Ventajas de usar carillas dentales

Las carillas dentales pueden funcionar como una importante solución estética ante problemas bucales originados en las piezas dentales. Además, también aportan funcionalidad a la boca en diversos casos. Por ejemplo, para corregir un diastema dental o separación entre dientes, las carillas pueden solucionar el problema a nivel estético y funcional.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son finas láminas de porcelana o composite que se adhieren a la cara externa de los dientes originales para optimizar su apariencia y funcionalidad. Por norma general, el diente natural debe de ser tratado para colocar encima de él la pieza seleccionada. Esto indica que las carillas suelen ser tratamientos irreversibles y es probable que durante los primeros días se sienta un poco de sensibilidad dental, que tiende a desaparecer con el tiempo.

Ventajas de las carillas

Son muchísimas las ventajas del uso de las carillas dentales. En primer lugar, algo muy importante es que se colocan en una única sesión con el odontólogo, por lo que no es necesario realizar demasiadas intervenciones en la clínica dental. Esto es muy importante porque se sale de la consulta con los dientes colocados perfectamente y, estéticamente, es algo bastante importante.

Las carillas dentales aportan a la dentadura un aspecto muy natural. Sobre todo, si se colocan carillas de porcelana que, por el brillo y la textura, pueden pasar perfectamente por dientes originales. Esto es uno de los puntos a favor más importantes de las carillas. Además, suele tratarse de piezas dentales que se toleran muy bien por las encías. Esto ocurre porque están elaboradas con materiales biocompatibles que resisten las manchas y tardan mucho en estropearse.

La estética es una de las principales ventajas del uso de carillas dentales. Tanto las de porcelana como las de resina o composite aportan garantías estéticas insuperables. Con estas finas láminas que se colocan en los dientes originales es posible dar la forma deseada y el tamaño necesario, así como el color óptimo a la dentadura del paciente en cuestión. Está claro que la porcelana es la opción más estética, por su similitud con los dientes reales, pero también son más caras que las carillas de composite, que también ofrecen soluciones estéticas muy buenas.

Las carillas dentales están recomendadas para diversos grupos de pacientes. A veces, las manchas en los dientes son tan excesivas que ni los blanqueamientos dentales más potentes son capaces de eliminarlas. En estos casos, la colocación de carillas suele ser una solución estética muy ventajosa. Además, para solventar pequeños problemas de alineación o desajustes en el tamaño de las piezas dentales también se puede recurrir a estas soluciones.