Tratar las caries dentales reduce el riesgo de neumonía en afectos de párkinson

El párkinson es una patología neurodegenerativa crónica que, en España, afecta a más de 160.000 personas actualmente. La enfermedad en cuestión no resulta extremadamente dañina, pero sí que está asociada al padecimiento de otras patologías que sí que pueden resultar fatales e incluso incrementar la tasa de mortalidad. La neumonía es la afección más temida frente al párkinson, sobre todo si el paciente se encuentra en una fase avanzada de la enfermedad.

Científicos taiwaneses ha realizado un estudio en el que han logrado demostrar que aquellos afectos de párkinson que han llevado a cabo un tratamiento efectivo frente a sus caries dentales u otro tipo de problemas bucales, han disminuido el riesgo a una hospitalización ocasionada por la neumonía. La investigación se ha publicado en la revista “Neuropsychiatric Disease and Treatment”.

Yang-Pei Chang, el director del estudio, ha confirmado que los resultados obtenidos han logrado poner de manifiesto que uno de los factores de riesgo más importantes a la hora de una hospitalización por neumonía en pacientes afectos de párkinson están relacionados con las caries dentales.

Las caries dentales y la neumonía

Es importante tener en cuenta que una buena salud oral, libre de caries dentales y de biofilm bucal, evita la aparición de patógenos respiratorios, y de esta forma disminuye de forma considerable el riesgo de neumonía.

Para ejecutar dicho estudio, los investigadores realizaron un seguimiento controlado de un total de 2.001 pacientes afectos de párkinson durante seis años. Según los datos aportados en la revista, de todos estos afectos el 19 % necesitó un ingreso hospitalario ocasionado por una neumonía.

En cuanto a las condiciones que aumentaron la necesidad de hospitalización de los individuos cabe destacar las enfermedades renales, la insuficiencia cardiaca y las afecciones bucales.

Según la investigación, se ha podido demostrar que aquellos pacientes con párkinson que recibieron tratamientos bucodentales para eliminar las caries o la enfermedad periodontal, tuvieron una incidencia mucho menor frente a la neumonía.

Además, el estudio también ha logrado establecer que la edad de los afectos es un factor de riesgo a tener en cuenta. Sin duda, las personas de mayor edad cuentan con un riesgo aumentado a sufrir neumonía. Tras la finalización del estudio se observó que quienes habían superado los 80 años de edad contaban con una predisposición mayor. Además, la incidencia es más elevada en pacientes varones.

Proteger la salud oral debidamente es primordial para aquellas personas que sufren párkinson, ya que la neumonía es una de las condiciones principales que eleva la mortalidad frente a esta patología.