Bebidas isotónicas: un claro peligro para la salud oral infantil

Los dientes de los niños están sometidos a numerosos riesgos en la actualidad. Los refrescos y alimentos azucarados o ácidos forman parte de ellos. Además, las bebidas isotónicas se alzan como un gran enemigo para la salud bucodental infantil, incluso para la salud general, ya que el consumo indiscriminado de estas bebidas incrementa la obesidad infantil.

Según varios estudios, llevados a cabo en los últimos años, las bebidas isotónicas aumentan la presencia de caries en los niños y adultos, así como la obesidad. Esto ocurre porque este tipo de bebidas, especialmente diseñadas para la rehidratación de deportistas, tienen un alto contenido en ácido, azúcares y un pH bajo. La conjunción de estos elementos posibilita que el esmalte dental se deteriore más rápidamente, aumentando el riesgo a padecer caries dentales.

Cabe destacar que las bebidas isotónicas solo cumplen una función óptima en aquellas personas que practican deportes de alta intensidad. Sus ingredientes hacen que sean una buena opción para que dichos atletas puedan rehidratarse convenientemente. Pero, también hay que tener en cuenta, que el consumo de las mismas está asociado a las caries en los deportistas de élite.

A todo esto, hay que sumar el desconocimiento de los padres sobre los efectos que este tipo de bebidas pueden tener en la salud de los niños. Además, la publicidad que se hace sobre las mismas es bastante irresponsable, ya que suele ir dirigida a un público general y no a deportistas de élite, el único grupo que podría justifacar su consumo de forma convencional.

La facilidad a la hora de comprar bebidas isotónicas y su sabor dulce posibilitan que los menores apuesten por ingerirlas. Según algunos expertos sería necesaria una regulación exhaustiva para evitar los daños que puede ocasionar la ingesta habitual de bebidas energizantes en la cavidad oral.

Estudio sobre salud oral infantil y bebidas isotónicas

Investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido, han realizado un interesante estudio sobre la repercusión que tiene la ingesta de bebidas isotónicas en la salud oral infantil. Los resultados se han publicado en la revista British Dental Journal.

Lo primero que dicen los autores es que parece que la población general desconoce cuál es el verdadero propósito de las bebidas isotónicas. Para llevar a cabo la investigación contaron con una muestra de 160 niños (12-14 años) de Gales. Todos respondieron a un extenso cuestionario sobre los hábitos de consumo de bebidas energizantes. Tras analizar las respuestas, los autores del estudio aseguran que casi el 70 % consume habitualmente este tipo de bebida.

De todos los niños que han participado en el estudio, la inmensa mayoría asegura que suele tomar bebidas para deportistas por su sabor dulce y la facilidad de compra. Además, hay un pequeño porcentaje que dice tomarlas por el efecto energizante que conllevan.

El problema de todo esto, según los investigadores, es la poca conciencia social que existe y que la realidad es que se desconocen los riesgos para la salud dental, que suponen ingerir habitualmente bebidas isotónicas. Por lo tanto, entienden que debería regularse mucho mejor este campo.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29