Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)

¡Contacta con nosotros!



En las clínicas dentales siempre aconsejamos a nuestros pacientes sobre la importancia de la correcta higiene bucal para evitar que las bacterias de la boca campen a sus anchas. Hay que saber que la cavidad bucodental es la forma más sencilla que tienen las bacterias para acceder a nuestro cuerpo.

las Bacterias en la boca

¿Cuántas bacterias hay en la boca?

Según los datos aportados en numerosas investigaciones científicas, son más de seis billones de bacterias las que pueden vivir tranquilamente en la boca. En muchos casos son bacterias poco dañinas o inocuas, pero en otros se trata de peligrosas bacterias, causantes de las caries dentales y otras enfermedades que pueden afectar a otros sistemas del cuerpo, generando patologías renales o problemas cardiovasculares.

Bacterias orales y caries

Muchas de las bacterias de la boca son las culpables de la caries dental. No obstante, en este sentido, habría que destacar la Streptococcus mutans.

El funcionamiento de las bacterias orales, que conlleva la aparición de caries, es sencillo. Tras la ingesta de alimentos, estos microorganismos se hacen fuertes en la cavidad oral si no son eliminados debidamente (mediante la higiene dental).

Generalmente, las bacterias que cohabitan en la boca suelen variar en función de la edad y el estado de salud general del paciente. Esto ocurre porque el ambiente que se genera en la boca tienda a cambiar con el paso de los años, debido a varios factores.

La pérdida de dientes, la posibilidad de padecer gingivitis u otras enfermedades periodontales, los cambios hormonales (por ejemplo, durante el embarazo) y la ingesta de medicinas, son factores determinantes para contar con un tipo de bacterias bucales u otro.

Por otra parte, los cambios que se generan en la saliva, sobre todo a nivel de producción y calidad, hacen que se modifique sistemáticamente la conocida como flora oral.

Los peligros del azúcar

Son muchos los motivos por los que las bacterias anidan en nuestra boca. Entre ellos, el azúcar es uno de los más importantes. A estos microorganismos orales les fascina el azúcar y suelen alimentarse a través de los restos de azúcar que desprenden los residuos de comida que permanecen en la boca. De esta forma se genera ácido lácteo, que se convierte rápidamente en placa bacteriana.

Muchos estudios científicos elaborados sobre salud dental y su reacción sobre la salud general alertan de que las personas con mala salud oral suelen ser más propensos a padecer enfermedades cardiacas. En este sentido, la enfermedad periodontal (periodontitis) es un indicativo de riesgo para sufrir patologías de corazón.

Tratamientos para eliminar las bacterias de la boca

En las clínicas dentales no existe un tratamiento concreto para eliminar las bacterias de la boca. No obstante, sí que podemos aconsejar sobre la prevención. La idea es evitar que estas bacterias permanezcan mucho tempo en la cavidad bucodental. Por lo tanto, lo más importante es seguir una serie de medidas preventivas de salud oral:

1. Bebidas azucaradas:

Evitar la ingesta indiscriminada de bebidas y alimentos ricos en azúcares añadidos es muy importante. Los refrescos y los zumos envasados suelen contar con altos contenidos en azúcar, que no benefician en absoluto la salud de los dientes.

2. Hidratación:

Cambiar las bebidas azucaradas por un mayor consumo de agua es un acierto pata mejorar la salud oral.

3. Tabaco:

El humo del cigarrillo es uno de los grandes enemigos de la boca, ya que es un factor de riesgo para padecer periodontitis y otras enfermedades relacionadas con las encías.

4. Higiene dental:

Seguir buenas rutinas de limpieza dental es la clave. Para eliminar bien las bacterias de la boca hay que cepillar los dientes un mínimo de dos veces al día, sin olvidar el uso del hilo dental y enjuagues bucales. Tras las comidas, una buena forma de limitar la formación de bacterias orales es enjuagar la boca con agua.

5. Lengua:

Durante las rutinas de higiene dental hay que acordarse de la lengua y la cara interna de las mejillas, ya que en estas zonas también se alojan las bacterias. Los limpiadores linguales son herramientas perfectas para ello.

6. Alimentos ácidos:

Reducir el consumo de alimentos ácidos es una buena idea para garantizar una boca sana.

7. Visita al dentista:

Las visitas rutinarias al dentista son muy importantes, ya que en estas exploraciones dentales es posible detectar problemas orales que aún no se han manifestado muy negativamente, como las caries incipientes.

93 405 29 29