Tratamientos para solucionar los espacios interdentales

Los espacios interdentales pueden aparecer en la cavidad oral por diversos motivos. Aunque generalmente se deben a una causa hereditaria, también es posible que el problema cuente con otra procedencia. La pérdida de hueso alveolar puede ocasionar una separación dental, que es posible que acarree ciertas consecuencias para la salud oral. Para evitar las afecciones dentales derivadas de estos espacios entre dientes lo más aconsejable es someterse a tratamientos odontológicos óptimos.

Son muchos los tratamientos dentales que pueden solucionar los espacios interdentales. La elección de uno u otro va a depender siempre de la causa que haya provocado esta afección. En odontología se habla de las Tres “R” para este tipo de tratamientos: recolocación, restauración y retirada.

Tratamientos para eliminar espacios interdentales

  1. Recolocación

En el primero de los casos, la recolocación de las piezas dentales es la opción más efectiva y natural siempre que la dentadura esté perfectamente sana. Además, este tratamiento evita tener que limar o pulir el esmalte de los dientes, por lo que conlleva pocos riesgos. La ortodoncia, en cualquiera de sus versiones, es la mejor solución en este tipo de casos.

La ortodoncia ya no es una solución a la que solo se recurre en pacientes infantiles. Las nuevas técnicas en este campo permiten que muchos adultos escojan esta solución dental por su efectividad. Se trata de un tratamiento más largo, ya que puede durar hasta dos años aproximadamente, pero el paciente conservará sus piezas dentales originales, lo que implica que se trate de una solución permanente.

Para tratar los espacios interdentales con ortodoncia es posible recurrir a varias opciones: desde los aparatos removibles o retenedores, hasta la colocación de brackets, pasando por la ortodoncia invisible o la famosa ortodoncia lingual.

  1. Restauración

La restauración a partir de la adhesión dental, coronas o carillas es otro de los tratamientos más demandados para solventar los espacios interdentales. Lo mejor de este tratamiento es que ofrece resultados rápidos y efectivos. Además, cualquiera de estas soluciones también permite mejorar la estética y color de los dientes.

La adhesión dental se basa en aplicar una resina compuesta sobre el esmalte para poder agrandar un poco los dientes y eliminar el espacio. En una única sesión, y sin anestesia, el paciente puede contar con una dentadura sana. El problema es que la duración del tratamiento no es extremadamente amplia y es muy fácil que el material se astille con el paso del tiempo.

Por otra parte, las carillas dentales se han convertido en el tratamiento estrella para eliminar los espacios interdentales, mejorar la estética de la dentadura y solventar algunos problemas de colocación de dientes leves. Al recurrir a materiales como la porcelana, las carillas se manchan mucho menos que las adhesiones. Para colocarlas, el paciente necesitará un par de sesiones en la clínica dental.

Por último, las coronas dentales también proporcionan buenos resultados a nivel estético. El problema de este tipo de soluciones es que requieren que se deba reducir bastante el diente original. Los odontólogos suelen recurrir a este tratamiento cuando los espacios interdentales han sido consecuencia de daños más graves en las piezas dentales. También es necesario acudir en dos ocasiones a la clínica para realizar este tratamiento.

  1. Retirada

La última opción de tratamiento para eliminar los espacios interdentales es la retirada de piezas dentales para ser sustituidas por un implante dental. Por norma general, esta es la solución que menos se usa en este tipo de problemas orales, aunque es efectiva en casos en los que el hueso está gravemente dañado.