Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)
Cómo usar el hilo dental correctamente

Cualquier rutina de higiene dental debe incluir la limpieza extrema de los espacios interdentales. Para ello, saber cómo usar el hilo dental correctamente es imprescindible. Un buen cepillado dental es muy importante para eliminar las bacterias orales que se alojan en los dientes. Pero, la placa bacteriana también se esconde entre las piezas dentales y bajo la línea de las encías. Para conseguir removerla, la seda dental es la clave.

En Grup Dr. Bladé nos gusta que tu sonrisa esté perfectamente cuidada. Una buena higiene oral es fundamental para prevenir la aparición de todo tipo de patologías bucodentales. Algunas enfermedades, como la gingivitis, las caries o la periodontitis, están directamente relacionadas con la higiene dental. De ahí la importancia de mejorar tus rutinas de limpieza interdental.

El hilo dental te ayudará a eliminar los restos de placa bacteria alojados en lugares a los que el cepillo de dientes no es capaz de llegar. Se trata de los estrechos espacios entre los dientes o la zona que hay bajo la línea de las encías.

En la actualidad, existen otras herramientas de limpieza interdental, como los cepillos interproximales y el irrigador bucal. Estos utensilios son una ayuda genial para mejorar la limpieza entre los dientes, pero la seda dental sigue siendo importante. El hilo dental llega a zonas muy complicadas, como bajo la línea de las encías.

Cómo usar el hilo dental paso a paso

  1. El primer paso es lavarte bien las manos. El objetivo es evitar que las bacterias del exterior lleguen a tu boca.
  2. Corta un trozo bien grande de hilo dental, más o menos unos 50 centímetros. Ha de ser el suficiente para llevar a cabo toda la limpieza interproximal de tu boca.
  3. En cada uno de los dedos corazón de tus manos debes enrollar la seda dental, dejando un pequeño trozo bien tenso en la parte central. El resto de hilo dental debe colgar en los extremos.
  4. Utiliza los dedos índice y pulgar, como si fueran pinzas, para manejar la seda de dientes. Quizás al principio te cueste un poco, pero con la práctica se convertirá en una rutina sencilla.
  5. Con el espacio central del hilo dental, el que estaba tenso, puedes comenzar a eliminar los restos de placa bacteriana. Debes introducir el hilo entre los espacios dentales, haciendo movimientos verticales.
  6. Para limpiar la línea de las encías es conveniente que curves un poquito el hilo dental, haciéndolo entrar en esa zona y eliminando la placa bacteriana que ahí se esconde. Debes hacer esto con mucha precaución, con el fin de evitar que sangren las encías.
  7. El proceso que te hemos explicado se debe hacer con cada pieza dental. Puedes ir desenrollando tu seda dental, para limpiar cada uno de tus dientes.
  8. Tras haber limpiado todos los espacios interdentales y las encías con el hilo dental solo te quedará enjuagar tu boca con un colutorio protector. Tu dentista puede recomendarte un enjuague bucal óptimo para tu sonrisa.

Si sigues teniendo dudas sobre cómo usar el hilo dental correctamente en nuestra clínica dental te ayudaremos a mejorar tu técnica de limpieza interdental. Recuerda que la base de una sonrisa saludable es la correcta higiene dental. Y, además, unos dientes sanos te garantizan una salud general de hierro.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29