonatos intravenosos (normalmente para tratar el cáncer) tienen un riesgo mayor de ONJ que aquellos que toman estos mismos fármacos por vía oral. Esto se debe a que los bifosfonatos intravenosos tienen un efecto más prolongado sobre el metabolismo óseo. Por ello, interrumpir temporalmente el tratamiento antes de una extracción dental puede no reducir el riesgo de osteonecrosis de mandíbula de manera significativa.

Dado el mayor riesgo de complicaciones que presentan, los pacientes que reciben bifosfonatos por vía oral tienen contraindicado cualquier tipo de cirugía oral, incluyendo las extracciones dentales. Por ello, resulta imprescindible priorizar cualquier otro tratamiento dental antes que la exodoncia. En el caso de que esto no sea posible, la extracción dental deberá ser realizada de la manera más atraumática posible, suturando el alveolo para facilitar la cicatrización. Además, se deberá prescribir una profilaxis antibiótica  y enjuagues con clorhexidina.

En el caso de que sea necesario recurrir a la extracción, la indicación es dejar los bifosfonatos por vía intravenosa unos seis meses antes de realizarla.

¿Tienes alguna pregunta más sobre la extracción dental en pacientes con bifosfonatos? Si es así, no dudes en llamarnos y solicitar una primera consulta informativa y gratuita con los cirujanos orales de Grup Dr. Bladé.

Bibliografía

 

Dr. Joan Bladé
Especialista en Odontología y Estomatología en Grup Dr Bladé | 934 052 929

Nº de colegiado: 20975/1558.

Especialista en Odontología y Estomatología con más de 25 años de experiencia en el sector y una extensa formación en la especialidad.

Experto en implantes, ortodoncia, periodoncia, odontopediatría, estética dental y endodoncia. Con certificaciones en dichas especialidades por la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid.