Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)
Boca seca: aprende a evitar la xerostomía

Tener la boca seca es algo muy común en diversas situaciones. Generalmente cuando hay que hablar en público o cuando existe nervios o estrés, la boca tiende a secarse más de lo normal, generando una sensación bastante incómoda. Este tipo de problemas orales suelen ser puntuales y pasajeros.

No obstante, la xerostomía puede llegar a convertirse en algo más complejo y constante. El síndrome de la boca seca es bastante incómodo, que puede afectar negativamente a la vida normal. Además, la sequedad bucal suele estar relacionada con otros problemas orales, como el mal aliento.

Teniendo en cuenta que la saliva forma parte imprescindible de la salud bucal, la disminución de esta puede provocar serios problemas para quien padecen xerostomía.

En el caso de sentir esta sequedad oral de forma continuada es importante visitar la clínica dental, con el objetivo de encontrar la raíz del problema y ponerle remedio cuanto antes. La saliva es esencial para la calidad de vida, ya que ayuda a combatir las enfermedades orales más comunes, como la aparición de caries.

¿Qué provoca la boca seca?

Son muchas las cuestiones que están relacionadas con el síndrome de la boca seca. El estrés o la ansiedad se han convertido en una de las causas principales que provocan la xerostomía, pero no son las únicas. El abuso del alcohol o el tabaco también generan sequedad bucal, ya que la saliva disminuye considerablemente en estos casos.

Una dieta pobre en frutas y verduras o rica en hidratos puede provocar xerostomía. Además, existen algunos medicamentos que están relacionados con la disminución de la producción de saliva. En el caso de pacientes afectos de cáncer, que están siendo tratados con quimioterapia uno de los efectos secundarios del tratamiento es la sequedad bucal.

Consejos para evitar la sequedad bucal

  1. Hidratación: uno de los aspectos más importantes para evitar la boca seca es mantenerse debidamente hidratado. Los médicos recomiendan ingerir unos dos litros de agua al día, para contar con las necesidades de hidratación cubiertas. El agua es la mejor opción para garantizar la correcta hidratación y, además, favorecerá la producción de saliva.

  2. Malos hábitos: evitar el tabaco y el consumo abusivo de alcohol es un factor importante para conseguir que la producción de saliva sea la más adecuada y, en consecuencia, evitar la xerostomía. Apostar por un estilo de vida saludable, en el que se practique ejercicio diario y se limiten estos hábitos es primordial. Además, hay que llevar una dieta saludable y equilibrada.

  3. Higiene dental: debido a que la boca seca es un problema relacionado con la menor producción de saliva, es importante realizar rutinas de higiene dental muy completas. Al tener menos saliva de los normal, la placa bacteriana tendrá un entorno óptimo para crecer y esto hay que evitarlo en la medida de lo posible. Por lo tanto, usar un cepillo dental adecuado, con una pasta fluorada y la ayuda de la seda dental, los cepillos interproximales y otras herramientas como el irrigador bucal es muy importante. Limpiar la lengua debidamente es también necesario para evitar la sequedad bucal.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29