Blanqueamiento dental: 5 aspectos a tener en cuenta

Son muchos los tratamientos de estética dental que están revolucionando el mundo de la salud oral. Entre todos ellos, uno de los más demandados es el blanqueamiento dental. Se trata de un tratamiento a nivel estético, que permite rebajar el tono de los dientes naturales en gran medida.

Por norma general, el color de los dientes va variando con el paso del tiempo. Esto se debe a que el desgaste de las piezas dentales ocasiona estos cambios de color de forma natural. Para volver a tener unos dientes blancos y una sonrisa saludable y joven, el blanqueamiento dental es una alternativa muy segura y recomendable.

5 claves del blanqueamiento dental

  1. ¿Qué son los blanqueamientos dentales?

Tal y como hemos dicho al inicio, un blanqueamiento dental es un sencillo tratamiento estético, que nos permite rebajar el color de los dientes. Para conseguirlo es necesario recurrir a un gel específico creado a base de peróxido de hidrógeno, que permite reducir la coloración de las piezas dentales de forma rápida. Este gel entra en los túbulos dentinarios y blanquea el diente desde su interior.

  1. ¿Todos pueden someterse a un blanqueamiento?

La respuesta a esta pregunta es complicada, ya que lo conveniente es acudir a una clínica dental y permitir que un dentista valore cada caso en concreto. Por norma general no existen grandes contraindicaciones ante los blanqueamientos de dientes. No obstante, hay que destacar que aquellas personas que tengan restauraciones dentales no deberían realizar este tipo de tratamientos, ya que las piezas restauradas no variarán de color y es posible que el contraste entre los dientes naturales y los restaurados sea mayor.

En este tipo de casos la recomendación más acertada es valorar diferentes posibilidades con el dentista de confianza, porque las alternativas son muchas.

  1. Sensibilidad dental

Tras un blanqueamiento dental es posible que el paciente note cierta sensibilidad en sus piezas dentales. Generalmente esta condición desaparece con el paso de los días, pero en aquellos casos en los que los dientes ya eran sensibles es recomendable aumentar las visitas a la clínica dental tras el tratamiento estético.

  1. Tipos de blanqueamientos

Actualmente son dos los tipos de blanqueamientos dentales los que se pueden llevar a cabo. Eso sí, siempre bajo la supervisión e indicación de un dentista profesional. Por una parte, está el blanqueamiento dental led en la clínica, que apuesta por una concentración de peróxido mayor y es más visible a corto plazo. Por otra parte, el blanqueamiento ambulatorio se realiza en casa, bajo la supervisión del odontólogo.

  1. ¿Qué blanqueamiento es más recomendable?

Lo cierto es que la mejor opción para someterse a un blanqueamiento dental con seguridad y buenos resultados es optar por una mezcla de ambas propuestas. El paciente puede llevar a cabo un tratamiento estético en la consulta del dentista y continuar, posteriormente, de forma ambulatoria.