Tratamientos para la sensibilidad dental según su origen

La sensibilidad dental o hipersensibilidad Dentinaria se basa en un dolor de dientes agudo y transitorio que se produce, normalmente, por la exposición de la dentina a un medio oral. Normalmente, este dolor suele aparecer tras un estímulo externo, como las bebidas ácidas, frías o calientes. La sensibilidad dental dispone de una elevada prevalencia y es una de las causas de dolor de dientes más comunes que existen. Suele aparecer en personas adultas, aunque debido a los hábitos de vida, es probable que se produzca en pacientes más jóvenes. Evitar el uso de tratamientos de blanqueamiento dental no homologados y sin supervisión del dentista es fundamental para no dañar la dentina.

La sensibilidad dental se suele producir porque la dentina (parte interna del diente) queda expuesta al exterior y pierde sus protecciones habituales. Los túbulos dentinarios que la forman son los encargados de conectar la parte externa de la pieza dental con el sistema nervioso. Por este motivo, cuando la protección desaparece, cualquier estímulo externo hace que se llegue de fácil manera a las terminaciones nerviosas a través de la dentina.

Causas de la sensibilidad dental

La sensibilidad dental puede aparecer por infinidad de motivos. Aunque las causas más comunes están relacionadas con los hábitos diarios y con el estilo de vida de cada persona. Además, la higiene oral tiene mucho que ver con este tipo de problemas dentales, porque si no se realiza correctamente se puede eliminar la protección de la dentina y dejar el diente expuesto a cualquier tipo de medio oral. Entre las causas más frecuentes de sensibilidad dental estarían las siguientes:

– Las bebidas y comidas ácidas en exceso pueden producir erosión dental.

– El bruxismo es una de las principales causas de la sensibilidad dental porque puede desgastar las piezas dentales rápidamente.

– Un cepillado de dientes incorrecto o el uso de una pasta dental demasiado abrasiva puede debilitar el esmalte dental exponiendo a la dentina.

– Algunas patologías comunes pueden crear un entorno ácido en la cavidad oral.

– Algunos tratamientos odontológicos pueden ser la consecuencia de la retracción de las encías.

El dolor de dientes a causa de la sensibilidad dental se puede identificar de forma muy fácil. Esto es así porque suele ser un dolor que se produce en el momento en que la pieza dental afectada entra en contacto con un medio frío, caliente o ácido. Este dolor suele desaparecer en cuanto se termina el contacto que hemos comentado. En el caso de que el dolor continúe por más tiempo será muy importante acudir al dentista para que evalúe las posibles causas de dicho problema dental, puesto que es probable que no se deba a una causa de hipersensibilidad dental.

Tratamientos para la sensibilidad dental

En el caso de que la sensibilidad dental esté ocasionada por alguna caries, lo ideal es colocar una restauración en la clínica dental. Si, por el contrario, la causa fuera la enfermedad de las encías o gingivitis, el dentista tendrá que valorar otras soluciones, como la posibilidad de efectuar una limpieza profesional mucho más minuciosa del área que está afectada.

Si la causa de la sensibilidad es la exposición de la dentina, son muchísimos los tratamientos que se pueden realizar tanto en casa como en la consulta del odontólogo.

Tratamientos en casa:

– Usar un cepillo de dientes de cerdas suaves y una pasta dental suave, poco abrasiva. Hay que cepillar los dientes realizando una técnica de cepillado adecuada, sin excederse.

– El uso de una crema dental apropiada para calmar las terminaciones nerviosas puede ser de gran ayuda.

– El uso de geles y pastas dentífricas a base de nitrato potásico y fluoruro sódico.

– Evitar el consumo indiscriminado de bebidas y alimentos ácidos.

Tratamientos en la clínica dental:

– Sellado de los túbulos dentinarios a través de un tratamiento de nanopartículas de hidroxiapatita.

– Aplicar barniz de flúor en las áreas más sensibles para fortalecer la dentina y el esmalte dental.

– El material de adhesión que se usa para las restauraciones dentales también puede utilizarse para sellar la superficie dental que ha dejado la dentina expuesta al medio oral.

Como vemos, son muchos los tratamientos dentales adecuados para evitar y tratar la sensibilidad dental. No obstante, lo principal es acudir a la consulta del dentista para que el profesional pueda valorar las causas y realizar sus recomendaciones más precisas.