Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)
Errores del cepillado dental que debes corregir

Cepillarse los dientes puede parecer fácil, pero son muchos los errores del cepillado dental los que hacen que la higiene oral no sea la más acertada. Corrigiéndolos lograrás una sonrisa sana durante más tiempo.

10 errores del cepillado dental

  1. Duración del cepillado

Los expertos dicen que el cepillado dental debe durar exactamente dos minutos. Es muy común no dedicar demasiado tiempo a la rutina de limpieza de dientes, pero esto es un error que se debe evitar. Lo que hay que hacer es separar la boca en cuadrantes y cepillar cada uno de ellos durante 30 segundos al menos.

  1. Cepillar los dientes pocas veces

Es importante realizar el cepillado dental al menos dos veces cada día. Lo ideal son tres veces, pero si esto no es posible, hay que intentar lavarse los dientes por la mañana y por la noche. La rutina nocturna es la más importante, así que no debe dejarse en ningún caso.

  1. Cepillar los dientes demasiado

Entre los errores del cepillado dental destaca tanto el exceso como el defecto. Si te lavas los dientes muchas más veces de las recomendadas es posible que tu esmalte se resiente, debilitándose considerablemente.

  1. El momento del cepillado

Siempre se ha dicho que hay que lavarse los dientes después de las comidas, pero hay que explicar ciertos matices. No es conveniente cepillar las piezas dentales justo después de comer. Esto solo hará que las bacterias orales (activadas tras la ingesta alimentaria) se repartan por toda la boca. Lo mejor es enjuagar la boca con agua tras las comidas y cepillar los dientes al menos media hora después.

  1. Técnica de cepillado

La técnica de cepillado es esencial para lograr resultados óptimos y potenciar la salud de los dientes. Es recomendable realizar movimientos circulares o verticales, pero en ningún caso horizontales. Además, no hay que ejercer demasiada presión durante el cepillado.

  1. Elección del cepillo

La elección del cepillo de dientes suele suponer uno de los errores del cepillado más comunes. Debes optar por un cepillo de cabezal lo suficientemente pequeño como para llegar a todas las zonas de la boca. También es importante que las cerdas del cepillo no sean muy duras, para evitar la erosión del esmalte.

  1. No usar seda dental

El uso de la seda dental debe de formar parte de cualquier rutina de higiene oral. Este gesto nos ayuda a eliminar la placa bacteriana que se aloja en zonas a las que el cepillo de dientes no puede llegar.

  1. No cepillar las zonas internas

Otro de los errores del cepillado pasa por no prestar atención a la cara interna de los dientes. Esta zona también hay que limpiarla, exactamente igual que la lengua o el interior de las mejillas.

  1. Guardar el cepillo húmedo

Tras el uso del cepillo dental es importante conservarlo en un lugar fresco y seco, alejado de fuentes de humedad. La humedad es el caldo de cultivo perfecto para las bacterias. Por lo tanto, tras la higiene dental hay que lavar el cepillo, secarlo y guardarlo en un lugar óptimo.

  1. No cambiar el cepillo de dientes

Cada dos o tres meses es importante cambiar el cepillo de dientes por uno nuevo. En el caso de utilizar cepillos eléctricos habrá que cambiar los cabezales. De esta forma garantizamos la mejor salud bucodental y no ponemos en riesgo a los dientes.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29