Zumo de lechuga para prevenir la gingivitis

Un estudio científico elaborado en Alemania ha mostrado la efectividad del zumo de lechuga y los nitratos que se forman al licuar esta verdura, para la prevención y eliminación de la gingivitis crónica.

La gingivitis es una patología muy frecuente a nivel oral. Se trata de una inflamación de las encías a causa de bacterias que no se han eliminado debidamente durante las rutinas de higiene dental y permanecen en la zona dañando los tejidos de las encías. Si esta condición no se trata debidamente, la gingivitis puede derivar en una periodontitis o enfermedad periodontal. Esto hace que se dañe considerablemente el tejido y el hueso alveolar pudiendo, incluso, provocar la pérdida de piezas dentales.

Estudio científico sobre la gingivitis

Según los investigadores, los beneficios que aporta el zumo de lechuga frente a la inflamación de las encías se explican por el elevado contenido en nitratos de la hoja de esta verdura verde. Un grupo de científicos del Hospital Universitario de Wurzburgo, en Alemania, han publicado recientemente los resultados de dicho ensayo clínico en la revista “Journal of Clinical Periodontology”.

Durante la investigación se hace referencia a que consumir nitratos a diario puede mantener controlada de forma muy positiva a la gingivitis de carácter crónico. Durante el estudio se contó con la participación de 44 adultos afectos de esta patología oral. Para ofrecer los resultados se valoró el índice gingival, el de nitratos en la saliva y el de placa de O’Leary.

Durante 14 días tomaron zumo de lechuga de forma diaria. Solo 23 participantes ingirieron durante el proceso el zumo de lechuga sin adulterar y con su nivel de nitratos óptimo. El resto de adultos tomaron el zumo de lechuga sin nitratos. Estos últimos se incluyen en el grupo placebo.

Los resultados fueron muy esclarecedores ya que, transcurrido el plazo de 14 días, los adultos que tomaron zumo de lechuga con nitratos cada día dieron como resultado un índice gingival mucho más inferior en comparación con los participantes incluidos en el grupo placebo.

La lechuga exprimida mantiene intactos los nitratos de esta verdura que, según se ha comprobado a través de esta investigación científica, pueden ser perfectos para mantener controlada la gingivitis crónica y evitar que la enfermedad evolucione hasta convertirse en periodontitis y dañar de forma más acusada la salud oral de los pacientes que sufren esta afección.

La dieta siempre se ha asociado con la posibilidad de contar con una salud bucodental mejor, pero ahora existen evidencias claves que lo muestran.