Tipos de prótesis dental ¿Fija o removible?

Las prótesis dentales son elementos odontológicos creados con diversos fines: para sustituir las piezas dentales que falten en la boca del paciente, para cumplir con una función estética en los dientes dañados, y para rehabilitar la sonrisa, de manera eficaz en todos los casos.

Tipos de prótesis dental

En la actualidad existen varios tipos de prótesis dentales. Por un lado están las prótesis dentales fijas y, por otro lado, están las prótesis dentales removibles. Vamos a ver los rasgos y tipos de cada una de ellas, aunque hay que decir que todas las prótesis actuales suelen ser muy resistentes, eficaces en su labor y también óptimas en comodidad para el paciente.

Prótesis dentales fijas

Cuando hablamos de prótesis dentales fijas nos referimos a aquellas que no se pueden retirar fácilmente, sino que permanecen. Uno de sus rasgos es que son dentosoportadas, que es un término que significa que se apoyan de forma completa y única en las piezas dentales.

Las prótesis dentales fijas pueden llegar a ser de diferente estilo, que son las carillas, las coronas dentales y los puentes. Todas ellas tienen en común que tienen una función estética para mejorar la sonrisa del paciente, la gran comodidad que aportan y su efectiva funcionalidad.

-Las coronas dentales: se trata de elementos individuales que se cementan, normalmente sobre la pieza dental, aunque también se pueden cementar encima de un implante. Existen diversos modelos de coronas dentales: la metálica, la de cerámica y la que mezcla metal y cerámica.

-Los puentes: son elementos que sustituyen las piezas dentales, reproduciéndolas de forma perfecta, para que nadie se de cuenta de que no son tus dientes. Además de la función estética, también te aportan nueva funcionalidad para masticar mejor.

-Las carillas dentales: son prótesis dentales fijas que se aplican sobre la cara externa del diente. Se trata de láminas realmente finas que se sujetan fuertemente en la pieza dental. Su función es claramente estética, mejorando muchas alteraciones de los dientes, como las roturas, el color o las separaciones interdentales.

Prótesis dentales removibles

En este caso se trata de prótesis dentales que sí se pueden retirar y poner de manera más sencilla, de modo que el propio paciente puede extraerlas, bien para su comodidad o para hacer que la limpieza dental sea más adecuada.

Podemos encontrar dos grandes grupos de prótesis dentales removibles, dependiendo del material con el que se realicen. Por un lado están las metálicas y, por otro lado, las acrílicas o de resina.