Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)
Cepillo interproximal: ¿qué es y cómo debe usarse?

El cepillo interproximal es una de las herramientas de higiene oral menos conocidas. Pero, pese a esto, se trata de un utensilio de gran valor para conseguir una limpieza bucal mucho más completa. Hay que tener en cuenta que el cepillado de dientes no es infalible y no logra eliminar la totalidad de la placa dental que habita en la boca. Muchos restos de alimentos se quedan alojados en zonas de difícil acceso para el cepillo de dientes, como las zonas interproximales o bajo la línea de las encías.

Eliminar el biofilm dental de estos espacios interdentales es de suma importancia, para evitar afecciones orales, que pueden llegar a ser graves si no se tratan debidamente. La prevención es la clave de la buena salud bucodental y lo más importante a nivel preventivo es seguir una buena higiene dental.

El cepillo interdental es el utensilio perfecto para eliminar los restos de alimentos o placa bacteriana que se ha formado en las zonas interdentales o interproximales, es decir, es los espacios que quedan entre los dientes. Su tamaño es mucho más pequeño que el del cepillo convencional y tiene un cabezal redondo, muy fino.

El cepillo interproximal se puede encontrar con dos tipos de diseño: completamente rectos o inclinados. Estos últimos son los más prácticos, ya que facilitan mucho la tarea para la que están diseñados. Además, existen en varios tamaños y grosor del cabezal. Cada color marca el tamaño del cepillo. Elegir uno u otro depende del espacio interdental a limpiar. Por norma general, para una buena higiene, lo más común es utilizar varios cepillos interproximales con cabezales diferentes.

Además, es muy importante utilizar la herramienta idónea para el espacio a limpiar. El dentista o el higienista dental es quien puede ayudarnos a encontrar los cepillos interdentales más adecuados a nuestra cavidad oral.

El uso del cepillo interproximal

El uso del cepillo interdental está indicado para cualquier persona que no logra eliminar la placa bacteriana completamente con las herramientas habituales. En el caso de los pacientes que siguen tratamientos de ortodoncia con brackets fijos los cepillos interproximales forman parte de la rutina oral diaria, ya que permiten que puedan eliminar los restos de comida de sus piezas dentales de forma mucho más sencilla.

El cepillo interproximal no es, en ningún caso, sustituto del hilo dental, ya que esta última herramienta de higiene bucal es perfecta para aquellos espacios interdentales mínimos o para eliminar la placa que se aloja bajo la línea de las encías.

La forma correcta de utilizar el cepillo interdental no tiene ningún misterio. Simplemente hay que escoger el tamaño acertado y pasarlo entre los dientes con suavidad. Solo hay que hacer movimientos horizontales.

Para finalizar la higiene bucodental es recomendable usar la seda dental y terminar con un enjuague antiséptico que ofrezca frescor y protección.

¿Para qué se usan los cepillosinterproximales?

La correcta higiene dental es fundamental para mantener una boca sana y libre de bacterias. Por lo tanto, es necesario limpiar los dientes por todos los ángulos posibles. Esta será la única forma de eliminar la placa bacteriana o el biofilm dental.

Es muy importante que, a diario, se limpie correctamente el espacio que existe entre dientes. Se podrá usar cepillos interdentales cuando este espacio sea mayor. Si los dientes están juntos habrá que utilizar la seda dental para garantizar la correcta higiene dental.

Las personas que han sufrido algún tipo de enfermedad periodontal pueden ver alterados los espacios que existen entre sus dientes. La retracción de encías y huesos es posible que ocasione una mayor separación de las piezas dentales. En estos casos concretos, la seda dental poco puede hacer. Por este motivo, es necesario utilizar el cepillo interproximal.

Existen cepillos interproximales de diversos tamaños. Generalmente están diferenciados por una gama de colores, de menor a mayor tamaño. Será el dentista el que nos indique cuál es el cepillo más adecuado para limpiar correctamente nuestros dientes. Además, es probable que sea necesario utilizar varios tamaños, teniendo en cuenta los distintos espacios interdentales.

El cepillo interproximal es fundamental para limpiar los dientes mientras se dispone de una ortodoncia con brackets. Estos cepillos permitirán, al usuario, llegar a lugares a los que con el cepillo de dientes convencional le es imposible acceder. Esta será la forma más adecuada de eliminar todos los restos de comida y posibles bacterias que se generan en la boca tras cada ingesta de alimentos.

El odontólogo puede recomendar también el uso de los cepillos interproximales a personas que llevan puentes, implantes dentales o prótesis. Con su uso podrán limpiar de mejor manera las zonas cercanas a las encías. Estos lugares suelen ser muy críticos en la higiene dental y, de difícil acceso para el cepillo de dientescomún.

¿Cómo se usa el cepillo interproximal?

Usar estos cepillos interdentales es realmente sencillo. El dentista nos enseñará a utilizarlos correctamente para potenciar al máximo la limpieza bucal. Simplemente será necesario pasar, con cuidado, el cabezal por el espacio entre dientes, efectuando movimientos muy suaves para evitar posibles heridas.

Es muy importante que se utilicen estos cepillos sólo si el espacio existente entre los dientes lo permite. En caso contrario se deberá recurrir a la seda dental. La correcta limpieza en estos lugares ayudará en la prevención de las caries interproximales. Este tipo de caries son bastante peligrosas, porque pueden atacar al nervio con mucha rapidez. Una buena higiene bucodental es lo más importante para evitar muchas patologías que pueden ocasionarse en la boca.

¿Cómo deben usarse los cepillos interproximales?

En el mercado existen cepillos interproximales de diferentes tamaños y formas. Lo más habitual es que cada persona requiera varios, de tamaños distintos, para completar las rutinas de higiene dental. Normalmente se diferencian por colores y pueden comprarse en packs que cuentan con cepillos interdentales de varias clases.

Estos cepillos tienen una forma peculiar. Suelen ser como unos bastoncillos de colores que terminan en un fino escobillón. Este escobillón puede ser recto o curvado. El cepillo interproximal recto es perfecto para limpiar las zonas interdentales de los dientes anteriores y el curvado hará lo propio en los dientes posteriores. No obstante, el dentista se encargará de recomendar a cada persona los cepillos interdentales adecuados en cada caso.

El uso de estas herramientas de limpieza dental está actualmente bastante extendido y son perfectas para limpiar las zonas entre dientes, debajo de los alambres de la ortodoncia, entre los implantes o bajo las prótesis fijas. Sus funcionalidades son tan variadas que queda claro que se trata de unos utensilios casi tan importantes como el cepillo de dientes.

Cuando se utiliza es importante hacerlo sin pasta dental para comprobar que la limpieza interdental está siendo perfecta. Jamás se debe de mover el cepillo interproximal de arriba abajo, sino que deben de hacerse movimientos horizontales, hacia adelante y hacia atrás. Cuando se haya terminado de higienizar todas estas zonas lo más adecuado es terminar la higiene dental con el uso de un buen colutorio. Obviamente, antes de usar los cepillos interproximales ya se habrán lavado los dientes con el cepillo dental tradicional. Por lo tanto, se trata de uno de los pasos de la rutina de higiene dental.

Los cepillos interproximales pueden utilizarse durante la limpieza dental nocturna y tras la ingesta de alimentos. De hecho, son los aliados perfectos de la salud dental cuando no se tiene un cepillo de dientes a mano y se ha comido. En este sentido, aquellas personas que llevan brackets podrán eliminar los restos de comida que se quedan bajo los alambres de forma muy eficaz.

 

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29