Diabéticos: la importancia de prestar atención a los cuidados orales

Son muchas las patologías sistémicas que se han relacionado con algunos problemas orales graves. Entre ellas, la diabetes es una de las más conocidas. Muchos estudios científicos aseguran que los pacientes diabéticos tienen riesgos bastante aumentados de padecer ciertos problemas bucodentales, algunos de ellos de carácter grave, como es el caso de la enfermedad periodontal.

La diabetes es una de las enfermedades metabólicas más conocidas a nivel internacional. En España, casi el 14 % de la población padece alguno de los tipos conocidos de esta patología. La característica principal de los diabéticos se basa en la incorrecta producción de insulina, lo que permite que la cavidad bucal pueda verse afectada por la enfermedad.

Pese a esto, si los diabéticos prestan atención a sus cuidados orales y mantienen controlada su enfermedad, pueden gozar de una salud bucodental óptima.

Enfermedades orales de los diabéticos

Son muchas las patologías bucodentales que están asociadas a la diabetes. No obstante, existen algunas que, según rezan los estudios científicos, son mucho más comunes en personas afectas de esta enfermedad.

  1. Enfermedad periodontal: la relación entre la diabetes y la enfermedad periodontal radica en los efectos que la enfermedad metabólica tiene sobre el sistema inmunológico. Esto permite que los pacientes tengan un riesgo mucho más elevado de padecer ciertas infecciones. La gingivitis es el inicio de la enfermedad periodontal que, si no se trata, puede derivar en una patología más grave. Si la piorrea avanza, el paciente puede llegar a perder la pieza dental afectada. Por este motivo, extremar los cuidados orales es esencial en pacientes con diabetes.

  2. Llagas y aftas bucales: debido a estas alteraciones en el sistema inmunológico que sufren los diabéticos, la cicatrización de las llagas orales es mucho más lenta. Esto provoca que los pacientes que padecen esta enfermedad sean más propensos a tenerlas.

  3. Sequedad bucal: la xerostomía o el síndrome de la boca seca es una patología común de aquellas personas que sufren diabetes. Se caracteriza por una reducida producción de saliva, que impide que la cavidad oral esté debidamente humectada. Esta afección también posibilita la aparición de caries e infecciones bucodentales, si no es tratada a tiempo.

Cómo cuidar la salud oral con diabetes

Lo más importante para mantener una sonrisa saludable es prestar mucha atención a los signos que puedan aparecer en la boca, que estén indicando algún problema de salud. Además, la principal recomendación para los diabéticos pasa por mantener debidamente controlada su enfermedad, asistir a sus visitas rutinarias con el médico y evitar la descompensación de la insulina. El control de la patología es primordial para que la salud dental sea perfecta.

Por otra parte, las personas afectas de diabetes deben extremar sus rutinas de higiene bucodental. Cepillarse los dientes dos o tres veces cada día, usar hilo dental y un buen colutorio es algo imprescindible para gozar de una sonrisa saludable. Además, es importante que los diabéticos programen visitas periódicas al dentista, para que el profesional pueda llevar un buen control de la cavidad bucodental del paciente.