Close
Urgencias: 657 84 87 55 (7 -24h.)
Alergias primaverales y sus efectos en la salud dental

Cuando comienza la primavera es muy común que aquellas personas que padecen algún tipo de alergia comiencen a notar sus síntomas. Los expertos en la materia aseguran que el nivel de polen de esta temporada será especialmente elevado, por lo que las alergias primaverales comienzan a notarse antes de lo previsto.

Pese a la creencia popular estos periodos de alergia también tienen su consecuencia en la salud bucodental. De hecho, tanto el dolor de dientes, como la sensibilidad dental y la sequedad bucal son consecuencias muy comunes en aquellos que sufren alergias primaverales.

El dolor sinusal podría estar detrás de este tipo de problemas orales. Cuando el moco rellena los espacios sinusales es normal sentir dolor en la zona del rostro o la cabeza, lo que también incluye a los dientes. La rinitis alérgica podría explicar este tipo de afecciones orales, ya que al tener las fosas nasales tapadas es obligatorio utilizar la boca para respirar.

Por otra parte, los fármacos antihistamínicos que suelen recetar los alergólogos a sus pacientes, para evitar y prevenir los periodos de alergia, suelen provocar sequedad bucal. Esta condición oral hay que mantenerla a raya, con el fin de evitar que las bacterias orales generen daños en la cavidad bucodental.

Las alergias primaverales son problemas difíciles de evitar, pero mantenerlas controladas y a raya es imprescindible para mejorar la calidad de vida del paciente alérgico. Por lo tanto, la principal recomendación es asistir con regularidad al especialista para que pueda tratar el problema.

Por otra parte, la visita al dentista se hace cada vez más importante. El odontólogo evaluará el estado de salud de la cavidad oral, proponiendo tratamientos dentales, que pueden salvaguardar la salud de los dientes durante los periodos de alergia.

Alergias primaverales: consejos de salud oral

  1. Higiene dental

Si las alergias primaverales han provocado sequedad bucal, el cepillado dental se convierte en algo extremadamente importante y necesario. Hay que lavarse los dientes al menos dos veces al día, sin olvidar el uso del hilo dental, que nos ayudar a eliminar toda la placa bacteriana que se aloja bajo la línea de las encías o en los espacios interdentales.

  1. Hidratación

La mejor forma de evitar el síndrome de la boca seca es manteniendo una hidratación correcta. Esto ayuda a la producción óptima de saliva y evita que el moco se acumule en los espacios sinusales.

  1. Agua salada

Dicen los expertos que realizar gárgaras con agua tibia y sal es un buen remedio para eliminar las acumulaciones de moco. Durante las alergias primaverales este suele ser uno de los principales problemas, por lo que llevar a cabo estos enjuagues es una opción a tener muy en cuenta.

  1. Acudir al especialista

El médico será quien mantenga controladas las alergias primaverales. Por ello, visitarlo durante esta temporada es clave. Además, también hay que acudir al dentista, para que nos ayude a controlar los problemas dentales derivados de estos periodos de alergia.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

93 405 29 29