¡Contacta con nosotros!



 

La Anquiloglosia es una anomalía de la boca, que se caracteriza por que quien la padece cuenta con un frenillo lingual más corto de lo común. Esta afección de la lengua puede desencadenar ciertos problemas en el habla y la salud.

la Anquiloglosia

¿Qué es la Anquiloglosia?

En la boca existen dos frenillos distintos: el frenillo lingual, que es el que conecta la parte inferior de la boca con la lengua; y el frenillo labial, que hace lo propio entre el labio y la zona superior de la boca. Las anomalías en estos frenillos pueden provocar diversas condiciones y problemas que la cavidad oral de quienes las padecen.

La definición de Anquiloglosia es muy sencilla. Se trata de una anomalía oral congénita que se caracteriza por tener un frenillo lingual más corto de lo convencional.

Como hemos comentado al principio, el frenillo lingual conecta el suelo de la boca con la lengua y está ubicado tras las encías, en la zona de los dientes delanteros inferiores. Padecer Anquiloglosia se asocia a contar con varias restricciones a la hora de realizar movimientos linguales normales, lo que afectaría a la masticación y al habla (dicción correcta).

Además, la Anquiloglosia en niños puede provocar ciertos problemas durante la etapa de la lactancia materna en los bebés. Este acortamiento del frenillo lingual impide que los lactantes puedan succionar con total normalidad.

Por lo tanto, uno de los problemas asociados a esta afección aparece en el bebé cuando necesita alimentarse de leche de la madre.

La Anquiloglosia es una patología congénita que debería de tratarse y solucionarse durante la infancia. Por lo tanto, cuanto antes se realice la primera visita del niño al odontopediatra antes se podrá poner solución a esta afección oral, evitando así las limitaciones de la funcionalidad bucal en los niños.

Tratamiento para la Anquiloglosia

Para tratar la Anquiloglosia existe una pequeña intervención quirúrgica, llamada frenectomía, que nos ayuda a solventar el problema del frenillo lingual corto. La frenectomía es simplemente la forma de reparar alguno de los frenillos bucales, que están provocando que las funciones orales no sean las más adecuadas. De esta forma, podemos dotar de funcionalidad a la cavidad bucodental de los pacientes. Se trata de un procedimiento sencillo para modificar el frenillo de la lengua.

En pacientes con Anquiloglosia cabe destacar que la intervención quirúrgica se realiza en pocos segundos. Se trata de un tratamiento dental totalmente estandarizado y rápido, que no debe comportar mucho dolor y se realiza con bastante frecuencia en las clínicas dentales.

¿Cómo se hace la frenectomía?

Antiguamente se realizaba la frenectomía con el bisturí convencional, pero en la actualidad los odontólogos recurrimos a técnicas quirúrgicas con láser, porque ofrecen resultados mejores y recuperaciones mucho más rápidas.

Llevar a cabo una frenectomía mediante laser evita el sangrado masivo de la zona y, además, hará que la recuperación de las funciones orales sea mucho más rápida y adecuada. Los pacientes que se someten a esta intervención, generalmente pacientes pediátricos, no suelen sentir muchas molestias.

La solución para la Anquiloglosia se lleva a cabo bajo los efectos de la anestesia local, lo que elimina el dolor durante la intervención. El paciente recupera la movilidad completa de la lengua en tan solo unos días.

Tras llevar a cabo la frenectomía, el odontopediatra indicará a los padres cómo actuar para que la recuperación de las funciones orales del niño sea mucho más rápida. De esta forma, si se siguen los consejos del odontólogo, los niños con Anquiloglosia podrán contar con todas sus capacidades otras muy poco tiempo después del tratamiento.

Diagnóstico precoz

Generalmente se diagnostica a Anquiloglosia o frenillo lingual corto tras el nacimiento o en las primeras visitas al odontopediatra. Es importante un diagnóstico precoz para salvaguardar la salud oral de los niños, llevando a cabo el tratamiento cuanto antes.

Anquiloglosia en adultos

La Anquiloglosia en adultos es muy poco frecuente, ya que suele diagnosticarse en las primeras etapas de la vida. No obstante, hay casos de pacientes mayores que presentan esta condición. La solución ante el frenillo lingual corto en adultos es realizar una frenectomía mediante láser, del mismo modo que en los pacientes pediátricos.

El resultado será una recuperación del movimiento natural de la lengua, que favorecerá la masticación y la dicción de quien padece esta anomalía congénita.

Soy un bloque de texto. Haz clic en el botón Editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

93 405 29 29