Alimentos que dañan los dientes: prevención para la salud dental

La salud dental es imprescindible para poder lucir una sonrisa bonita y limpia. Además, existen una serie de alimentos que, por sus componentes, pueden favorecer el mal aspecto de la boca. Esto no significa que debamos de eliminarlos de la dieta de forma radical, pero sí hay que consumirlos con moderación y siguiendo algunos cuidados básicos.

Alimentos más dañinos para la salud oral

Es bien sabido que tanto las bebidas ácidas, como las dulces o los refrescos carbonatados no son muy buenos aliados de la sonrisa. En el caso de los ácidos, como los cítricos, provocan la erosión del esmalte dental, permitiendo la aparición de caries o las enfermedades periodontales.

Esto choca directamente con la necesidad de consumir frutas ácidas, como el limón o la naranja, por su aporte de nutrientes naturales. Por lo tanto, algunos dentistas recomiendan no eliminar de la dieta de forma radical este tipo de frutos, sino limitar su consumo. En el caso de tomar zumo de naranja a diario, es conveniente beberlo utilizando una cañita en vez de tragando directamente del vaso. Así se consigue evitar que el ácido entre en contacto directo con el esmalte dental.

Los alimentos creados a base de harinas procesadas son ricos en azúcares. El azúcar es uno de los peores enemigos de los dientes. Por este motivo, es muy importante limitar la ingesta de panes y bollería industrial, en la medida de lo posible.

Por otra parte, las bebidas carbonatadas, como los refrescos de cola, naranja o limón no son nada saludables para la salud oral y general. En este caso, lo más conveniente es eliminar este tipo de bebidas directamente de los hábitos alimenticios.

En el caso de las manchas en los dientes, algunas bebidas, como el café, el té o el vino tinto, suelen teñir las piezas dentales con celeridad. Además, los hábitos poco saludables, como el tabaco también ejercen un poder dañino en la salud oral.

La prevención es la clave

Los odontólogos advierten de la necesidad de prestar atención a la prevención de enfermedades bucodentales. Para ello, es conveniente seguir buenas rutinas de higiene dental, además de mantener una alimentación rica en frutas y verduras naturales.

Es importante cepillarse los dientes entre dos y tres veces cada día, sin olvidar el uso de la seda dental. Gracias al hilo dental o los cepillos interproximales se pueden eliminar los restos de placa bacteriana que se acumulan en los espacios interdentales o bajo la línea de las encías.

Además, las limpiezas dentales profesionales, así como las visitas rutinarias al dentista forman parte de los hábitos preventivos para contar con una sonrisa envidiable.

Hábitos que favorecen la sonrisa

  • Hidratación: beber mucha agua es necesario para que desaparezcan los restos de azúcar que han quedado en la boca tras la ingesta de alimentos. Además, mantener niveles correctos de hidratación favorece la formación de saliva. La saliva funciona como protectora natural de los dientes.

  • Fresas: las fresas contienen grandes cantidades de ácido málico, que funciona como un blanqueante natural de las piezas dentales.

  • Verduras verdes: las verduras de hoja verde requieren una masticación más exhaustiva, lo que ayuda a producir saliva, protegiendo a los dientes de las dañinas bacterias.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29